Opinión

  • Federica

    Opinión: Unión Europea carece de moral para sancionar a Venezuela por “crisis humanitaria”

    Los países de la Unión Europea representados por Federica Mogherini, en su carácter de Alta Representante para Asuntos Exteriores y de Seguridad, manifestaron continuar dictando sanciones unilaterales contra el gobierno constitucional de Venezuela, lo cual resulta absurdo, grosero e inmoral; Mogherini solo hace papel de monigote, por mucho que se tongonee igual se le ve el bojote de mentiras y apego a las instrucciones de su jefe imperial, el mismo que da instrucciones a los gobiernos cipayos de Colombia, Perú, Ecuador y Argentina.

  • Sergio Moro

    El justiciero de la derecha

    La confirmación de Sergio Moro como futuro ministro de Seguridad y Justicia de Jair Bolsonaro no sorprende a nadie. No obstante, cristaliza el rol del poder judicial y los poderes fácticos en el proceso de erosión institucional que sufre Brasil. Fue clave para la llegada de la ultraderecha al poder.

  • Foto: Referencial

    María Corina y su decálogo fascista

    La derecha nunca deja de sorprender. Siempre se superan en torpezas y mamarrachadas, muchas de las cuales lo que han generado es la inmensa estampida de la masa opositora. Bien lejos y a buen resguardo de la irresponsable histeria que desata la extrema derecha venezolana.

  • Foto: Cortesía

    Chavistamente: Permisito, perdón

    Mientras un tipo como Bolsonaro vomita un discurso violento, abiertamente, mientras más violento y más brutal, mejor; mientras amenaza con perseguir a os Sin Techo, a los Sin Tierra, es decir a los pobres, mientras le dice a una mujer que es tan fea que no merece ni ser violada, mientras afirma que los negros no sirven ni para reproducirse, mientras glorifica la dictadura militar y sus métodos de tortura, la izquierda progre lo enfrenta como pidiendo permisito, como pidiendo perdón…

  • Maduro-Bolsonaro

    Maduro o Bolsonaro, socialismo o barbarie

    Con más del 55,1 % de los votos escrutados el candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro ganó las elecciones presidenciales en Brasil, derrotando al candidato del Partido de los Trabajadores Fernando Haddad quien obtuvo el 44,9 %. Con este triunfo la ultraderecha consolida el poder político en Brasil, luego de la destitución de Dilma Rousseff en 2016 y el encarcelamiento del expresidente Lula Da Silva en abril del año en curso.

  • Foto: Referencial

    Por las malas y sin taima contra los delincuentes del PVP

    Para nadie es un secreto el barranco económico por el que atravesamos en este instante, quienes dependemos exclusivamente de un salario. Al demonio mismo fueron enviados los precios acordados entre el Gobierno nacional y los empresarios, en rubros de primerísima necesidad. “Eso era de esperarse”, me dijo Warao Ildegar. “Siempre lo hacen. ¿Por qué iba a ser diferente?”, agregó. “Claro, pero ahora sí hay una gran diferencia”, le contesté. “La diferencia”, argumenté, “es que ahora esos precios fueron acordados de manera pública y todo el país vio el acto en vivo y directo”.

  • JAUA

    El pueblo tiene derechos

    El modelo económico imperante en Venezuela es el capitalismo, así lo diagnosticó el Comandante Hugo Chávez en la presentación del Plan de la Patria del año 2012, con claridad y contundencia:

  • Brasil

    OPINIÓN: Con Bolsonaro, Brasil no se parecería a Venezuela sino a Colombia

    Contra cualquier pronóstico, Jair Bolsonaro, candidato que se asume como racista, homófobo, misógino, militarista, fascista y con un odio de clase que no lo frena al arremeter contra las y los pobres, casi logra más del 50% de los votos requeridos para pasar de manera directa a la Presidencia de la República.

  • Foto: Referencial

    Clase obrera, economía comunal y Socialismo

    Hace pocos días recordamos el discurso del Comandante Supremo Hugo Chávez conocido como “Golpe de Timón”, pronunciado el 20 de octubre del año 2012, pocos días después del resonante triunfo en las elecciones del 7 de octubre de ese año.

  • Trump

    El asesinato de Jamal Khashoggi, la doble moral Occidental

    Con manos de seda. Con una vergonzosa tolerancia y permisividad. Así de sorprendente es el oprobioso Imperio norteamericano a la hora de aplicar su manual de doble moralidad, lleno de descarada impudicia para juzgar implacablemente a unos y perdonar magnánimamente a otros.