Opinión

  • Violentos

    La falacia ucraniana (La importación de la violencia)

    Que decepción con esta derecha golpista que ni siquiera puede montar una sublevación violenta con absoluta originalidad y creatividad. Muy por el contrario,en vez de ser unos golpistas serios, se han conformado con ser unos mamarrachos copiones, tratando de emular recetas y artimañas utilizadas en otros lares. Primero aplicaron íntegras todas las instrucciones del manual de golpes suaves de Gene Sharp (198 estrategias para una revolución no violenta). Fracasaron

  • Foto: Archivo

    La constituyente y la nada

    Por: @CesarTrompiz La única propuesta política, auténticamente política, que hay en el país es la constituyente: “hablando se entiende la gente”. Lo otro que hay en la escena es un grupo terrorista que quiere sacar al presidente Nicolás Maduro Moros y a todo el chavismo del poder sin ningún tipo de procedimiento legal ni constitucional, […]

  • Foto: @SFNoticias891

    234 años después, de cara al 30 de Julio

    234 años después de su nacimiento; tal vez más que en cualquier otro momento necesitamos de su presencia, de su ejemplo paradigmático y, fundamentalmente, de sus ideas.

  • Foto: Archivo

    COLUMNA DEBATE / Un compromiso de todos

    Los enemigos de la paz han intentado por medio de la agenda terrorista golpear nuestro camino democrático, esta semana arreciarán en sus intenciones por detener el proceso electoral para elegir a los Constituyentistas que se encargarán de representarnos a todas y todos los Venezolanos en una amplia mesa de diálogo donde por cierto no quedará por fuera del debate todas las atrocidades que han ejecutado con alevosía en contra del Pueblo, pagarán sus crímenes y el peso de la ley recaerá sobre su equivocado proceder.

  • helicoptero

    Venezuela, la batalla de la narrativa

    Como antes en Colombia, Afganistán, Irak, Libia, Ucrania y Siria, el terrorismo está ganando parcialmente la guerra en Venezuela. El terrorismo no es un adversario, sino tan sólo una forma de violencia política que, en ocasiones, como sucede actualmente en Venezuela, sirve para edificar la arquitectura de una intervención militar extranjera directa bajo fachada humanitaria. […]

  • Foto: Referencial

    Compromiso dominical: Las dos grandes razones para salir a votar el próximo domingo (+Díaz Rangel)

    El próximo domingo los venezolanos tenemos un doble compromiso a propósito de la elección de los diputados a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). El primero y más elemental es votar.

  • Foto: Cortesía Elías Jaua

    Yo sí voy a votar

    El mundo está al revés, razón tenía Eduardo Galeano, ahora el gobierno de Donald Trump amenaza a Venezuela porque vamos a votar el 30 de julio de este 2017 y la mal llamada Mesa de la Unidad Democrática, que ni es unitaria y mucho menos democrática, tranca el libre tránsito, destruye y quema la propiedad pública y privada para evitar que la supuesta dictadura comunista, contra la que dicen luchar, no realice elecciones universales, directas y secretas en esa fecha.

  • Foto: Cortesía ÚN

    Gracias al plebiscito

    El chavismo funciona mejor bajo presión, y lo estimula más la competencia que el arte solitario o el boxeo de sombra. Las fintas frente al espejo no lo seducen.

  • Foto: Con el Mazo Dando

    Chavistamente: ¡Oootra vez el chavismo!

    Ellos tenían todo preparado, como preparan las cosas ellos: mucho marketing, mucho cartelito diseñadito con sus frases cursis y melodramáticas, con ese eterno llamado “de ahora si es verdad”, con sus cadenas de whatsapp, con sus señoras “manetas” con gorritas tricolor y koalas, siempre voluntarias para alimentar guarimberos, para cerrar calles sin gente, para servir como falsos miembros de mesa electoral…

  • Foto: Archivo

    En honor a la verdad

    Me imagino que los mandamientos de la Ley de Dios que aprendimos desdeque nos prepararon para recibir la Primera Comunión, están en desuso porque más de uno de los que se encargaban de impartir esas enseñanzas ahora no tienen ningún empacho en mentir y en bendecir a los encapuchados que participan en marchas violentas de la oposición; marcha donde algunos están contratados para, entre otras barbaridades, rociar con gasolina a un hermano y lanzarle un fósforo encendido para verlo correr y dar alaridos de dolor; mientras muchos espectadores se dedican a grabar la dantesca escena.