Roberto Hernández Montoya

  • Foto: Archivo

    ¡Por el perro!

    ¡Por el perro! fue una interjección que Sócrates usaba. Los eruditos no saben qué significa, mucho menos yo. Si sabes algo, avisa. Pero cuando Perro Pablo Kuczyński se admite can, la exclamación se termina entendiendo. Hasta yo.

  • Foto: Archivo

    Dirigencia idiota

    La idiotez no se entiende pero da risa. El humorismo está lleno de idiotez divertida, fantoches, Sancho Panza, que a menudo son más inteligentes que la petulancia.

  • Roberto Hernández Montoya

    Se destruyen países a domicilio

    Había una vez un luchador libre apodado El Médico Asesino, que en lugar de atender la salud de sus contrincantes, la dañaba. Debe haber sido o de la CIA o del Pentágono o de los dos porque eso es lo que estos hacen.

  • RHM

    Marrón

    En Venezuela llamamos marrón al billete de 100. En el dialecto del castellano de España, marrón significa “situación u obligación molesta, desagradable o embarazosa” (Drae).

  • Foto: Archivo

    Complejidad

    Con Trump triunfó la complejidad. Entre otras cosas, digo, porque trato de no ser simplista como tanto reduccionista. Luis Buñuel decía que en su juventud el mal eran el clero, el ejército, la burguesía y el bien la clase obrera, lo bello, el anarquismo, el comunismo.

  • Foto: Archivo

    Odio puro

    El fascismo es odio en estado puro, sin fisuras, sin matices, sin límites, sin remordimientos. Un monolito.

  • Foto: Archivo

    Enredadera

    Ningún escrito está aislado. Forma una red con otros textos por mutuas referencias y, andando, con todos los mensajes de todo el mundo y de toda época. Es como las palabras, que tienen que estar entrelazadas para que se entiendan, porque toda palabra les habla a todas.

  • Foto: Archivo

    El terror y la paz

    Pido perdón por comenzar con un cuento de terror. En un pueblo vagabundea una mañana una camioneta virginalmente blanca y nueva. Todo el mundo sabe que anuncia la muerte de nadie sabe quién. Se espera que ya estos terrores no pasen más en Colombia con el acuerdo de paz. Porque paz no es solo ausencia de violencia, sino también de terror, que también es violencia.

  • Foto: Archivo

    Cumbres y abismos

    Las cumbres son parajes curiosos. Cuentan con una alta jerarquía política, simbólica, económica, pero en ellas se suele dilapidar el tiempo de un modo egregio.

  • Foto: Archivo

    Me da la gana

    Francisco Franco era Caudillo de España «por la gracia de Dios» y solo era responsable ante Dios y ante la historia. Cual Rey de España. Cual sátrapa persa, cual monarca absoluto, cual Luis XIV: «El Estado soy yo».