Antonia Muñoz

  • Foto: Archivo

    La oposición y el imperio no cambiaran sus objetivos

    No está demás hacer un poco de historia para refrescar la memoria, de manera que no dudemos que la oposición siempre ha tenido la misma actitud ante el gobierno chavista, comenzando por la satanización y la campaña de descrédito contra el Comandante Chávez durante la campaña electoral de 1998.

  • Antonia Muñoz

    Hay que frenar el incremento usurero de los precios (II)

    En relación a este tema por demás trillado, a manera de introducción, hacemos algunas consideraciones, observaciones o preguntas para el cual no tenemos convincentes respuestas.

  • Antonia Muñoz

    Hay que frenar el incremento usurero de los precios (I)

    Ciertamente algo tenemos que hacer para frenar el incremento grosero e injustificado de los precios de muchos bienes de consumo masivo, cuyos costos de producción no guardan relación con los precios finales a los cuales dichos bienes les llegan al consumidor. Entendemos perfectamente que hay que producir más y en forma más eficiente.

  • Foto: Archivo

    ¿Diálogo de sordos?

    A veces para no ser mal interpretados decidimos no insistir en ciertas actitudes que nos parecen preocupantes, por decir lo menos.

  • Foto: Archivo

    “Por el engaño se nos ha dominado más que por la fuerza ”

    Fueron muchas las enseñanzas que nos dejó Bolívar en su gran discurso de Angostura pronunciado el 15 de febrero de 1819. Hay sentencias en ese discurso que tienen tanta vigencia hoy día que pareciera que Simón Bolívar realmente viajó por entre las edades, y hoy está entre nosotros con sus advertencias.

  • Antonia Muñoz

    ¿El poder para qué?

    Las y los chavistas de convicción, de corazón y de acción, además de revolucionarias y revolucionarios, somos, entre otras cosas; antiimperialistas y cristianos. Como cristianas y cristianos estamos llamados a “amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos”.

  • Algunas recomendaciones estructurales (y III)

    Durante la campaña presidencial de 1998, todas las encuestas nacionales y regionales señalaban que en Venezuela la INSEGURIDAD y el DESEMPLEO eran los dos problemas más acuciantes. Adicionalmente, la mayoría de los análisis políticos de esos años señalaban a la POBREZA en la cual estaba sumido el país, como una de las causas de la INSEGURIDAD. Sin embargo, el paso del tiempo demostró que esa era sólo parte la verdad. Como sabemos, nuestro Gobierno Bolivariano puso gran énfasis en el área social hasta llegar a invertir en ese sector entre 61 y 63 % del ingreso anual del país para enfrentar la pobreza. Sin embargo, tenemos la hipótesis que con la innegable atención al área social; también se estaba apuntando contra la inseguridad, porque se partió de la premisa que la pobreza material en la cual el Presidente Chávez encontró sumida a un amplio porcentaje de la población del país era el origen del alto nivel de inseguridad. De haber existido una directa relación causa- efecto, la inseguridad debía haber disminuido en la medida que lo hacía la pobreza.

  • Foto: Archivo

    Algunas recomendaciones estructurales (II)

    Como lo prometido es deuda, hoy insistimos en abordar el origen estructural de algunos problemas que confronta nuestro país. Aunque resulte repetitivo, hoy nuevamente nos permitimos recordar que un problema estructural y permanente de Venezuela es el acecho del imperio norteamericano y sus cómplices nacionales e internacionales que trabajan sin descanso para derrocar al gobierno bolivariano y lograr que la MUD acceda al poder Ejecutivo y le abra las puertas del país para saquear nuestras riquezas.

  • Foto: Archivo

    SOS: Que alguien pare el asalto con los Aba

    Hoy insistimos en llamar la atención al Estado venezolano sobre un hecho muy escandaloso, pero que no parece inmutar a quienes tienen la obligación de poner orden en el precio de bienes de consumo como son los Alimentos Balanceados para Animales (ABA).

  • Foto: Archivo

    Ser fiel en la prosperidad y en la adversidad

    Como parte del rito del matrimonio, el sacerdote invita a la pareja a que declare su consentimiento. En su oportunidad cada quien dice: como mi esposo o como mi esposa prometo serte fiel en lo próspero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad; amarte y respetarte todos los días de mi vida.