Antonia Muñoz

  • Foto: Referencial

    Es necesario cambiar el estilo de hacer las cosas

    Pareciera que lo normal en nuestro país es esperar que la sangre llegue al rio para actuar de la manera menos esperada o más estrambótica para formar un revuelo, que dicho sea de paso, produce efectos negativos. Por otra parte, además de no resolverse el problema en cuestión, los principales responsables quedan encubiertos.

  • Foto: Archivo

    ¿Nos derrotará la convivencia?

    Ante la desaparición física del Presidente Chávez el 5 de marzo de 2013, la oposición y sus jefes del norte consideraron que las condiciones estaban dadas para lograr los objetivos que no pudieron obtener con el paro patronal del 2001, ni con el golpe de Estado de abril del 2002, ni con el paro petrolero de diciembre del 2002, ni con el Referéndum Revocatorio del 2004, ni con la reelección del 07 de octubre del 2012, ni con la salida del 2014

  • Foto: Archivo

    “Escribe que algo queda”

    Este mensaje antecedía las columnas semanales que escribía Kotepa Delgado en el diario El Nacional. Fuimos asiduos lectores de Kotepa y también de Earle.

  • Foto: Archivo

    El problema es ético, moral y espiritual

    En el Objetivo Histórico Nº II del PLAN DE LA PATRIA, el Presidente Chávez nos plantea que para “CONTINUAR CONSTRUYENDO EL SOCIALISMO BOLIVARIANO……” , es necesario trabajar en función del logro a corto, mediano y largo plazo de 5 Objetivos Nacionales con sus respectivos objetivos estratégicos y generales.

  • El precio de los alimentos: el mayor dolor de cabeza

    Independientemente que tengamos otros problemas, la mayoría de la gente siente que el más urgente a resolver es el de los precios de los bienes, muy especialmente alimentos y medicinas. Además, se debe tener presente que algunos personeros, tanto del sector oficial como del privado, complican aún más la situación porque se empeñan en violar las leyes con la confianza de quien sabe que la justicia no lo alcanzará; bien sea porque cuentan con amigos que lo protegen o porque tienen dinero suficiente para sobornar a cualquier funcionario investido de autoridad que se atraviese en su camino.

  • Antonia Muñoz

    Los precios sin gobierno y el Clap alcanza para una semana

    En mi Barlovento querido, cuando alguien se porta mal de forma manifiesta, no le hace caso a nadie, o no hay quien lo discipline; decimos de él o élla: ESE O ESA NO TIENE REMEDIO O NO TIENE GOBIERNO. En este contexto lo aplicamos a una economía enloquecida y por lo tanto necesitada de disciplina urgente, porque ya no sabemos que hacer y por eso resultamos repetitivo.

  • Foto: Archivo

    La inflación: El problema inmediato y urgente a vencer

    La INFLACIÓN, es sin ninguna duda el problema que en este momento más acogota a la sociedad venezolana, porque cada día toca con más inclemencia el bolsillo de todos y todas. Esta afirmación no significa desconocer el impacto de la INSEGURIDAD la cual tiene que ver con la vida misma. Tampoco  le quitamos valor a […]

  • Antonia Muñoz

    ¿Precios liberados, controlados o justos?

    “Antes existía un 30% de maíz LIBERADO, ahora el 100% será CONTROLADO y esto lo que hace es acabar con la producción nacional. Ahora los venezolanos estaremos totalmente sometidos a las importaciones”.

  • Foto: Archivo

    ¡Por favor, enseriemos la política!

    En la política criolla ya está agotada la capacidad de asombro. La verdad, no se sabe hasta dónde llegaremos. Lo último que se le ocurrió a la oposición fue insistir en la declaratoria de abandono del cargo del Presidente de la República, Nicolás Maduro.

  • Foto: Archivo

    Costo de producción, ganancia y precio justo

    Nada de lo que hoy diremos es nuevo, y hasta nos arriesgamos a que nos califiquen de repetitivos. Sin embargo, los dichos son sabios y por eso creemos que “quien persevera vence”. Alguien pudiera considerar que por no ser expertos en el área económica vemos la situación muy fácil. En ese caso, si alguien conoce alguna fórmula que funcione en la práctica, sería excelente idea que la compartiera porque es urgente conseguir alguna salida que permita frenar la frustración que produce el hecho que cada quien quiera vender al precio que le plazca. Es nuestra opinión que la forma más expedita y razonable de establecer el precio justo de un bien o servicio, sería determinar cuánto cuesta producirlo y cuál debe ser la ganancia justa y legal que debe percibir quien lo produce. Cada eslabón de la cadena no puede pretender tener una ganancia del 30%. El Estado venezolano debe hacer hasta lo imposible para no permitir ganancias usureras o especulativas a través de una oportuna y profusa información de la colectividad, favoreciendo la concientización y organización del pueblo para boicotear a quienes pretenden enriquecerse con el empobrecimiento colectivo.