Antonia Muñoz / Opinión

5.Jul.2017 / 04:50 pm / Haga un comentario

Habría que ser ciego o desinformado para no reconocer que la especulación en el país es generalizada, descarada y hasta retadora de las leyes vigentes. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), aprobada el 15 de diciembre de 1999, en su capítulo VII, de los Derechos Económicos, artículo 114, establece lo siguiente: “Los ilícitos económicos, la especulación, el acaparamiento, la usura, la cartelización y otros delitos conexos, serán penados severamente de acuerdo con la ley”. Si alguien se pregunta ¿Cuál ley? Pues la Ley de Precios Justos, publicada en Gaceta Oficial Nº 40.340 del 23 de enero de 2014, y modificada en noviembre de 2015, según Gaceta Oficial Nº 40.787.

El artículo 49 de la precitada ley está referido a las medidas sancionatorias contra las y los que incurran en ESPECULACIÓN y reza lo siguiente: “Quien compre o enajene bienes, productos o presten servicios con fines de lucro a precios o márgenes de ganancia o de intermediación superiores a los establecidos por la SUNDDE  por regulación directa conforme a los lineamientos del Ejecutivo Nacional o aquellos marcados por el productor, importador, serán sancionados con PRISIÓN  de ocho (8) a diez  (10) años”. Igualmente, serán sancionados con OCUPACIÓN TEMPORAL… hasta por 180 días, más MULTA de un mil (1000) a cincuenta mil (50.000) Unidades Tributarias…La reincidencia en la infracción establecida en el presente artículo será sancionada con la clausura de los almacenes, depósitos o establecimiento del sujeto infractor, así como la suspensión del RUPDAE,…Existe una ley…el problema es la casi absoluta y desafiante IMPUNIDAD.

Si los organismos competentes cumplieran con su obligación de sincerar los costos de producción y fijar las ganancias lícitas y razonables, caerían en cuenta que muchos productores de proteína animal se ven forzados a comprar a precios especulativos los Alimentos Balanceados necesarios para producir huevos, carne de pollo, carne de cerdo y leche, principalmente. Considerando que el costo del  ABA representa entre 70 y 80 % de los costos totales de producción, es fácil entender el aumento de precios de estas proteínas animales  tan necesarias en la dieta de los venezolanos. El maíz amarillo  como fuente de energía representa aproximadamente  45 a 70 % en la composición de la fórmula; y en la cosecha de 2016 éste se pagó a los agricultores a Bs.200/kg. En mayo de 2017 el  maíz amarillo importado se cotizó a  1,585 Bs/kg. En los ABA, la harina de soya representa aproximadamente entre 20 y 45 %  y el precio de la harina de esta leguminosa en el puerto de importación en mayo de 2017 fue de 3,41 Bs./kg.

Con base a lo anterior, la fuente de carbohidratos (maíz, arroz o sorgo) y la de proteína (soya o harina de carne) representan entre 90 y 95% del total.  Los macro y micro minerales, los aminoácidos esenciales, las grasas, provitaminas y promotores del crecimiento, representan entre  5 y 10 % de la fórmula. Conociendo los precios de las fuentes energéticas y proteicas de los ABA, cuesta creer que los componentes minoritarios sean los responsables de los groseros precios de los Alimentos Balanceados para Animales. Sin embargo, algunos agroindustriales del ramo informan que para la adquisición de los aminoácidos esenciales (Lisina, metionina y treonina) no se asignan dólares preferenciales, por lo que tienen que ser  adquiridos con dólares paralelos.

Con el debido respeto por quienes dirigen la política económica del país, pero  por amor a Dios, a la Revolución y a la Patria toda, una vez más le imploramos rectificación. También le aconsejamos pensar en la utilidad de la crítica y le recomendamos escuchar a los demás y valorar la necesidad de hacerse la siguiente pregunta  ¿Y si el otro o la otra tienen razón? ¿Para qué se aumenta tantas veces el salario mínimo sin sincerar los costos de producción ni parar los incrementos compulsivos y groseros de los bienes de consumo? El descaro e irrespeto a la inteligencia es tal, que también permiten que se venda lícitamente a precios inalcanzables los bienes que se importan terminados o se producen con materia prima adquirida con dólar preferencial?

Finalmente, por favor, revisen los incrementos que han sufrido los precios de los ABA entre el primer trimestre de 2014 y junio de 2017. Verán que en la primera fecha un saco de 40 kg de ABA costaba alrededor de Bs. 400, en junio de 2017 todos superan los  Bs. 50.000. ¡Pueden estar seguros que este terrorismo económico es el peor de todos¡ También pueden estar seguros que en este terrorismo económico, la corrupción de algunos funcionarios y particulares tiene el brazo metido hasta el hombro. REVISIÓN, RECTIFICACIÓN Y REIMPULSO URGENTE. ¡CHÁVEZ VIVE. LA LUCHA POR LA PATRIA HONESTA, SOBERANA Y JUSTA SIGUE!

Guanare, miércoles 5 de julio de 2017.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve