Antonia Muñoz / Opinión

24.May.2017 / 01:50 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Cuando hablamos de crimen estamos hablando de los producidos por la violencia física y verbal que ha desatado la oposición para salir como sea del Gobierno Bolivariano. Esta violencia se manifiesta de diferentes formas en las marchas que organizan. Por una parte, violan desde la más elemental norma de convivencia pacífica, pasando por destruir todo lo que encuentran a su paso, hasta llegar a la acción inusitada de quemar a un ser humano por considerarlo adversario. Por otra parte, bajo el grito de guerra: “resistencia por la libertad”, irrespetan y agreden de la forma más inimaginable a quienes tienen la función de mantener el orden y velar por la vida y los bienes públicos y privados. Como la ética parece haber desaparecido de la política, la oposición responsabiliza al gobierno por todos sus desafueros. Es el mundo al revés de Galeano, pero parece que es el mundo que tenemos.

Pareciera que el diablo se soltó en Venezuela y se apoderó del alma de algunas y algunos políticos. Porque son cosas del maligno caerle en cayapa a un prójimo y luego rociarlo de gasolina y prenderle candela para convertirlo en una tea humana. ¡Qué dolor nos produjo a casi todos esa escena tan dantesca. Nunca creímos que veríamos tal horror en nuestra Venezuela, donde apenas somos un poco más de 30 millones, con tantos recursos materiales y humanos valiosos. ¿Dónde, cuándo y por qué perdimos el rumbo? El asedio, el vandalismo y  el estado de sitio en el que han mantenido a  los altos mirandinos es increíble. Quemar en Bolívar 53 autobuses que son para el servicio del pueblo no tiene ninguna explicación. En fín, no debemos cansarnos de pensar en salidas que desaceleren la espiral de violencia que estamos viviendo. A quienes estamos gobernando nos corresponde la mayor responsabilidad en el esfuerzo por buscar la paz.

Sin embargo, también calificamos de crimen, a la especulación voraz que tiene tiempo haciendo daño a nuestra economía, muy especialmente con los productos de primera necesidad; lo cual ocurre  ante la pasividad o inacción de quienes deberían tomar acciones drásticas como lo establece el artículo 114 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la Ley de Precio Justo que de ella se desprende. Hasta comprar gas se ha convertido en una agonía y algunos de los responsables de prestar el servicio, cobran por debajo de la mesa  lo que les viene en gana. Los usuarios se someten a la agresión porque sus quejas caen en el vacío. En todo caso, sería mejor que se sincerara el precio del gas ¡¡Todo lo descrito se va cargando al débito del gobierno!! La recomendación es no desatender la especulación ni la usura que son dos de los componentes de la temible inflación que devora cualquier salario ¿Se necesitará hacer un postgrado en La Nasa para entender esta simpleza?

El encarecimiento de los precios de los huevos, carne de pollo y de cerdo, se debe principalmente a la especulación con los precios de los ABA ¿Por qué en este momento una agroindustria, máxime si pertenece al Estado, vende a Bs. 50-53.000 un saco de 35 Kg de ABA para cerdos de engorde (alto contenido de carbohidrato, bajo contenido de proteína como harina de soya)? Lo anterior significa Bs 1200/kg. Los principales componentes de ese ABA  son: aproximadamente 65 % de maíz venezolano a Bs. 200/kg o importado  a Bs 2/kg (no incluye transporte marítimo, ni terrestre, ni tampoco gastos aduanales). Generalmente también le agregan afrechillo de trigo y pulitura de arroz que son aún más baratos que el maiz. Como los cerdos ya no están en crecimiento, el % de proteína no es superior a 12%, por lo que el contenido de harina de soya es pequeño. De todas maneras,  el precio de un kilo de harina de soya en el exterior es de Bs.4.  Sin embargo, esta semana un agroindustrial de Cagua la ofertó a un productor a Bs  3.000/kg. En enero de este año, un productor avícola del estado Portuguesa nos informó que el precio era 1200/kg. ¿Por qué no se atreven a sincerar las estructuras de costos, partiendo de los precios reales de la materia prima nacional e importada? Sería bien interesante saber a cuál nivel de la cadena se produce mayor robo al pueblo!!

Otro caso es el de la harina precocida preparada con maíz blanco. La estructura de costo con maíz blanco a Bs. 200 el Kg, incluyendo el incremento de sueldo del 1º de mayo de 2017, nos informa que 1kg de harina no debería pasar de Bs.700. El 18 de enero del presente año la SUNDDE estableció el precio justo en Bs. 639. Desde marzo ya comenzó a verse en el mercado una harina a Bs. 560. En seguida apareció la de Bs. 840. Y hace unas dos a tres semanas apareció a Bs. 2400. ¿Quién autorizó estos incrementos si se compró maíz a Bs. 200 y ya en mayo 2017 llegó el primer barco de maíz importado  a Bs. 2/kg.? Insistimos que estos delitos no deben continuar impune. Que nos perdonen los funcionarios sensibles que ante las críticas fallas del tamaño de un templo siempre caen en la tentación de la descalificación frontal o soterrada contra quienes abordan estos temas descarnadamente.

En relación a lo anterior aclaramos que estas denuncias no se plantean “para hacerle el  juego a la oposición”; sino porque tenemos como principio llamar “a lo bueno, bueno y a lo malo, malo”. Quienes les hacen el juego a la oposición son quienes permiten que unos pocos se enriquezcan a costa del empobrecimiento de las grandes mayorías. Con José Gervasio Artigas les decimos  que “con la verdad ni ofendemos ni tememos”. A los gobernantes hipersensibles también le recordamos con palabras de Bolívar que “Quien gobierna debe oír aunque sean las mas duras verdades y después de oídas debe aprovecharse de ellas para corregir los males que produzcan los errores” ¡¡CHAVEZ VIVE. LA LUCHA POR LA PATRIA HONESTA, SOBERANA Y JUTA SIGUE!!

Guanare, miércoles 24 de mayo de 2017.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve