Elías Jaua / Opinión

19.Jun.2016 / 09:48 am / Haga un comentario

Simón Bolívar .

Simón Bolívar, Padre de la Patria Grande, exclaman en formación los soldados y soldadas de Venezuela. A nosotros los venezolanos y las venezolanas, que sentimos en el alma la herencia histórica que nos legó Bolívar, nos obliga la gloria de nuestro Libertador, esa que invocaron en poemas los grandes literatos de nuestra América, como el guatemalteco  Miguel Ángel Asturias en su “Credo”:

Creo en la libertad, Madre de América,

Creadora de mares dulces en la tierra,

Y en Bolívar, su hijo, Señor nuestro

Que nació en Venezuela.

Así de grande lo invocan los poetas, y es que fue grande nuestro Padre Bolívar y por eso estamos obligados a ser grandes los padres que nacimos en Venezuela y formar a nuestros hijos e hijas en la hermosa historia que nos pertenece, ser un pueblo de libertadores y libertadoras.

Decimos esto, porque duele saber que nacidos en esta tierra de gracia, hoy le niegan a Bolívar el carácter de Padre de nuestra  Patria y reniegan de la doctrina bolivariana que hoy sustenta nuestra República y a nuestra digna institución militar. Por eso los padres que nos sentimos profundamente orgullosos de ser bolivarianos, debemos hacer mayores esfuerzos para seguir cultivando en los niños, niñas y jóvenes el amor por el gigante que nos dio Patria, Bolívar, como nos enseñó nuestro Comandante Chávez. Como cantó la poetisa uruguaya Juana de Ibarbourou, en su “Himno a Bolívar”:

                                                                                     A Bolívar habría que cantarle

con la garganta de los vientos

y el pecho del mar.

 Ese espíritu bolivariano que recorre hoy con fuerza nuestra América, como ha quedado demostrado en estos días de agresión imperial contra Venezuela, nos ha cubierto de amor y protección en nuestra lucha por seguir viviendo en paz y con Independencia.

Sirva estas letras de homenaje a los padres venezolanos, a mi padre, que ya no está entre nosotros, pero me enseñó a ser bolivariano y a ser de una sola línea, de una sola cara, en la vida; a los padres de los revolucionarios y revolucionarias de esta hora, en este continente, Fidel y Chávez, cuya mayor enseñanza es que nuestros pueblos si pueden atreverse a ser soberanos y a construir una sociedad de iguales, el Socialismo. Feliz día.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve