Noticias

15.Abr.2015 / 09:47 am / Haga un comentario

Imagen de previsualización de YouTube

El compromiso de lucha de José Luis Ponce y Rosiris Reyes, asesinados por un grupo fascista que atacó el urbanismo La Limonera el 15 de abril de 2013, sigue presente en el pueblo venezolano, expresó este martes la primera combatiente, Cilia Flores.

El asesinato de ambos y de otros nueve venezolanos se inscribe en la ola de violencia que desató la derecha luego de las elecciones del 14 de abril, en las que resultó derrotado Henrique Capriles. Él, luego de saber que había resultado derrotado por segunda vez en un comicio presidencial, llamó a los sectores opositores a “descargar su arrechera” tras desconocer los resultados.

Ese llamado se tradujo en ataques vandálicos, asedios y disparos contra centros de salud públicos, abastos de la red pública de distribución de alimentos, medios de comunicación del Estado y comunitarios, así como el hostigamiento selectivo a hogares de dirigentes políticos y populares.

“A ellos (la derecha) no les importó el pueblo, ellos no están convencido de que es el pueblo que está mandando. Fíjate que pasa esto el 14 de abril porque el pueblo elije al Presidente Nicolás Maduro”, dijo Flores en el segmento “La Revolución es Ley: Pueblo Legislador”, en el programa semanal En Contacto Con Maduro.

Flores, en conversación con familiares de Ponce y Reyes, refirió que la actitud fascista de sectores de la derecha se avivó al pensar que la Revolución Bolivariana había llegado a su fin.

“Ellos pensaron que con la partida física del comandante Chávez podían venir y arremeter contra el pueblo y veían imposible que continuara la revolución. Para sorpresa de ellos, el pueblo sale en medio del dolor por la pérdida del comandante Chávez y escoge a su hijo Nicolás Maduro”, dijo la primera combatiente.

La ola de violencia incluyó el asedio del Centro de Diagnóstico Integral (CDI), ubicado en el sector Piedra Azul en Baruta, situación que alertó a Reyes y a Ponce, quienes se acercaron al centro asistencial justamente cuando regresaban de la proclamación de Maduro como presidente, el 15 de abril.

Luego que la situación fue controlada por la Guardia Nacional Bolivariana, Reyes y Ponce deciden seguir hacia el urbanismo La Limonera, construido por la Gran Misión Vivienda Venezuela. Sin embargo, en el sector Triángulo de Monterrey, cercano al conjunto residencial, un grupo de personas les disparó.

Ponce murió en el lugar, mientras que Reyes fue trasladada al hospital Domingo Luciani, en El Llanito. Allí le dan cuatro paros respiratorios y muere el día 17 de abril, relató su hija a Flores.

Tanto Ponce como Reyes “defendieron con su vida los logros de la revolución. Defendieron el derecho a la salud, la vivienda, de la alimentación y la educación”, expresó Flores, quien reafirmó el compromiso del Ejecutivo en la aplicación de justicia ante estos asesinatos.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve