Noticias

10.Mar.2015 / 07:46 am / Haga un comentario

Foto: Prensa Presidencial

El presidente de la República, Nicolás Maduro, manifestó este lunes que fue el pueblo venezolano en la calle, movilizado con conciencia, que logró neutralizar la cadena de eventos activados por la derecha imperial desde finales de 2014 para tratar de generar un caos en el país y justificar una intervención internacional.

“El pueblo en la calle cortó en la cadena de eventos, el intento de hacer un 11 de abril (de 2002), como estaba planificado”, expresó el mandatario en cadena nacional de radio y televisión, desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, donde se encuentra acompañado por el gabinete de Gobierno.

El Presidente explicó que una vez descifrada la cadena de eventos planificados desde la Casa Blanca para tratar de derrocar el gobierno legítimo de Venezuela, “el pueblo salió a la calle a garantizar la paz. Hemos hecho movilizaciones de miles y miles de trabajadores, de mujeres, de juventud”.

Manifestó que desde hace dos años, tras la partida física del comandante Hugo Chávez, el pueblo venezolano ha enfrentado y superado pruebas que ha impuesto la derecha imperial estadounidense, gracias a la inmensa voluntad pacífica que prevalece en el país.

Explicó que “desde que partió nuestro comandante Chávez hasta nuestros días, enfrentamos, primero la partida y despedida, con las lágrimas de dolor auténticas, de nuestro comandante fundador; luego la campaña electoral que pretendieron convertir en un hecho insurreccional, en abril de 2013, con una guerra psicológica, (para hacer irrespetar) el resultado electoral (…) las dos pruebas las superamos con entereza, con visión y con voluntad”.

“Luego nos fuimos a las calles a gobernar, convocamos al pueblo al Gobierno de Calle, y nuestro pueblo respondió, porque lo que quiere es paz, que es lo que da la Revolución. Luego arrancó la guerra económica, yo lo dije, lo denuncié”, subrayó.

Recordó que en esa oportunidad, informó al país que la guerra económica y comercial contra Venezuela fue planeada en la Casa Blanca, durante una reunión que se realizó en junio de 2013, con la presencia de miembros del Departamento de Estado, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), el Departamento del Tesoro y la Agencia Central de Inteligencia (CIA), “para debilitar el país, para cansar el pueblo y desestabilizarlo”.

El siguiente paso tras la activación de la guerra económica, precisó Maduro, era “intentar ganar las elecciones municipales y una vez que lo lograran, derrocarme”, pero el pueblo se sintió retado por los agentes de Estados Unidos en Venezuela, convertidos por los medios de la oligarquía en políticos, y salió a votar por la patria, lo que se tradujo en una victoria revolucionaria en 55 % de las alcaldías y gobernaciones.

Esta constituyó la tercera prueba, que fue superada por el pueblo. Sin embargo, la derecha imperial continuó con su estrategia y “en 2014 vino la embocada, fallaron, y lanzaron una ofensiva violenta para seguir con la intención de derrocar al Gobierno. Habían preparado grupos de choque, entrenados en la violencia callejera”, los cuales fueron activados el 12 de febrero, ocasionando el asesinato de 43 venezolanos y 850 heridos.

“Nosotros enfrentamos la guarimba como lo hace un gobierno democrático, con la Constitución en la mano. Con paciencia, mano firme, enfrentamos este ataque masivo que le hizo daño a nuestra patria. 43 muertos por el capricho de un grupo de agentes que actúan como políticos en Venezuela, pero que responden a intereses estadounidenses para recolonizar nuestra patria”, ratificó el jefe de Estado.

Arremetida imperial

El mandatario recordó que desde la activación de la violencia terrorista, que dejó además pérdidas económicas al país de hasta 20 millones de dólares, “el Gobierno de Estados Unidos comenzó a proteger a los guarimberos, sin descaro, sin diplomacia. Desde ese día han sacado 105 comunicados, inmiscuyéndose en asuntos internos de Venezuela y agrediéndola, de los cuales 50% fue para solicitar la libertad de los jefes violentos de las guarimbas”.

Una vez superada la cuarta prueba, “iniciamos 2015 con una conspiración aguda que ha demostrado dos cosas: el empeño de Estados Unidos y de sus figuras políticas de la derecha venezolana por hacerle daño a Venezuela, por destruir y llenar de violencia a nuestro país; y en segundo, ha demostrado la inmensa voluntad de paz que tiene Venezuela”.

“Pocos gobiernos del mundo aguantarían las arremetidas que hemos aguantado nosotros en 16 años, en los últimos dos años y las que hemos derrotado en enero, febrero y marzo, aunada a la arremetida mediática nacional e internacional”, dijo.

Para principios de año, la derecha insistió en su plan “activando una emboscada económica para provocar un saqueo, tratando de reeditar el 11 de abril (de 2002) y luego venía el evento mayor, pero nosotros fuimos cortando la cadena de eventos”.

“Tras la emboscada económica nos fuimos a la calle, a proteger al pueblo y explicarle la verdad. El saqueo lo cortamos gracias a la acción de los cuerpos de seguridad. El cuarto evento que tenían planeado les tocó a ellos, cuando salieron de un sombrero mágico, como raudas palomas, a convocar a sus seguidores”, publicando el documento que instaba a un proceso anticonstitucional de transición.

La convocatoria a transición era clave para lo que vendría después, un intento de golpe de Estado que sería puesto en marcha el 12 de febrero, por parte de un reducto de oficiales de la Aviación, quienes a bordo de aviones tipo tucano atacarían puntos clave, como la sede de Miraflores, Telesur, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), entre otros.

“Y así desmontamos en estos meses un intento de atentado golpista. Estados Unidos (en sus comunicados) aboga por las figuras políticas, pero ni una vez por los oficiales militares convictos y confesos”, apuntó.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve