Earle Herrera / Noticias / Opinión

3.May.2017 / 09:53 am / Haga un comentario

Earle

Cuando la política y el hampa hacen de extraños compañeros de cama, la política termina pagando. Y muy caro. El de la señora descuartizada en Santa Rosalía es un caso macabro y doloroso. Sus asesinos, contratados por la derecha para sus guarimbas de 2014, hicieron amistad con mucha gente que los vio como militantes de partidos antichavistas, credencial suficiente para abrirles las puertas de sus casas y confiarles sus ocupaciones. El hampa no tardó en ir por sus nuevos amigos.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve