Antonia Muñoz / Opinión

17.May.2017 / 12:13 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

El título de la presente reflexión sugiere el de una novela policíaca. Sin embargo, hace alusión a una táctica política que se inició casi desde que comenzó a gobernar Hugo Chávez a la cabeza en febrero de 1999.  Como somos de memoria corta nos permitimos recordar que en diciembre de 2001, FEDECÁMARAS lanzó su paro patronal como una manera de expresar su rechazo a la aprobación de 49 leyes habilitantes por parte de Presidente Chávez. La reacción más virulenta fue por la Ley de tierras y la de Hidrocarburos. Podríamos decir que la luna de miel entre el Gobierno Bolivariano y la oposición duró escasamente 34 meses. Esto para que recordemos que después de la muerte del Presidente Chávez el 05 de marzo de 2013, y más específicamente después del inicio de la caída de  los precios del barril de petróleo en 2014, el acoso ha sido sostenido y en crecimiento.

La actual arremetida de la derecha venezolana que comenzó el 19 de abril de 2017 es tan  violenta como “La salida” iniciada el 12 de febrero de 2014 y liderada por L. López, A. Ledezma y M. C. Machado. El objetivo de desalojar del poder al Gobierno Bolivariano de Venezuela también es el mismo, en su modalidad de lucha sólo faltan las guayas para degollar motorizados. También es igual el desparpajo y el cinismo de culpar al gobierno y no aceptar responsabilidad en los hechos vandálicos que producen daños materiales heridos y muertos. Para nada estamos justificando  el uso desproporcionado de la fuerza de los cuerpos de seguridad, donde pareciera claro que algunos funcionarios hicieron uso de armas de fuego, las cual está expresamente prohibido en el artículo 68 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV).

Con base a lo anterior, solicitamos a los órganos del Estado que administran Justicia, celeridad y equidad en la determinación de responsabilidades para que el pueblo venezolano esté debidamente informado y sea menos susceptible a dejarse manipular con las medias verdades, tergiversaciones y mentiras abiertas que se diseminan por muchos medios de comunicación, muy especialmente a través de las Redes Sociales. El colmo es que la dirigencia opositora casi se presenta como un grupo de santos orando por la paz, cuando se tienen fuertes evidencias que contratan delincuentes (sicarios) para que realicen el trabajo sucio de sus publicitadas marchas pacíficas. Sin embargo, también hay que evitar la presencia e investigar cuando aparezcan los llamados colectivos quienes supuestamente trabajan a favor y en coordinación con el gobierno. Simplemente, hay que evitar que los grupos terroristas de la oposición tengan excusas  para su violencia. A veces sentimos que no hay una información completa en relación a las responsabilidades de cada quien.

¿A quién en su sano juicio se le puede ocurrir que al gobierno le conviene la violencia, si éste tiene claro que la misma es uno de las condiciones que  necesita la derecha nacional e internacional para seguir con la evidente cayapa y acoso para forzar su salida como sea? Señores, los únicos beneficiarios de la violencia en Venezuela son el imperio norteamericano y sus acólitos de la derecha nacional e internacional. Por eso la promueven, por eso la financian, por eso la magnifican y difunden ruidosamente, por eso se la achacan al gobierno nacional y regionales. Todo esto representa el escenario perfecto para acusar al gobierno de dictadura que persigue y viola los derechos humanos. Así que la oposición seguirá fomentando violencia, porque además de convenirle políticamente hablando,  se  mueven en ella  como pez en el agua.

Por su parte el gobierno propone la Constituyente  como una vía para “aislar a los violentos a través  de un gran proceso de convocatoria al diálogo  nacional  y social para discutir los grandes temas y así construir la paz verdadera”. Preocupados por el tiempo que se requiere para que se concrete el debate y de los frutos esperados, rogamos para que en el interín no se descuiden  los problemas más acuciantes de la población, sobre todo la inflación, y dos de sus causales,  la ESPECULACIÓN y la CORRUPCIÓN, sobre todo en el área de alimentos y medicinas.

Por falta de espacio, hoy nos permitimos hacerle al Presidente Maduro sólo una sugerencia de adopción urgente: En relación al material médico quirúrgico que debería llegar a los hospitales tenemos dos hipótesis: del nivel central no se envía suficiente cantidad o se desvía en algún punto de la cadena de distribución. Ud. puede estar absolutamente seguro que casi nunca hay en los hospitales lo mínimo necesario, por lo que se le solicita a gente humilde que lo provea. Si sus funcionarios le informan otra cosa están siendo desleales porque le están mintiendo, lo cual censuramos con palabras de Bolívar: “SÓLO SE LE MIENTE A LOS ENEMIGO PARA ENGAÑARLO”.

También le informamos que en Portuguesa, a los ojos de muchos, se venden en las afuera de los principales hospitales  a precio de bachaqueros algunos insumos hospitalarios como los llamados kit para cesárea. ¿Quién surte a los bachaqueros? Este es un problema de corrupción  de unos cuantos que confunden lealtad con incondicionalidad y se convierten  en cómplices de la corrupción que siempre queda impune y que hace que el amor del pueblo por la revolución se enfríe. Tampoco entendemos el aumento constante de los medicamentos si se financian con dólar preferencial. ¡¡Estos crímenes también favorecen a la oposición!! ¡CHÁVEZ VIVE. LA LUCHA POR LA PATRIA HONESTA Y SOBERANA  SIGUE!

Guanare, miércoles 17 de mayo de 2017.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve