Noticias

23.Ago.2017 / 05:26 pm / Haga un comentario

La Constituyente Si VaLa expresión de voluntad por parte del soberano ha sido una conquista en la jurisprudencia constitucional venezolana que, como tal, ha honrado al Poder Originario desde 1999 como poder fundamental, supraconstitucional, que no está subordinado a ninguno de los poderes constituidos y del cual emana el ordenamiento jurídico y político de la nación.

En un primer momento, el 19 de enero de 1999, la Corte Suprema de Justicia decidió que sí era posible consultarle al pueblo venezolano si estaba de acuerdo con la convocatoria para elegir una Asamblea Nacional Constituyente que elaborara una nueva Carta Magna acorde con los nuevos tiempos para la República.

El día de la toma de posesión del presidente Hugo Chávez, 2 de febrero de 1999, a través del Decreto presidencial Nº3, se convoca al referéndum consultivo para elaborar una nueva Carta Magna, propuesta que fue bandera política de Chávez para las elecciones de 1998, que ganó con el 62,46% de los votos, contra los candidatos de la oposición Henrique Salas Römer (31,48%) e Irene Sáez (4,60%).

El debate generado en el país y plasmado en el fallo de la Corte Suprema de Justicia, discutió la condición del pueblo como un poder supraconstitucional, sobre la base de que la Constitución emana del Poder Constituyente que reside en el soberano.

La Constitución entonces vigente (1961) no limitaba al pueblo, sino al Poder Constituido. “Cuando se trata del gobierno ordinario, en cualquiera de las tres ramas en que se distribuye su funcionamiento, estamos en presencia del Poder Constituido. En cambio, lo que organiza, limita y regula normativamente la acción de los poderes constituidos es función del Poder Constituyente”, expone la sentencia.

También explica que “lo que organiza, limita y regula normativamente la acción de los poderes constituidos es función del Poder Constituyente”.

La decisión dictada el 19 de enero sobre tal recurso de interpretación sentenció, con base en el Artículo 181 de la Ley de Sufragio y Participación Política, que sí era posible realizar dicha consulta al pueblo venezolano como Poder Constituyente Originario.

Estableció que a través del referéndum consultivo “puede ser consultado el parecer del cuerpo electoral sobre cualquier decisión de especial trascendencia nacional distinto a los expresamente excluidos por la propia Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política en su artículo 185, incluyendo la relativa a la convocatoria de una Asamblea Constituyente”.

Posteriormente correspondió la revisión de las bases propuestas por el Ejecutivo Nacional para el referéndum por parte del Consejo Nacional Electoral, que las modificó en marzo de 1999 y semanas después, el domingo 25 de abril de ese año, se realizó la consulta al pueblo venezolano, que aprobó la propuesta a través de dos preguntas en las que ganó el Sí con 87,75% y 81,74% de los votos, respectivamente.

El 25 de julio de 1999, mediante sufragio directo, secreto y universal, se realizó la elección de los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente, donde fueron electos 126 del Polo Patriótico de los 131 en total y a partir del 3 de agosto, fecha de su instalación, comenzaron a elaborar el proyecto de Constitución aprobada posteriormente por el pueblo el 15 de diciembre de 1999, mediante referéndum aprobatorio, con 71,78% de los votos.

La aprobación de la Constitución Bolivariana marcó el camino de la democracia representativa y protagónica que creó las condiciones para una mayor participación popular.

De este modo el Poder originario se convirtió en un sujeto político que expresa la voluntad del país, como se evidenció con la participación de 8.089.320 electores en los comicios para elegir a los miembros de la nueva Asamblea Nacional Constituyente el pasado 30 de julio.

La convocatoria al Poder originario fue una iniciativa del presidente Nicolás Maduro ante la violencia promovida por dirigentes opositores y la guerra económica impulsada por factores de derecha en el país y el extranjero para derrocar al Gobierno legítimo, ante lo cual se optó por la solución pacífica del conflicto mediante un llamado dirigido a todos los sectores del país; sin embargo, la oposición se abstuvo.
AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve