Francisco Rangel Gómez / Noticias / Opinión

10.Oct.2016 / 08:32 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Ante el intento descarado de la auto denominada “Mesa de la Unidad Democrática” por quebrantar la Ley para dar curso a un proceso de referéndum sumamente ilegítimo, debemos permanecer unidos para salvaguardar la institucionalidad, la paz y la estabilidad política de Venezuela, rechazando todas las acciones que pseudo-dirigentes ejercen para desestabilizar y engañar al Pueblo.

El desastre opositor fue palpable desde iniciado el procedimiento para la realización del revocatorio. Ellos mismos no lograron un acuerdo antes del 10 de enero de 2016, fecha en la que se cumple la mitad del mandato presidencial actual, iniciado por el Comandante Hugo Chávez en 2012. Todo esto, por las fuertes divisiones internas y aspiraciones personales de cada uno de sus líderes. El afán de poder y la resaca de sentirse “mayoría” por una circunstancial victoria el pasado 6 de diciembre, hizo que la “MUD” dejara más en claro que nunca, la obsesión de gobernar el país a toda costa.

Solicitaron con gran atemporalidad el Referéndum Revocatorio ante el CNE, conociendo la inviabilidad del proceso, pues no estamos hablando de novatos de la política, sino de viejos personeros que han codiciado el poder durante décadas. Aún así, acudieron a la activación de la recolección de firmas, más por una competencia de liderazgos entre sus jefes de partidos, que por cualquier otra cosa.

El desespero de saber que no lograrían la realización de una elección consultiva este año, los conllevó a estrategias forzadas, siendo capaces de falsificar más de 605 mil firmas, con 11 mil fallecidos en las planillas, 6 mil menores de edad, 3 mil privados de libertad. El margen de error máximo en un proceso similar es de 3%, mientras que la MUD arrojó más de un 40% solo en la fase inicial de su tan anhelado revocatorio; mecanismo que convirtieron ellos mismos en el fraude electoral más grande de la historia democrática latinoamericana.

Toda la farsa de la oposición tiene que ser impugnada. El Revocatorio no va y sus principales promotores deben responder ante la Ley por un estafa tan gigantesca y sin precedentes. Además, la “MUD” debe ser anulada como partido político, por ser la solicitante y por ende responsable, del desarrollo del mega fraude con el que pretendieron engañar a todos los venezolanos.

No vamos a permitir que hagan lo que les da la gana. En la calle, con la Constitución como guía, haremos respetar la justicia de esta Patria para seguir en democracia. Hagan lo que hagan, no podrán revertir el crimen electoral que cometieron para intentar cumplir sus objetivos. Junto a nuestro Pueblo daremos la batalla y no nos rendiremos nunca, cuando se trate de defender la verdad.

Viviremos y venceremos

@rangelgomez

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve