Noticias

8.Jun.2015 / 11:33 am / Haga un comentario

Foto: Prensa Miraflores

En los últimos 10 años, a través de la Misión Alimentación, en Venezuela se han invertido más de 142 mil millones de dólares para garantizar que los alimentos lleguen a todos los venezolanos, informó este lunes el vicepresidente de la República, Jorge Arreaza.

Durante su intervención en la 39º Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación en Venezuela (FAO, por su sigla en inglés), que se realiza en Roma, Italia, expuso algunos de los avances que registra el país en materia de soberanía y seguridad alimentaria.

En este sentido, precisó que desde 2003, se han distribuido más de 25 millones de toneladas de alimentos de la canasta básica, y se ha atendido a más de 22 millones de venezolanos con la puesta en marcha de 22 mil establecimientos fijos de distribución de productos de primera necesidad.

Especificó que en el año 2004, se creó el programa de las casas de alimentación para atender a casi un millón de venezolanos en pobreza extrema.

Con iniciativas como estas, Arreaza detalló que la pobreza extrema en Venezuela bajó de 12,2% en el 2004 a 5,4 en el 2015.

En su discurso, transmitido por Telesur, manifestó que antes de la Revolución se ofrecía a menos de 730 mil niños y niñas un vaso de leche al día en los centros educativos del país.

Hoy en el sistema de escuelas bolivarianas se ofrece desayuno, almuerzo y merienda, con alimentos sanos y balanceados, a más de cuatro millones de niños y niñas en cerca de 22 mil centros educativos.

La prevalencia de la subnutrición en Venezuela en 1998 era de 21%; sin embargo, con la Misión Alimentación y las políticas agroproductivas de la Revolución antes del 2010, dicho índice disminuyó a 3,83%, por lo cual el país se ubicó en el rango de alta seguridad alimentaria, de acuerdo con la FAO.

Entre 1990 y 2015, Venezuela además, bajó en 79,2% el índice de prevalencia de la subalimentación, mientras que la desnutrición infantil pasó de 8% a 3,3%.

“Según la Organización Mundial de la Salud hace varios años ya que la desnutrición en Venezuela no es un problema de salud pública”, dijo Arreaza y precisó que a diferencia de 1990, cuando uno de cada cinco venezolanos no lograba cubrir sus necesidades nutricionales, hoy en Revolución 95,4% de los venezolanos come tres veces al día o más.

Arreaza también expuso ante la FAO que entre 1990 y 1998 los alimentos disponibles decrecieron en 12%, con un aporte de 2.140 kilocalorías por persona día, mientras que ahora el aporte calórico ha aumentado a 2.720 kilocaloría por persona al día, nivel que la FAO califica como suficiencia alimentaria plena.

El consumo de proteínas, calcio, cereales y frutas, que durante la década de los años 80 y 90 era privilegio de los más pudientes, ha pasado a ser un derecho de todos los venezolanos.

Adicional a ello, se reporta un crecimiento significativo en la talla de los niños de siete años, al alcanzar en el año 2013, 3,1 centímetros más que en 1990.

“En Revolución el niño promedio crece igual que el niño del estrato social más alto de los años 90”, agregó Arreaza, quien destacó que la lactancia materna también se ha masificado, contribuyendo a la disminución de la desnutrición infantil, al aumentar en más de 500% su práctica.

Siguiendo el legado de Chávez

El Vicepresidente ejecutivo de la República subrayó este lunes en Roma, que pese a los ataques de la derecha, en Venezuela no se detiene la voluntad del pueblo venezolano de asumir el poder y construir su futuro en democracia, paz y armonía social.

Recordó que entre 2001 y 2002, sectores de la derecha iniciaron la guerra económica, a través del acaparamiento, el desabastecimiento y la usura, así como intentos de golpes de Estado, sabotajes petroleros, ataques a la economía nacional y campañas psicológicas en medios de comunicación nacionales e internacionales.

Refirió que además, Venezuela tuvo que enfrentar una inflación inducia y agresiones permanentes del gobierno de Estados Unidos.

Arreaza ratificó que el gobierno del presidente de la República, Nicolás Maduro, siguiendo el legado del comandante Hugo Chávez, ha mantenido el ritmo, la eficacia, la expansión y la optimización del sistema integral de protección y entrega del poder político y económico al pueblo organizado en Venezuela.

“Nos decía el comandante Chávez, ante el abandono casi absoluto que vivió nuestro país durante los últimos 40 años del siglo XX, para que el pueblo asuma el poder debemos tratar de saldar la incuantificable deuda social que se ha acumulado en salud, en alimentación, en educación, en vivienda, en empleo productivo, entre otros”, expresó.

Asimismo, rememoró que el Gobierno revolucionario ha destinado en los últimos 16 años 62% del ingreso nacional a la inversión social, al tiempo que puntualizó que el rentismo petrolero en Venezuela durante el siglo XX trajo como consecuencia la más injusta, desigual y perversa distribución de la riqueza entre los venezolanos.

Dijo que a los venezolanos se les negaban sus derechos fundamentales a la alimentación, al trabajo, a la educación, a la salud y a la propiedad.

Igualmente, insistió en que para seguir erradicando el hambre y la pobreza en la región latinoamericana es necesario evitar que se impongan nuevamente gobiernos del neoliberalismo salvaje.

“Uno de los principales retos para erradicar por completo el hambre y la pobreza en nuestra América es evitar que retornen los gobiernos y políticas del neoliberalismo salvaje, tal como lo calificara su santidad Juan Pablo II en su momento. No hay mano invisible que va generando equilibrios en el neoliberalismo, sí hay manos visibles y poderosas que oprimen, especulan y ganan con el hambre, con la tristeza y con el dolor de las mayorías”, apuntó.

Desde el pasado sábado 6 de junio hasta este 13 de junio, se realiza en Roma, Italia, la 39ª Conferencia de la FAO en la que se discuten políticas en materia de alimentación y agricultura para seguir avanzando en la erradicación del hambre en el mundo.

 

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve