Francisco Rangel Gómez / Noticias / Opinión

30.Ene.2017 / 07:43 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

En este enero de justicia y de reivindicación cumplimos con el gran compromiso de otorgar titularidad de cargos a nuestros Maestros y Maestras, seguimos extendiendo la brecha entre un Gobierno socialista y uno capitalista, que en lugar de generar para este importante gremio la posibilidad de obtener un cargo fijo, los dejaba a la expectativa durante tres largos meses en los que se les rescindía “el contrato” por las vacaciones de los muchachos y finalmente eran reenganchados cuando iniciaba el año escolar.

De aquellos desmanes de la política mala, nuestros Maestros y Maestras también recordarán que los aguinaldos eran pagados en enero y que la primera quincena del año era cobrada en marzo (si acaso había voluntad de pagar), tampoco deben haber olvidado que en la oportunidad en que el gremio intentó reclamar sus derechos en una manifestación cívica, un nefasto gobernador en este estado llamó a las Maestras como no se debe llamar jamás a una dama y las mandó a trabajar en oficios nocturnos, ante el clamor de la necesidad imperante de recibir sus pagos. Eso pasó aquí.

Son cientos de malos recuerdos que pudiéramos citar de aquellos aciagos años que como los Maestros, vivieron millones de venezolanos que desde sus distintos oficios vieron diezmados sus derechos gracias a la mentalidad entreguista de gobiernos irresponsables que prefirieron siempre beneficiar a aquel administrador petrolero del norte, a considerar que en un país tan rico las condiciones sociales del Pueblo pudieran indudablemente ser mejores.

Es innegable todo lo que como país soberano hemos avanzado en materia de seguridad social, el hecho de que nuestra educación sea gratuita para todas las etapas incluyendo la universitaria y todas las oportunidades que existen para quienes desean formarse para una profesión, nos debe llenar de orgullo; así como la garantía de que nuestros niños y niñas tengan acceso a la alimentación completa en sus escuelas (no solamente un vaso de leche) y las herramientas para poder estudiar, también es un paso gigante de nuestra Venezuela.

Más de 1 millón 400 mil viviendas otorgadas aun en tiempos de crisis por la caída del dólar y la guerra no convencional que seguimos enfrentando, son REALIDADES de un modelo ejemplar para el mundo porque la prioridad ha sido el ser humano, la familia, la reivindicación social desde todos los puntos de vista posible y no el beneficio al capital que no mira la necesidad de un trabajador o trabajadora como ciudadanos sino la utilidad que éstos le pudieran generar a su empresa.

Seguiremos siendo un Gobierno obrerista que en Guayana, a propósito de la visita de nuestro Presidente Nicolás Maduro a SIDOR, en lugar de echar a la calle a miles de trabajadores en vista de la situación tensa en las Empresas Básicas, a quienes estuvieron por décadas en condición de “tercerizados” se les incluyó en nómina fija dentro de cada una de las Empresas, garantizando dignidad y derechos a la fuerza laboral… porque estamos seguros que de la mano de sus trabajadores van a resurgir, como ya pasó, cuando las recibimos quebradas por la cuarta república y al cabo de unos años logramos romper récords de producción.

La mejor respuesta a nuestra intención como Gobierno de reivindicar tantos años de inversión social CERO, ha sido el voto permanente de nuestro Pueblo que después de 18 años cree en este proyecto de país que inicia la etapa de diversificar la producción, con oportunidades para todos gracias a la recuperación de la principal fuente de ingresos llamada PETRÓLEO, de la que tenemos la mayor reserva del mundo, la que seguiremos defendiendo y poniendo a la orden del futuro de nuestros hijos e hijas.

Viviremos y venceremos

@rangelgomez

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve