Noticias / Opinión

4.Mar.2019 / 11:49 am / Haga un comentario

Foto: Referencial

Foto: Referencial

Por JUAN MARTORANO

Como un hecho público, notorio y comunicacional, el procónsul de EEUU, conocido como “White Dog” (“Perro Blanco”) ha procedido a anunciar (a través de la plataforma twitter), casi con bombos y platillos, (y en medio de una gira que nos preguntamos todas y todos de donde salieron los recursos para sufragar la misma) su retorno a Venezuela.

Es importante recordar que en estos momentos, no menos de 8 millones de venezolanos y venezolanas disfrutamos del asueto de carnaval. Importante es recordar que la recreación y la movilidad social forman parte del catálogo de Derechos Humanos a los que todas y todos, independientemente del signo político e ideológico, somos acreedores.

No por pura casualidad, este agente imperial pretende regresar, cuando el propio Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó desde el día jueves 28 de febrero, y hasta el día martes 5 de marzo de 2019, el asueto de estas fiestas carnestolendas. Evidentemente, White Dog, cual espantador de la comarca, pretende chalequearnos el carnaval.

Pero no pensemos que este imberbe joven cuente con la suficiente autonomía de pensamiento para tomar una acción de estas características a motu proprio. No olvidemos que en esta “gira” suramericana, además de su esposa Fabiana Rosales, es acompañado por la agente de la CIA, Kimberly Breier, bajo la fachada de ser Subsecretaria de EEUU para Asuntos del Hemisferio Occidental a partir del año 2018.

Y no conforme con ello, White Dog ha realizado su gira por Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina, Ecuador, Panamá y Costa Rica desde una aeronave de la Fuerza Aérea colombiana que sirve a la Presidencia de la República de Colombia. ¿Cómo catalogar un evento de estas características para Venezuela?

Ciertamente podemos explayarnos en varias explicaciones y análisis de ello, pero algunos conglomerados mediáticos a nivel nacional e internacional se formulan la pregunta con que viene White Dog de su gira por países de la América Latina. Evidentemente, en su reunión con el vicepresidente de EEUU, Michael Richard Pence, tiene instrucciones muy claras y una nueva “hoja de ruta” que cumplir y a eso viene.

La llegada del cachorrito “White Dog” a Venezuela, en primer lugar pretende constituirse en un reto a las autoridades venezolanas, ante el desacato por parte de éste de la orden judicial que pesa en su contra referida a la prohibición de salida de país. Esta acción busca sembrar un manto de impunidad y constituir en un punto de quiebre a la institucionalidad del Estado- Nación venezolano.

Por otra parte, ante la pérdida de fuerza y enfriamiento de calle dado por la ausencia del inefable personaje, busca nuevamente insuflar de ánimo y alebrestar a las huestes fascistas, guarimberas y terroristas en el país, en la reactivación de una agenda de supuesta conflictividad social con claros fines desestabilizadores.

Asimismo, en uno de sus tuits señaló “White Dog” que hay que hablarle a los empleados públicos tal y como se le viene hablando a efectivos de la FANB. La denominada Intersectorial de Trabajadores de Venezuela avizoró una agenda donde gremios sindicaleros comenzarían a concretar paros escalonados y por sector de cara a la concreción de un escenario de lo que ellos llaman “huelga general” con claros fines insurreccionales y subversivos. Cuidado si también no buscan la realización de actos de sabotaje o de agresión a empleados de ministerios, instituciones o empresas del Estado que se rehúsen a prestarse a estas acciones.

No en balde, insisto en recordar las advertencias de la camarada María Alejandra Barreto formuladas en su trabajo: “Amenazas a la seguridad de Venezuela vistas desde Colombia”, donde señaló como meses críticos de la actual coyuntura los correspondientes a marzo y agosto del presente año.

El camarada Freddy Bernal en entrevista en el programa dominical “José Vicente Hoy”, también advirtió sobre la generación de posibles “falsos positivos” y el despliegue de operaciones de falsa bandera, a fin de desplegar nuevas operaciones militares como parte de la concreción de una invasión de carácter internacional contra Venezuela.

En ese sentido, sin dejar de disfrutar de estos días de asueto, y de sana recreación y esparcimiento, pero cabe recordar las líneas dadas por el líder de la Revolución, Presidente de la República, y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Nicolás Maduro:

1.- Nervios de Acero.

2.- Calma y Cordura.

3.- Máxima Conciencia y Movilización.

¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve