Francisco Ameliach / Opinión

3.Nov.2018 / 10:32 am / Haga un comentario

Francisco-Ameliach-1140.600-UN-web

Por: Francisco Ameliach

El historiador es aquel que investiga el impacto de la actividad humana en el transcurrir del tiempo, con el objeto de producir materiales historiográficos que aporten conocimiento de utilidad para el presente y el futuro.

En este orden de ideas, es necesario resaltar las dos características fundamentales de la investigación histórica: la primera es la observación indirecta del fenómeno histórico.

Esto se debe a que al tratarse del estudio de acontecimientos del pasado, el historiador sustenta su investigación en observaciones hechas por otras personas.

Por lo tanto, debe recurrir principalmente a las fuentes primarias contentivas de datos registrados por protagonistas u observadores directos del fenómeno objeto del estudio; y a las fuentes secundarias que registran interpretaciones de observaciones realizadas por terceros.

La otra característica es la carga subjetiva que ejerce sobre el historiador ser parte del devenir histórico, de la tradición, de los procesos sociales, del marco referencial de principios filosóficos, valores, creencias e ideologías de su época.

El proceso de investigación histórica tiene dos momentos fundamentales: el de la reconstrucción y comprobación de los hechos; y el de su interpretación, valoración y explicación.

Quien modifique los hechos deliberadamente, obvie un acontecimiento determinante, o lo cancele en parte por cualquier interés, no es un historiador, es un falsario.

El pasado mes de agosto, una reconocida dama de la Academia Nacional de la Historia de Venezuela dio una conferencia en Chile titulada “El uso de la historia en la Venezuela de Chávez y Maduro” el objetivo principal de la conferencista fue demostrar como en ocasiones se manipula la historia con fines políticos.

La dama logró en los primeros minutos de la conferencia su objetivo, ya que en su exposición sobre el proceso constituyente de 1999 obvió que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela es la única en su historia aprobada por el Pueblo mediante el sufragio universal, directo y secreto.

Sin duda, la exposición de la dama fue un excelente ejemplo de manipulación de la historia con fines políticos, quizás porque la dio en Chile, país donde su constitución vigente fue escrita por la junta militar de gobierno de la dictadura de Pinochet.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve