Opinión / Richard Canan

15.Abr.2015 / 10:33 am / Haga un comentario

Richard Canan

Sociólogo

@richardcanan

El presidente del imperio más poderoso del planeta, Barack Obama, aparentemente “recogió” sus garras y declaró a la agencia de noticias EFE (no a ninguna autoridad venezolana), que “No creemos que Venezuela sea una amenaza a los Estados Unidos y Estados Unidos no es una amenaza al gobierno de Venezuela”, y más bien “aclaró” que “nuestro interés principal y duradero es en una Venezuela que sea próspera, estable, democrática y segura”.Pavorosos deseos de parte del jefe del Campo de Concentración de Guantánamo y de los Drones inteligentes que solo matan gente inocente.

Además de la candorosa aclaratoria de Obama, tratando de minimizar el entuerto de sus agresiones hacia Venezuela, su vocerosobre temas de Seguridad Nacional, Ben Rhodes, dijo que “Estados Unidos no cree que Venezuela represente alguna amenaza a nuestra seguridad nacional. Honestamente, tenemos un formato con el que elaboramos nuestras órdenes ejecutivas”, …“es completamente proforma, es el texto que usamos en órdenes ejecutivas para todo el planeta”. Solo le faltó decir que es el mismo formulario usado para las quinielas y rifas en las verbenas de las escuelas.

Y es que si fuera cualquier otro país del mundo, uno pensaría que fue un “inocente error de trascripción” de su cancillería. Pero en este caso está metido hasta el fondo el poderoso Departamento de Estado Norteamericano, el cual muchas veces manda más que el propio huésped temporario de la Casa Blanca. Las “proformas” de sus Órdenes Ejecutivas son las mismas que han sido utilizadas para justificar la destrucción y asesinatos en Siria, Libia, Irak y Afganistán.

Todo el mundo conoce a los Halcones norteamericanos, es gente mala. Muy mala. Sin escrúpulo alguno a la hora de imponer, por las buenas o por las malas, sus posiciones y exigencias a cualquier país del mundo. Y es que no se salva nadie. Ya sea de sus mortíferos ataques o de sus redes de sabotaje, espionaje e infiltración (todo en pro de la Seguridad Nacional). Ya el exagente de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA), Edward Snowden,nos reveló como en el programa de espionaje para vigilar e intervenir las comunicaciones de millones de personas en todo el mundo, Estados Unidos “escucha”hasta a sus propios socios de la Comunidad Europea. Ni la canciller alemana Ángela Merkelse salvó de tener pinchado el teléfono. Con total impunidad, sin respeto a las leyes internacionales, violando la privacidad de correos y llamadas telefónicas de todo el planeta. Así funciona la doble moral gringa.

Su historial de intervencionismo, ataques, destrucción y muerte es bien largo y sangriento. Está bien documentado gracias a las filtraciones reveladoras de WikiLeaks o a las desclasificaciones de documentos, que años después ellos mismos realizan, confesando crímenes atroces o intervenciones para “torcer el brazo” de países, grupos o personas. No hay distinción algunaen la selección de sus víctimas. Un aliado hoy es un acérrimo enemigo mañana.Hay que estar siempre bien prevenidos.

Pero el Presidente Obama,los Halcones del Imperio, sus lacayos y lameculos alrededor del mundo se han quedado abrumados, sorprendidos e impactados por la contundente movilización y respuesta del pueblo venezolano en repudio al decreto imperial y su temeraria acusación de considerar a Venezuela como una amenaza para Estados Unidos. El rechazo ha sido total. A lo interno logró movilizar y cohesionar a la mayoría patriota del pueblo venezolano en torno al Gobierno Bolivariano y a nuestro Presidente Nicolás Maduro. Fuera de nuestras fronteras el repudio e indignación fue igual. Presidentes, movimientos sociales, docenas de organizaciones internacionales (desde el ALBA, UNASUR, CELAC, hasta el G77+China), dieron fe de nuestra tradición pacifista, de ser territorio de paz.Nada más lejano que ser una amenaza para Estados Unidos. Amor, solidaridad y apoyo recibió nuestro país de todo el planeta. Una nueva victoria moral.

La Cumbre de las Américas, con delegaciones de 35 países fueel escenario perfecto para el debate de ideas frente a este nuevo episodio injerencista. Absolutamente todos los Presidentes y jefes de Estado de los países de América Latina y el Caribe, manifestaron (face to face) al Presidente Obama que Venezuela no es una amenaza,pidiéndole respeto a nuestra soberanía y a nuestras instituciones democráticas.

El Presidente Maduro señaló de manera contundente que nosotros “No tenemos una historia oscura de la cual arrepentirnos porque nunca hemos bombardeado ni asesinado a pueblos hermanos en ningún lugar del mundo”, que “Venezuela está bajo una agresión, bajo una amenaza que debe ser desmontada”. Y pidió que “Respetemos la justa autonomía de cada nación y construyamos desde esta Cumbre histórica, la paz, la independencia, la unión, la prosperidad y sobre todo la felicidad de nuestro pueblo”.

En la Cumbre también quedó en evidencia lo anacrónico de las políticas intervencionistas imperiales. El Presidente de Cuba, Raúl Castro, pudo exponer lo absurdo, criminal y desproporcionadodel acoso norteamericano, de más de 50 años, contra el pueblo cubano. Invasiones, bombardeos y bloqueos no pudieron doblegar nunca la moral de un pueblo que se mantuvo firme en sus convicciones. Ahora Cuba solo pide respeto y el cese de las perversas políticas intervencionistas auspiciadas por la derecha norteamericana.

La Paz

El resultado de la Cumbre es una tremenda victoria para nuestro pueblo. Logramos mantener la paz, el respeto y la soberanía. Más frente alimperio más poderoso y sanguinario del planeta. Esta victoria es un logro de la organización, disciplina y vocación democrática del pueblo venezolano. Un pueblo movilizado y consciente que jamás será derrotado por fuerza imperial alguna.

Solo un atronador silencio se escucha del lado de la oposición venezolana, de la derecha histérica. Una vez más queda en evidencia que sus únicos propósitosson la Salida violenta y el golpede Estado. Ellos no quieren nada en el marco constitucional. Por eso sus acciones y propuestas dan pena ajena y están colmadas de desatinosy disparates. Está gente siempre queda arrodillada ante el imperio, clamando por que invadan y aniquilen a nuestro país. Ese es el sueño impudoroso de la extrema derecha. Pero es evidente e inocultable sus enormes diferencias internas, sus conflictos, divisiones, mezquindades y, por sobre todo, la falta de apoyo popular. La falta de masas, de pueblo. Ellos son puros “generales” sin tropa, puros “lideres” sin militancia. Solo tienen cámaras de televisión.

Esta derecha está en su circo (no tienen salsa), no tienen dirección política (más allá de querer dar golpes de Estado).Solo dan bandazos que chocan con la vocación democrática del mayoritario pueblo venezolano,el cual nunca se dejará quitar los logros de su Revolución.

Por eso, ante la falta de apoyo al interior del país, al circo de la derecha no le ha quedado otra que buscar payasitos y marionetas de entre los dinosaurios de la extrema derecha mundial. La desesperada derecha venezolana abrió un casting sin reservar el derecho de admisión. Por eso entre sus apoyos solo han logrado sumar (ponerse el tapabocas) a gente con un enorme prontuario criminal, como Uribe (el paraco mayor) o Piñera (el neoliberal represor de estudiantes). Esta gente nunca podrá hablar desde la razón o la justicia. Nunca podrán ser “mediadores” porque desde su alma solo exudan odio hacia la Revolución Bolivariana y hacia el pueblo chavista. Buenas intenciones, equidad o equilibrio jamás podrán tener.

En nuestra Constitución se establecen todos los mecanismos necesarios para que nuestro pueblo pueda solucionar sus problemas en paz, en el marco democrático y sin el intervencionismo o tutela imperial. Nosotros somos independientes y soberanos.

¡Viva el victorioso pueblo de Bolívar y de Chávez! ¡Viva la Paz!

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve