Antonia Muñoz / Opinión

20.Abr.2016 / 03:43 pm / Haga un comentario

Antonia Muñoz

Foto: Archivo

Por: Antonia Muñoz

Venezuela y otros países hermanos de UNASUR siguen asediados por el imperio norteamericano y sus aliados, destacando en este momento el acoso que le tienen a Brasil a través del golpe parlamentario, judicial y mediático armado contra la Presidenta Dilma Roussef. En el caso específico de Venezuela, el acoso abierto de la oposición  comenzó en diciembre de 2001, a los 3 años del Presidente Chávez haber llegado al poder. Para quienes tienen memoria frágil, en esa fecha fue convocado un paro patronal que por cierto no tuvo mucho éxito,  pero sin duda sirvió de actividad preparatoria para el golpe de Estado del 11 de abril de 2002. Ya estaba clara la orden del imperio de tumbar el gobierno del Presidente Chávez. A pesar que muchos de los actores más conspicuos de este golpe fueron perdonados por el Presidente Chávez y siguieron haciendo libremente su vida política en el país, quedó claro que la oposición aliada del imperio no creía en la vía Constitucional; así en diciembre del mismo 2002 estalló el paro petrolero que se extendió hasta febrero del 2003.

 Ante las furibundas hostilidades de la oposición y la poca eficiencia del aparato burocrático heredado, el Presidente Chávez anunció el nacimiento de las Misiones que fueron emergiendo paulatinamente como especie de estructuras paralelas que abordaron y reforzaron la salud, la educación, ésta comenzando con la alfabetización de adultos, pasando por la educación media con la Misión Rivas y llegando hasta la educación universitaria municipalizada con la Misión Sucre como ente ejecutor. Así también nació la Misión Alimentación, iniciándose con Mercal. Sin embargo, la oposición aliada del imperio seguía resuelta a desalojar a Chávez del poder. Esta vez escogieron la vía constitucional y decidieron activar el Referendo Revocatorio contra el Presidente Chávez, donde el 59,09  % que acudió a votar le dio la victoria al presidente Chávez. Sin que faltaran las escaramuzas políticas, incluyendo acusación de fraude por parte de la oposición en el proceso del Referendo, llegamos al 2006, año de la primera relección cuando el Presidente Chávez salió victorioso con el 63 % de apoyo popular.

En diciembre de 2007 el presidente decidió plantear una Reforma Constitucional, donde la relección consecutiva del Presidente de la República fue una de las reformas que la oposición atacó con más encono, usando argumentos tendentes a sembrar dentro de la población la idea de un gobierno dictatorial que hasta los hijos le quitaría a la familia venezolana. La consecuencia fue la pérdida de esos comicios con 49, 29 – 48, 94 % de los votos, para el bloque A y B, respectivamente. En enero de 2008, en el marco de la evaluación de esa primera derrota, el Presidente Chávez nos llamó a la Revisión, Rectificación y Reimpulso (3R). Para el 15 de febrero de 2009 se planteó la primera Enmienda Constitucional para los artículos 160, 162, 174, 192, y 230, resultados que favorecieron el bloque de la revolución con un 54, 85 %. El 26 de septiembre de 2010, hubo elecciones parlamentarias y los resultados fueron favorables al bloque de la Revolución Bolivariana. Sin embargo, el Presidente Chávez planteó una autocrítica con las siguientes palabras recogidas en Las Líneas Estratégicas de Acción Política: “…A pesar de haber logrado preservar una amplia mayoría en la Asamblea Nacional en las últimas elecciones parlamentarias, los resultados pusieron en evidencia algunas fallas en el funcionamiento del PSUV y su vinculación con  la base social de apoyo a la Revolución. El presidente Chávez en ese documento identifica “al burocratismo, el oportunismo, el sectarismo, el nepotismo y la corrupción como algunas de las causas del gradual alejamiento de la base social bolivariana”. De estas reflexiones del máximo líder de la Revolución Bolivariana salió aquella recomendación de las 3R2 (Revisión, Rectificación, Reimpulso; Reunificación; Repolitización y Repolarización).

En el 2012 el Presidente Chávez ganó su segunda relección con un 55, 07%, haciendo un esfuerzo sobre humano debido a su enfermedad y porque además le tuvo que “SACAR LAS CASTAÑAS DEL FUEGO” a más de un gobernante irresponsable tanto  regional  como local, quienes  por supuesto nunca vibraron  por la Revolución a la misma longitud de onda que el Presidente Chávez. Más aún, defraudaron la confianza depositada en éllas y ellos por la Revolución. Todos sabemos que en el  2013, sobre todo  después de la muerte de nuestro amado Chávez, el imperio y la oposición  arreciaron sus ataques ante la vulnerabilidad de la revolución que era fácil entender. Para colmo de males, ese año comenzaron a descender paulatinamente los precios del petróleo, lo cual nos dejaba al descubierto un flanco débil por la gran dependencia de nuestra economía de las importaciones. Por falta de espacio unos consejos finales: 1.No discriminar a nadie en la distribución de los alimentos. Es un derecho de todos. 2. Por amor a Dios, sincerar las estructuras de costos. 3. Vigilar los costos de productos terminados y  materias primas importadas a dólar preferencial, muy especialmente los usados en la fabricación de ABA. NO SIGAMOS TROPEZANDO CON LAS MISMAS PIEDRAS. CHÁVEZ VIVE. LA LUCHA POR LA PATRIA SIGUE.

Guanare, miércoles 20 de abril de 2016.

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve