Antonia Muñoz / Opinión

8.Abr.2015 / 01:42 pm / Haga un comentario

El decir popular que reza que en la unión está la fuerza, siempre estuvo en las mentes de Francisco de Miranda y Simón Bolívar. El primero fue el primero en soñar con una gran nación formada por los países de la América hispana. Simón Bolívar, siguiendo los pasos de Miranda pensó en una gran nación formada por las pequeñas naciones recién liberadas de España. Bolívar deja en claro tal idea cuando en su carta de Jamaica, fechada el 6 de septiembre de 1815, escribió lo siguiente: “Es una idea grandiosa pretender formar todo el Mundo Nuevo en una sola nación con un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo. Ya que tiene un origen, una lengua, unas costumbres y una religión, debería, por consiguiente, tener un solo gobierno que confederase los diferentes estados que hayan de formarse ¡Qué bello sería que el istmo de Panamá fuese para nosotros lo que el Corinto para los griegos! Ojalá que algún día tengamos la fortuna de instalar allí un augusto congreso de los representantes de las repúblicas, reinos e imperios para tratar y discutir sobre los altos intereses de la paz y de la guerra, con las naciones de las otras partes del mundo. Esta especie de corporación podrá tener lugar en alguna época dichosa de nuestra regeneración…”

Un poco más de 9 años después de escribir la carta de Jamaica; el Libertador desde Lima, el 7 de diciembre de 1824 convocó el Congreso anfictiónico de Panamá, el cual se instaló en esta ciudad el 22 de junio de 1826 y sesionó hasta el 15 de julio del mismo año. Fueron invitados todos los países suramericanos que se habían liberado de España, además de Méjico y Centroamérica. Al final, por diferentes y disímiles razones, sólo asistieron: Nueva Granada (Hoy Colombia), Venezuela, Ecuador, Méjico, Perú y las Provincias Unidas de Centroamérica. Gran Bretaña que había sido invitada como observadora, envió a Edward James Dawkins, con la orden de limitarse a buscar acuerdos comerciales y a convencer a la Gran Colombia y a Méjico para que no apoyaran expediciones que tuvieran por objeto independizar a Cuba y Puerto Rico de España. Estados Unidos, que fue invitado por Santander sin la autorización de Bolívar, mandó dos delegados como observadores, que aunque uno falleció durante el viaje y el otro llegó tarde a su destino, fueron enviados con las siguientes instrucciones: 1. Estimular los acuerdos comerciales 2. No comprometer a Estados Unidos en la Confederación de naciones propuesta por Bolívar 3. Rechazar cualquier petición de apoyo para cualquier conflicto en contra de España.

Los objetivos del Congreso no se lograron, lo cual fue reconocido un poco después por el mismo Libertador, al expresar “El Congreso de Panamá sólo será una sombra”. Las razones del fracaso del congreso fueron diversas, entre ellas, la intriga de los imperios del momento que solapadamente seguían apoyando a España en contra de las nacientes y recién independizadas Repúblicas. También existían problemas limítrofes entre algunas de las nacientes naciones; y por supuesto no faltaron el celo ni la envidia, en relación a quien o quienes liderarían la soñada Confederación de Naciones. En 1830 como sabemos, la envidia, los celos y las intrigas contra Bolívar, lograron su cometido de separar a Venezuela de la Gran Colombia, cuando el Congreso de Valencia sancionó la nueva Constitución. Sin embargo, el embrión de la integración Bolivariana quedó en vida latente; y fue reanimado por las prédicas y las acciones de nuestro amado Presidente Hugo Chávez, cuyos frutos concretos lo constituyen UNASUR, ALBA Y LA CELAC, entre otros.

Este breve recordatorio, es a propósito de la VII Cumbre de las Américas que se celebrará en la Ciudad de Panamá el 10 y el 11 de abril de 2015; y donde hasta ahora han participado 34 estados independientes, pero este año, finalmente Cuba ha sido invitada, con la anuencia de Estados Unidos, país que se reserva el derecho de admisión en la OEA. La cumbre de las Américas es una reunión de jefes de Estados y de Gobiernos de América y es auspiciada por la OEA. Este año el tema más candente es la exigencia al Presidente Barack Obama, para que ya derogue el decreto insolente e injerencista contra Venezuela. La inmensa mayoría de los países miembros se han solidarizado con nuestra Patria, lo cual sorprende a los personeros del gobierno gringo, ya que su prepotencia no le permite percatarse que los tiempos han cambiado.

También a manera de recordatorio presentamos las fechas y lugares de las anteriores cumbres: I Cumbre: del 9 al 11 de diciembre 1994 en Miami; Cumbre de las América sobre Desarrollo Sostenible: del 7 al 8 de diciembre de 1996, en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia; II Cumbre: del 18 al 19 de abril de 1998 en Santiago de Chile.III Cumbre: del 20 al 22 de abril de 2001 en Quebec, Canadá; Cumbre Extraordinaria de las Américas del 12 al 13 de enero de 2004 en Monterrey, Méjico; IV Cumbre: del 4 al 5 de noviembre de 2005 en Mar del plata Argentina; V Cumbre: 17 al 19 de abril del 2009 en Pto. España, Trinidad y Tobago; VI Cumbre: 14 al 15 de abril del 2012 en Cartagena de Indias, Colombia.

Finalmente, Si hacemos un poco de memoria, verán que desde que los Comandantes Fidel y Chávez se sintieron solitos en Quebec, y posteriormente Kirchner y Chávez se opusieron al “patoteo” en Mar del Plata, es mucha el agua que ha corrido debajo de los puentes. Los aires de dignidad, soberanía y auto determinación de los pueblos, ya se convierten en vientos huracanados. Sin duda somos y queremos ser un continente de paz, pero que nadie crea que ser pacífico es sinónimo de sumisión. UNIDOS SOMOS INVENCIBLES. EXIGIMOS IGUALDAD Y RESPETO. ¡CHÁVEZ VIVE. LA LUCHA POR LA PATRIA SIGUE!

Guanare, miércoles 8 de abril del 2015

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve