Noticias

5.Abr.2017 / 05:07 pm / Haga un comentario

Foto: Referencial

Foto: Referencial

Ante los reiterados fracasos de las acciones impulsadas por la dirigencia de la autodenominada Mesa de la Unidad (MUD) desde la Asamblea Nacional (AN) en desacato, que buscan provocar una ruptura del Estado de Derecho que justifique la intervención extranjera en asuntos internos de la nación, la coalición de derecha recurre una vez más a llamar a sus seguidores a tomar las calles y generar violencia hasta lograr su objetivo.

Durante la sesión especial efectuada este miércoles en la Asamblea Nacional (AN), el diputado Freddy Guevara, dirigente nacional del partido de ultraderecha Voluntad Popular (VP), reiteró la convocatoria a tomar las calles de todos los estados del país, desde este jueves, “en resistencia permanente, hasta restituir el orden democrático, y que sean destituidos los magistrados del TSJ”.

Aunque el Parlamento aprobó este miércoles un acuerdo para “iniciar el procedimiento de remoción de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)”, por considerar que éstos incurrieron en faltas graves que ameritan su destitución -que deben ser calificadas por el Poder Moral de la nación-, por debajo de la mesa la MUD apuesta a la vía de la violencia para lograr su objetivo fundamental: llevar al país a un escenario crítico que propicie un golpe de Estado al Gobierno nacional.

En este sentido, durante el debate, todas las intervenciones de los diputados de la derecha estuvieron centradas en el llamado a la toma permanente de las calles como factor esencial para lograr, en este caso, la destitución de los magistrados del TSJ. Este discurso evidencia las pretensiones de la oposición de perturbar el orden constitucional de la nación.

Durante la última semana, la MUD convocó a la calle en al menos tres oportunidades, las dos primeras fallidas, pues no lograron sustentar el discurso mediático internacional, que necesita escenas violentas para sostener que en Venezuela hay una ruptura del orden democrático. Finalmente, en la concentración convocada este martes en Caracas, se dieron los primeros episodios de violencia propiciados por grupos de choque dirigidos por los partidos de derecha.

En su nueva jugada, la derecha vuelve a llamar a la violencia de calle, con su pacificación condicionada por el cumplimiento de sus pretensiones políticas inconstitucionales.

Ello también ocurrió en febrero de 2014, cuando el dirigente de derecha Leopoldo López convocó a la “calle sin retorno hasta que se vayan quienes nos gobiernan” como parte de el plan golpista La Salida, que dejó un saldo de 43 personas asesinadas, 800 heridos y varios meses de perturbación a la paz de los venezolanos, mediante acciones violentas de calle, en municipios del país gobernados por la derecha.

El llamado a desatar la violencia también signó el golpe de abril de 2002, cuando los dirigentes de la derecha instaron a sus seguidores a no abandonar la calle hasta derrocar al Gobierno constitucional del presidente Hugo Chávez, y desviaron la multitudinaria marcha del 11 de ese mes hacia el Palacio de Miraflores, en cuyas cercanías hubo personas asesinadas y otras heridas, con el fin de construir un discurso mediático que proyectara una alteración del orden democrático en el país.

 

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve