Internacionales / Noticias

3.Sep.2015 / 01:08 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Durante los últimos 10 años, el acuerdo de cooperación Petrocaribe ha impulsado la cooperación como vía para fortalecer la seguridad energética, que ha permitido la transformación económica y social, para llevar prosperidad a los pueblos de las naciones que lo integran.

Desde su puesta en marcha, en junio de 2005, este mecanismo ha fortalecido un nuevo esquema de intercambio favorable, equitativo y justo entre las naciones de la región caribeña, para asegurar el acceso regular a los recursos energéticos.

Esta iniciativa creada por el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, ha cumplido con su principal objetivo: suministrar combustible a los países miembros en condiciones ventajosas de pago a través de créditos blandos y bajas tasas de interés; y la posibilidad de cancelar una parte de la factura petrolera con alimentos.

“Petrocaribe ha significado el derecho ganado a la estabilidad económica, a la seguridad energética y a la inversión social para el progreso y prosperidad de nuestros pueblos hermanos del Caribe”, manifestó el presidente de la República, Nicolás Maduro, durante la IV Reunión Extraordinaria del Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), que se realizó el pasado 10 de agosto en Caracas.

Para el jefe de Estado este organismo integrador se ha consolidado como un mecanismo de cooperación más allá de la seguridad energética, pues sus esfuerzos se encaminan hacia el combate de la miseria para millones de seres humanos, que habitan en Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y Las Granadinas, Surinam y Venezuela.

En ese sentido, el Mandatario Nacional señaló que en la actualidad, los indicadores dan muestra de los importantes resultados de esta alianza energética y social.

“Si hoy nosotros, hermanos del Caribe, podemos ver de lejos y con dolor las crisis del África, del Mediterráneo y de la Otan, de lejos y no vivirla aquí, en las aguas caribeñas, es gracias a Petrocaribe. “Si no existiera el Alba (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) y Petrocaribe millones de nuestros hermanos tuvieran que buscar una pequeña luz de sobrevivencia de las aguas del Caribe hacia el norte”, subrayó.

Logros económicos y sociales

En la actualidad Petrocaribe garantiza el 40% de la seguridad energética de sus miembros, y mantiene en la actualidad un promedio de intercambio justo 100 mil barriles.

Como parte de su política de justicia y complementariedad, este acuerdo prevé el financiamiento en condiciones favorables de la factura petrolera, cuyo 50% es pagado en 90 días y el resto en un plazo de hasta 25 años, con dos de gracia, y un interés del 1%.

De este modo, hasta finales de 2014, este mecanismo de cooperación ha suministrado 301 millones de barriles de crudo, que equivalen a una facturación de 28 mil 272 millones de dólares, para garantizar la seguridad energética de sus países signatarios.

Gracias a este intercambio justo, entre 2005 y 2015 los países que integran este acuerdo han crecido 25% en su Producto Interno Bruto (PIB).

En sus primeros 10 años Petrocaribe ha desarrollado una serie de iniciativas para mejorar la calidad de vida de los pueblos de la región, que se evidencian en una inversión superior a los 3.900 millones de dólares distribuida en más de 432 programas sociales.

Entre estos se encuentra la compensación comercial de 2.781.980 toneladas de productos alimentarios de una porción de la factura petrolera de largo plazo, así como la operatividad de 15 empresas mixtas.

También figuran proyectos productivos y sociales que se suman a los 200 millones de dólares provenientes del fondo Alba Caribe, así como 88 proyectos sociales que se ejecutan en 12 países para atender a una población de 12 millones de personas.

Actualmente, este esquema tiene en agenda el desarrollo del Plan para la Erradicación del Hambre y la Pobreza “Hugo Chávez”.

Esta iniciativa creada en 2013 brinda apoyo a 21 países de la Zona Económica Petrocaribe y del Alba, para que formulen proyectos de agricultura familiar, potencien la agroindustrialización y desarrollen cadenas productivas para la distribución equitativa de los alimentos, fomentando la creación de políticas y planes integrales de erradicación del hambre y la pobreza.

Adicionalmente, las 19 naciones caribeñas se encuentran desarrollando el proyecto de Espacio Común Universitario de Petrocaribe; transporte y comunicaciones para la interconexión aérea y marítima; comercio e Integración, que contempla la actualización del Manual de Compensación y Nuevos Mecanismos de Comercio Justo y la propuesta para la Creación de la Ruta de la Urea de Petrocaribe.

Consolidación de la Zona Económica

A partir de 2013, el acuerdo del bloque se ha orientado a consolidar la Zona Económica Petrocaribe, creada con la finalidad de incrementar y diversificar el intercambio comercial y productivo entre los países miembros, para estimular el desarrollo económico, social y cultural.

Este proyecto contempla el intercambio en cinco áreas: transporte y comunicaciones, encadenamiento productivo, turismo, comercio e integración social y cultural; con el propósito de ampliar la capacidades productivas de los países miembros, tomando en cuenta sus potencialidades.

A principios de 2015 los integrantes de este bloque regional acordaron sumar esfuerzos conjuntos para desarrollar proyectos en un bloque de la Faja Petrolífera del Orinoco “Hugo Chávez”, que apunte al desarrollo de las naciones.

Por otra parte, las naciones caribeñas también trabajan en el programa de Ampliación y Fortalecimiento de PetroCaribe 2015, que contempla la inyección de 200 millones de dólares al Fondo de Inversión Solidaria PetroCaribe-Alba, para el desarrollo de diversos proyectos de fuentes complementarias de energía, entre los que figura el impulso a la producción gasífera.

Cooperación sin pretensiones imperialistas

Petrocaribe constituye un ejemplo de la cultura de paz de los países de la región caribeña, ya que promueve la cooperación para el bien de todas las naciones sin pretensiones imperialistas.

“Petrocaribe nos ha enseñado que es posible construir un mundo distinto. Cuando vemos hacia atrás vemos cómo los países del Caribe eran solo un mercado para las transnacionales del norte, sin ninguna consideración con sus poblaciones. Pero nosotros logramos convertir ese modelo en uno que lleva progreso y felicidad a nuestros pueblos”, indicó la canciller de la República, Delcy Rodríguez, durante el cierre de la XV reunión ministerial de Petrocaribe efectuada el pasado 25 de junio.

Sin embargo, planteó la importancia de que los gobiernos caribeños se mantengan firme en la tarea de defender “este hermoso mecanismo que revolucionó la formas de relaciones entre los países”.

“Ya que hemos convertido lo que era extraordinario en algo cotidiano, no podemos dormirnos ante las pretensiones imperialistas que buscan recuperar ese modelo de explotación, ese modelo neoliberal que negó derechos esenciales a nuestras poblaciones, a la salud, a la educación, a la alimentación, la vienda, y, en última instancia, el derecho al desarrollo de nuestros pueblos”, afirmó Rodríguez.

Este compromiso de unión para fortalecer la integración caribeña será parte de la agenda de la cumbre de Petrocaribe que tendrá lugar este fin de semana en Jamaica.

 

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve