Antonia Muñoz / Noticias / Opinión

24.Ago.2016 / 02:21 pm / Haga un comentario

Antonia Muñoz

En relación a este tema por demás trillado, a manera de introducción, hacemos algunas consideraciones, observaciones o preguntas para el cual no tenemos convincentes respuestas. En primer lugar, hasta que no busquemos mecanismo que reduzcan al mínimo la posibilidad de corrupción y de bachaqueo desde el nivel más alto al más bajo, mucha gente seguirá haciendo lo que le venga en gana porque sabe que su práctica tramposa quedará impune. La segunda consideración es un llamado de atención a las autoridades competentes en el sentido que no pueden tomarse tanto  tiempo en actuar ante los delitos que están a la vista de todos. Sinceramente somos de acción retardada. ¡¡Bendito sea Dios, el robo a mano armada en la redoma de Petare tiene años a la vista de la policía y de la Guardia Nacional que flanquea esa tierra de nadie!!

 Un tercer llamado de atención y solicitud de rectificación es en relación a una ineficiente práctica que tenemos: comenzamos a implementar un sistema y repentinamente todo se queda en el camino y no se vuelve a mencionar el asunto. En este último caso  nos estamos refiriendo al cacareado plan de colocación de  capta huellas en todos los negocios, sobre todo los que venden bienes subsidiados o regulados. No hay posibilidad de burlar la huella dactilar de nadie porque es única e irrepetible para cada ser humano. Por lo tanto, bien implementado y sus datos estadísticamente analizados tiene que ser un mecanismo efectivo para detectar compradores compulsivos, sea que compren para revender o  por el temor a la escasez de esos  bienes. Muchos bienes llegan a los comercios, pero en todos ellos hay un grupo de bachaqueros esperando “como caimán en boca de caño” y siempre se llevan buena parte de los productos para revenderlo y vivir de  robar a su prójimo.

En el mismo orden de ideas, se puede entender que las autoridades competentes puedan hacer poco para controlar los precios de bienes que se importan con “dólar realengo”, sea  que se trate del conspirador DÓLAR TODAY, el cual está diseñado por la derecha nacional (banqueros venezolanos prófugos en Miami) o internacional ( mafias colombianas que controlan el negocio de las casas de cambio en Cúcuta) para “hacer chillar la economía venezolana”; sea que se llame DICOM, mecanismo cambiario diseñado por el gobierno que no funcionó y también pegó la carrera inflacionaria. Sin embargo, lo que es inexcusable y lo reclamamos como revolucionarias y revolucionarios es que no se controle el precio de los bienes que se importan con dólar preferencial. En el artículo pasado nos referimos al caso del maíz amarillo y a la soya que se utiliza como materia prima para preparar Alimento Balanceados para Animales (ABA). Insistimos, no tiene explicación lo que está ocurriendo con los precios de los ABA a menos que  se trate de una mafia protegida por alguien con mucho poder. Meterle el microscopio electrónico a este submundo de la corrupción es urgente.

En la misma investigación sugerida arriba deben incluir el negocio redondo del subproducto que se genera con el procesamiento del maíz blanco para producir HARINA PRECOCIDA. Para quien no lo sepa un kilogramo de maíz produce aproximadamente 700 gramos de harina y 300 gramos de subproducto formado por concha (tegumento), pico y embrión (De donde se saca el aceite de maíz (mazeite, por ejemplo). Algunas agroindustrias venden todo el subproducto para preparar ABA, otras le extraen el aceite y venden el material fibroso que queda. Resulta que hay casos donde 1 kilogramo de subproducto cuesta muchísimo más que un kilo de grano de maíz entero. Por supuesto que esto también contribuye a encarecer el ABA, aunque el subproducto tiene menor contenido energético y proteico. Lo cierto es que por donde quiera que uno mete la cabeza hay un grupito de vivo haciendo negocio. ¡Será que cuando se mueran le llenarán la urna de billetes! En este caso metan la lupa en las plantas privadas e igualmente en las plantas del Estado y sabemos por qué se lo decimos. No basen su investigación sólo en las facturas porque esas siempre están en orden, pero lo que cobran en comisión no aparece en las facturas sino debajo de la mesa. Deben oir a las víctimas y más que oírlas deben buscar un mecanismo para que la gente denuncie de forma confidencial.

No se justifica  el incremento desmesurado en el caso del pan de trigo, cuya principal materia prima es un cereal importado que en los últimos años   ha incrementado muy poco su precio. Alguien me podría decir que  el pan, además de trigo lleva: huevos, azúcar, leche, grasa (manteca, mantequilla o aceite vegetal), levadura, sal y  agua: Es verdad, pero ¿Qué proporción representan esas materias primas en relación al trigo? En enero del 2014 un pan campesino costaba Bs. 15. Los precios fueron subiendo a Bs. 30, 45, 70, 100, 300 y 400 para julio 2014, enero 2015, julio 2015, octubre 2015, abril 2016 y agosto 2016, respectivamente. Los precios del trigo panadero han tenido pequeñas fluctuaciones cada año, pero en promedio, el precio por tonelada  ha tendido a la baja: $/ton. 276,7 ; 245,2 ; 206,4 y 186,6 $/ton en el 2013, 2014, 2015 y hasta julio del 2016, respectivamente. ¿Han revisado las autoridades competentes  la cadena de distribución de la harina de trigo que se compra con dólares preferenciales? ¿Han conversado con los pequeños panaderos para saber a qué precio le está llegando a muchos el saco de harina de trigo? Nunca está demás activar la inteligencia social.¡ Sólo el pueblo salva al pueblo!  ¡CHÁVEZ VIVE. LA LUCHA POR LA PATRIA SIGUE!

Guanare, miércoles 24 de agosto de 2016.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve