Internacionales / Noticias

16.Jul.2016 / 02:46 pm / Haga un comentario

Foto: EFE

Foto: EFE

Lo que ocurrió

Al caer la tarde de este viernes, el movimiento de tropas y el paso de aviones militares sobre Ankara, la capital de Turquía, pusieron en alerta a la población. Un comunicado posterior confirmó que una facción del Ejército turco estaba intentando tomar el poder con el fin de proteger el orden democrático y mantener los derechos humanos en el país euroasiático.

Los militares disidentes impusieron la ley marcial en todo el país, desplegaron tanques en las autopistas de acceso a Estambul y Ankara, la dos ciudades más importantes del país. Estas medidas fueron apoyadas por blindados, cazas y helicópteros del Ejército.

Los golpistas de inmediato tomaron el control de la televisión pública, el aeropuerto internacional Atatürk e infraestructuras básicas como los puentes sobre el Bósforo y el palacio presidencial. Dicho por ellos mismos, también detuvieron a varios funcionarios del Gobierno y al Jefe del Estado Mayor, Hulusi Akar.

Mientras se desarrollaba el golpe militar, el mandatario Recep Tayyip Erdogan se encontraba de vacaciones en el balneario Marmaris, cerca de la ciudad turca de Bodrum. Al enterarse de los sucesos, intentó llegar a Estambul, pero no pudo aterrizar. Se dirigió a Alemania, donde le fue negado el asilo y se vio obligado a partir hacia Irán.

No obstante, mientras aún luchaba por retomar el control de su país, tuvo un contacto telefónico con CNN Türk en el que convocó al pueblo a salir a las calles para manifestarse contra el golpe militar: “Convoco a nuestro pueblo a congregarse en las plazas y el aeropuerto”. Asimismo, aseguró que “este golpe de Estado nunca tendrá éxito. Tarde o temprano será eliminado”.

Casi siete horas después, el presidente Erdogan aterrizó en el aeropuerto internacional Atatürk de Estambul, luego de que el portavoz de la presidencia anunciara el fin de la intentona golpista. Desde las afueras del aeropuerto internacional, el mandatario confirmó ante los medios de comunicación que el golpe fue sofocado y el Gobierno seguía en funciones. Además, advirtió de que “los involucrados pagarán un alto precio”.

En otro contacto, el líder del gubernamental Partido Justicia y Desarrollo (AKP), también exigió que “todos aquellos que estén conduciendo tanques en la calle que regresen a sus cuarteles (…) Ya han comenzado las detenciones y llegaremos hasta lo más alto”.

¿Hubo víctimas fatales?

El jefe de las Fuerzas Armadas de Turquía en funciones, Ümit Dünar, confirmó la cifra dada por el primer ministro turco Binali Yildirim, de 194 fallecidos, de los cuales,  104 eran soldados sublevados, 43 de las fuerzas leales y 47 civiles.

De igual manera indicó que hasta el momento se registran mil 440 heridos y 2 mil 839 golpistas detenidos.

¿Qué ha sucedido con los responsables?

El Gobierno cifra en 2 mil 839 detenidos por su participación en el golpe. De ellos, unos 200 soldados salieron desarmados de cuartel general y se entregaron a la policía en la mañana del sábado. Otros 50 militares sublevados entregaron sus armas y salieron con las manos en alto tras permanecer horas bloqueando un puente con varios tanques.

Medios de comunicación han indicado que se presume que el general turco Akin Ozturk podría estar detrás de la intentona. Se conoció que el presunto responsable del golpe de Estado es general de cuatro estrellas de la Fuerza Aérea turca y sirvió como comandante hasta agosto de 2015. Además, actualmente es miembro del Supremo Consejo Militar del país.

Por su parte el presidente Erdogan señaló a Fethullah Gulen como el principal impulsor del levantamiento militar y lo acusó de ser el líder de una organización terrorista. Fetullah Gulen es un clérigo de un movimiento islámico llamado Hizmet (Servicio, en español) que se autoexilió a EE.UU. en 1999, desde donde sigue promoviendo sus ideas progresistas.

¿Cómo han reaccionado las autoridades?

La primera reacción tanto de Erdogan como del primer ministro turco, Binali Yildirim, fue llamar al pueblo a que saliera a las calles a defender la democracia en el país. Ya estabilizado el orden, el Gobierno decidió nombrar a un nuevo jefe del Estado Mayor para asegurarse el control del Ejército.

El jefe del Estado Mayor anterior, Hulusi Akar, había sido secuestrado por los militares disidentes. Tras el fracaso del Golpe, fue liberado y trasladado en helicóptero a un centro de crisis. De allí que Ümit Dünar fuese nombrado en la mañana de este sábado como jefe interino del Estado Mayor de Turquía, en reemplazo de Akar.

La amenaza de un castigo severo para los involucrados en la intentona está latente. “Es inaceptable que dirijáis vuestras armas contra padres, madres e hijos. Si apuntáis las armas al pueblo que os las dio, pagaréis las consecuencias”, señaló el líder turco en uno de sus comunicados, quien aseguró que llegaría hasta lo más alto para descubrir a todos los responsables.

Más temprano, el Gobierno de Turquía anunció la destitución de cinco generales y 29 coroneles involucrados en el golpe. Yildirim también explicó que “el Consejo Constitucional estudiará la posibilidad de introducción de la pena de muerte” para los militares involucrados en el golpe de Estado.

teleSUR

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve