Memorias / Noticias

Prensa Psuv.- En el año 2005, la Asamblea Nacional de nuestro país, que en ese momento se encontraba bajo la presidencia del entonces diputado Nicolás Maduro, y hoy Presidente de la República, emite una resolución mediante la cual se estableció el 10 de mayo como: “Día de la afrovenezolanidad y conmemoración del levantamiento heroico de José Leonardo Chirinos”.

Este día se establece como un tributo a los venezolanos de origen africano y sus raíces étnicas, cuyo legado está reconocido en la Constitución Nacional y una forma de lucha contra el racismo y cualquier tipo de discriminación en nuestro país.

La rebelión de José Leonardo Chirinos

El 10 de mayo de 1795, luego de un baile en la hacienda Macanilla, el movimiento de mulatos, negros esclavos y libres, liderado por José Leonardo Chirino, tomó la hacienda El Socorro, y proclamó una República de Igualdad.

José Leonardo Chirinos fue un esclavo de origen africano que se sublevó contra los españoles en Coro, dirigiendo una significativa movilización de negros y mulatos contra las autoridades coloniales que fue posteriormente sofocada.

José Leonardo Chirinos era hijo de un esclavizado africano de nombre Juan Cruz, perteneciente a la familia Chirino (de allí el apellido de José Leonardo) y una indígena libre, de nombre Cándida Rosa. José Leonardo se rebela el 10 de mayo de 1795, junto a más de doscientos africanos y afrodescendientes esclavizados y libres, con el fin terminar con el sistema esclavista.

En agosto del mismo año es apresado en la población de Baragua, en Coro, y trasladado a Caracas para ser condenado a muerte un año más tarde, el 10 de diciembre de 1796, de acuerdo a la Real Audiencia que indica:

“A muerte de horca que se ejecutará en la plaza principal de esta capital, adonde será arrastrado desde la cárcel real y, verificada su muerte, se le cortará la cabeza y las manos, y se pondrá aquella en una jaula de hierro sobre un palo de veinte pies de largo, en el camino que sale de esta ciudad de Coro hacia los valles de Aragua, y, las manos serán remitidas a esa misma ciudad de Coro, para que una de ellas se clave en un palo de la propia altura y se fije en las inmediaciones de la Aduana llamada de Caujarao, camino de Curimagua y, la otra, en los propios términos, en la altura de la Sierra donde fue muerto don Josef Tellerías” (Brito Figueroa, citado por Juan Ramón Lugo).

Su hija Viviana fue vendida por 200 pesos y a sus dos hijos los vendieron por 120 y 150 pesos respectivamente. Sépase además que en el escudo de la ciudad de Coro se incluyeron las tres cabezas degolladas y sangrantes de José Leonardo y sus lugartenientes, como pública advertencia a quienes tuvieran pensado levantarse contra Dios y el Rey.

Esta rebelión fue la de mayor importancia en el período de la Colonia. En esta rebelión no sólo levantó la libertad como un elemento de lucha, sino que hubo una propuesta por la soberanía, de establecimiento de un gobierno soberano. Esta insurrección estuvo vinculada con el movimiento de los Jacobinos Negros, que en esa época estaban en pleno apogeo en Haití, en Martinica y en Guadalupe. Esta lucha tiene que ver con la aspiración y los deseos de poner en práctica los famosos principios de la revolución francesa: libertad, igualdad, fraternidad.

La afrovenezolanidad

Largo ha sido el batallar por el reconocimiento de los derechos de la población Afro-descendiente. Olvidados con la culminación de la Guerra de Independencia, en la naciente República no se incluyó a los africanos y sus descendientes como ciudadanos, quedando bajo esta condición más de 60 mil afrodescendientes.

Dentro de la concepción de la construcción de discursos de la modernidad y su proyección en las estructuras jurídicas-administrativas del Estado, el economista Alberto Adriani y Arturo Uslar Pietri llegaron a plantear que había que modificar la composición étnica de nuestra población para hacer de Venezuela un país “moderno”.

Hoy se habla de afrovenezolanos y no de negros, pues esta última palabra ha estado históricamente asociada a lo negativo (traumas, exclusión y racismo), es una construcción colonial con mentalidad despectiva; por su parte, afrovenezolano es una construcción social que nos conecta con la historia, con un pasado de luchas y una cultura que logramos mantener hasta el día de hoy, con un legado en música, gastronomía, medicina, técnicas de trabajo, artesanía, ecología y ambiente, viviendas y modos de vida.

Los africanos trajeron un conocimiento, costumbres y una cultura que se mezcló con la aborigen y la europea. La Afrovenezolanidad es ese segmento civilizatorio que vino de África y sus descendientes, que hoy representan una gran parte de los venezolanos que por siglos han aportado en construcción de nuestro país.

Nuestra historia esta llena de hechos, ocurrencias y acontecimientos que muestran la hidalguía, el coraje y la valentía de muchos ciudadanos afrodescendientes anónimos que en el mundo aun luchan un rostro ante las páginas de la historia.

Este día debe ser proyectado en el tiempo como una referencia a la dignidad de la resistencia y del espíritu libertario de la historia y los que combatieron la diáspora de la esclavitud. Este día marca un hito fundamental para la historia venezolana, caribeña y latinoamericana, que ha sido desdibujado por la historiografía tradicional y que debemos reivindicar como un acontecimiento pre-independentista, antiimperial y anticolonial y proyectarlo en las luchas actuales por la dignidad humana y contra toda forma de esclavitud y discriminación.

Fuentes:

Chucho García, Jesús, La esclavitud, Cimarronaje y Luchas Contemporáneas, Ministerio de Educación, Caracas 2006

Varias.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve