Memorias / Noticias

18.Sep.2015 / 08:32 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Tal día como hoy, hace 61 años, falleció en Caracas Armando Reverón, pintor y artista plástico venezolano, uno de las máximos exponentes de las artes plásticas en Venezuela.

Armando Reverón realizó estudios en la Academia de Bellas Artes de Caracas y, gracias a una beca, siguió estudios en España y tuvo la oportunidad de visitar París.

A lo largo de su vida abordó el tema religioso, las naturalezas muertas, la figura, el paisaje, el autorretrato y el desnudo femenino; estos dos últimos fueron los más recurrentes en su producción. En 1921 se mudó a Macuto y construyó con sus propias manos El Castillete, su morada hoy en proceso de rehabilitación por el Gobierno Bolivariano.

Se suelen distinguir en su carrera tres grandes épocas: azul (marcada por la influencia de Nicolás Ferdinandov), blanca (en la que exploró los efectos de la intensa luz del trópico) y sepia (ya a finales de los 30).

En sus cuadros experimentó con soportes y técnicas inusuales, incorporando materiales como el musgo y el óxido de hierro; pero fue sin duda la luz el elemento más explorado. Creó, además de sus pinturas, objetos de la vida diaria, valorados actualmente como parte de su trabajo artístico.

Tras sufrir en 1940 una crisis psicótica que obligó a su reclusión en el sanatorio “San Jorge”, se refugió en un universo mágico que le llevó al empleo de materiales tales como tizas, creyones, así como a la adopciión de una fantasía teatral que se tornaba más y más incontrolable pero que, a través de un dibujo que aspiraba a la corrección académica, buscaba restituir su equilibrio emocional.

La última de sus crisis ocurrió en 1953, y fue internado en la clínica de “Báez Finol”, el mismo año en que le era conferido el Premio Nacional de Pintura.

Armando Reverón murió mientras se encontraba en el sanatorio, el 18 de septiembre de 1954, a los 65 años de edad.

YVKE Mundial

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve