Noticias

21.Jun.2016 / 01:58 pm / Haga un comentario

Tareck William Saab

Foto: Referencial

La convicción de ser diferentes a los gobiernos que masacraron los derechos humanos (DDHH) en Venezuela entre 1958 y 1998, era del puntofijismo, debe formar parte de cada espíritu revolucionario, expresó este martes el defensor del Pueblo, Tareck William Saab.

Al tomar la palabra durante la entrega a familiares de los restos inmortales de los luchadores sociales desaparecidos durante la cuarta República, Saab destacó que este acto de desagravio “denota espiritualidad y grandeza humana”, elementos fundamentales para alcanzar la verdadera justicia.

Exaltó la labor que lleva adelante la Comisión por la Justicia y la Verdad y las políticas que emprende el Gobierno del presidente de la República, Nicolás Maduro, “de reivindicar a nuestros mártires y dar el ejemplo de marcar la diferencia como lo está haciendo, en defensa de los derechos humanos de este país, del pueblo, de la nación entera. No puede ser de otra manera”.

El defensor destacó además que la convicción humanista de izquierda es propia de cualquier defensor de los derechos humanos.

“Dificulto que un defensor del gran capital, del neoliberalismo, pueda hablar de la vida, de los derechos humanos y de la dignidad de los mártires de la cuarta (República)”, sostuvo.

AVN
 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve