Internacionales / Noticias

24.Dic.2016 / 08:26 am / Haga un comentario

Foto: Referencial

Foto: Referencial

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, indicó este viernes que la lucha en los próximos años de los países de América Latina será por defender la democracia y las conquistas sociales alcanzadas por los pueblos durante los gobiernos progresistas de la región.

“El gran desafío de América Latina es democrático. Nosotros sabemos que la democracia nos permitió mejorar las condiciones de vida de nuestro pueblo (…) Nuestra lucha es por la democracia, por los derechos sociales y por la soberanía”, expresó Rousseff en una entrevista transmitida por Telesur.

Durante la entrevista, Rousseff exhortó a los pueblos a continuar levantando las banderas de la democracia y defender la soberanía de los pueblos, que está siendo atacada por los gobiernos de derecha, que pretenden implementar, otra vez, las medidas neoliberales impuestas por ejes imperiales.

“Estamos en un mundo globalizado, la globalización no es una tendencia lineal. Hay muchos tipos de globalizaciones, y uno de esos tipos de globalizaciones es la construcción de mercados regionales, de relaciones regionales, de bloques regionales”, subrayó la mandataria brasileña.

Por otra parte, Rousseff calificó de “doble moral” el intento por parte de la Triple Alianza del Mercado Común del Sur (Mercosur), conformada por Argentina, Paraguay y Brasil, de pretender aislar a Venezuela de este organismo integrador.

“Yo pienso que no se puede aplicar la cláusula democrática salvo en algunos casos en que la cláusula democrática puede ser aplicada. Puede ser aplicada en el caso de Brasil, pero no puede ser aplicada en el caso de Venezuela (…) Si se hace un análisis en frío se podrá ver que cuando se puede aplicar la causa democrática es en contra de Brasil, pero yo no vi a nadie levantase la cláusula democrática contra Brasil. Es un doble discurso, una doble ética. Es un error diplomático, es una grosería. No se pueden establecer relaciones fraternales en un continente si no se construye un respeto hacia las diferencias”, puntualizó.

El 12 de marzo pasado la mayoría opositora del Senado aprobó destituir a la presidenta Dilma Rousseff alegando supuesta violación de normas fiscales al maquillar el déficit presupuestario de 2015, una falta que no ha sido probada y que además no constituye un crimen de responsabilidad, una condición sine qua non exigida por la constitución brasileña para intentar un impeachment (juicio político).

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve