Noticias

19.Jul.2015 / 12:08 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

El Gobierno de Guyana está en la obligación de respetar el Acuerdo de Ginebra, como mecanismo que permite la conciliación pacífica de diferencias sobre el diferendo por el territorio Esequibo, destacó el diputado al Parlamento Latinoamericano (Parlatino), Rodrigo Cabezas.

“Los venezolanos, las venezolanas y el pueblo de Guyana, debe saber que el Gobierno de Guyana está obligado (a respetar el acuerdo de Ginebra)”, expresó el parlamentario, al recordar que esa obligación quedó establecida desde el momento en que se firma ese acuerdo en 1966 y que ese mismo año es aprobado por los parlamentos de ambos países.

La Guayana Esequiba (zona en reclamación), que tiene una extensión de 159.542 kilómetros, pertenece a la República de Venezuela desde 1811 al momento en que es incluida en su primera Constitución. Sin embargo, en 1814 Gran Bretaña inició una agresiva y hostil política de expansión hacia el oeste desde las regiones bajo su soberanía en la entonces “Guayana Británica”. Ante estos hechos, Venezuela protestó en reiteradas oportunidades, pero fue hasta 1897, tras el gobierno venezolano solicitar a Estados Unidos (EEUU) interceder en el conflicto, que se iniciaron conversaciones sobre la situación limítrofe entre Gran Bretaña y Venezuela.

La posición de EEUU en esta discusión, donde no hubo representación venezolana, estuvo totalmente viciada e impuso condiciones de arbitraje absolutamente lesivas para Venezuela y favorables para Gran Bretaña a través del Laudo Arbitral de París del 3 de octubre de 1899, que concedió la cesión del territorio al oeste del río Esequibo a Gran Bretaña. Ningún gobierno venezolano reconoce ni acepta este Laudo Arbitral.

En 1962 Venezuela hace una exposición en la Comisión de Política Especial de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), para denunciar este acuerdo alegando componenda y vicios de nulidad justificativos de un despojo. Finalmente, en 1966 Gran Bretaña aceptó iniciar conversaciones con Venezuela sobre este tema, alcanzando el 17 de febrero el Acuerdo de Ginebra, firmado en Suiza. Este acuerdo fue reconocido por Guyana al acceder a su independencia el 26 de mayo de ese año.

Venezuela reconoció la independencia de ese país, reservándose el mantenimiento de su demanda histórica y por tanto reconociendo la soberanía del nuevo Estado, a partir del territorio al este de la línea media del Río Esequibo desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico.

En este contexto, el diputado Cabezas enfatiza que “(Guyana) está obligado porque el Acuerdo de Ginebra nos convoca y nos lleva a las conversaciones de manera bilateral, cualquiera que sea el mecanismo como lo establece allí, que remite a la Carta de las Naciones Unidas -articulo 33- que expresa todas la posibilidades de soluciones pacíficas, armoniosas, civilizadas, de controversias en el campo internacional”.

Por tanto, añade el miembro del Parlatino, la posición agresiva de Guyana “es absolutamente violatoria de la ley internacional a la que está obligada”, y por el contrario es acertada la decisión de Venezuela de recurrir a la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El pasado 10 de julio, Venezuela solicitó formalmente a la ONU la designación de un Buen oficiante que contribuya a mediar entre los dos países; sin embargo, Guyana rechazó este iniciativa.

“Yo creo que hay que llamar a la reflexión por parte de las fuerzas políticas de Guyana, para que juntos apliquemos un este mecanismo, que nos permite una negociación mediante el dialogo a fin de concretar una solución por el bien de ambas partes”, apuntó Cabezas en entrevista concedida al periodista José Vicente Rangel en su programa dominical José Vicente Hoy, transmitido por Televen.

El parlamentario criticó la postura del gobierno del presidente David Granger, al que calificó un prisionero de intereses económicos transnacionales que propicia la violación de este tipo de acuerdos. “Si la Exxon Mobil tiene presencia ahí obviamente (se fortalece) la hipótesis de que hace rehenes a estos gobernantes y los coloca en una situación de incumplir el acuerdo de Ginebra”, apuntó el diputado venezolano en referencia a la influencia de la transnacional petrolera sobre el gobierno guyanés.

Aseveró que en estos últimos años, Venezuela ha enfrentado en el campo internacional, una campaña mediática de las oligarquías y las grandes transnacionales para desinformar sobre el proceso de justicia social que adelanta la Revolución Bolivariana, sumándole a esto ahora el intento de subestimar su reclamo justo por el territorio Esequibo a través de mecanismos pacíficos y legales.

Valoró positivamente la postura de respeto a los mecanismos de diálogo que ha emprendido el presidente de la República, Nicolás Maduro y de plena defensa de la soberanía nacional.

Indicó que gracias a las políticas del presidente Maduro, han ocurrido en el país dos hechos que ha catalogado como históricos. “(El primero) que haya dado la cara ante su pueblo para pedir apoyo, unidad nación, en una intervención magistral (en la Asamblea Nacional) y en segundo lugar que se haya producido un acuerdo unánime de las fuerzas dentro del parlamento de respaldo a la política exterior de Venezuela”.

El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela reclama a la República Cooperativa de Guyana detener la exploración o extracción petrolera en el territorio Esequibo, debido a que es un espacio en disputa.

 

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve