Noticias / Opinión / Roberto Malaver

9.May.2016 / 10:22 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Declare, compañero: “El domingo 15 de agosto de 2004 hice mi cola y voté por el SÍ para revocar al dictador Hugo Chávez Frías. Después, cuando vi que el CNE anunció que habíamos perdido el revocatorio, me encerré en mi casa a esperar que pasara lo peor. Y el lunes, en la noche, pude ver a Henry Ramos Allup rodeado de otros dirigentes de la oposición venezolana, entre ellos destacaba Pompeyo Márquez, en la pantalla de mi canal Globovisión diciendo que ‘se ha cometido un gigantesco fraude’, y después juró que ‘mañana presentaremos las pruebas’. A partir de ahí empecé a esperar las pruebas, confiando plenamente en la palabra de este líder, pero nada.

“En noviembre de 2015, en Altagracia de Orituco, en un acto de la Mesa de la Unidad Democrática -MUD-, asesinaron, bajándose de una tarima, al secretario ejecutivo de Acción Democrática, Luis Manuel Díaz, y Ramos Allup declaró que los asesinos fueron unos chavistas que le dispararon desde un vehículo. Y además, también prometió presentar las pruebas. Y yo me quedé esperando. Y se supo que todo fue entre delincuentes.

“Después, en las elecciones del 6 de diciembre de 2015, para elegir a los diputados a la Asamblea Nacional, salí a votar por mis candidatos a diputados porque, debo decirlo, escuché a Ramos Allup prometiendo que esa sería la última cola para acabar con las colas. Y allí están en la Asamblea Nacional y, a pesar de lo que dijo el hoy presidente de la Asamblea Nacional, las colas siguen creciendo por todas partes y yo sigo haciendo colas.

“Y después que negoció con Julio Borges, es decir, con la gente de Primero Justicia, Ramos Allup asumió la presidencia de la Asamblea Nacional. Y el 5 de enero, sin pensarlo mucho y cumpliendo con su propio filosofía, siguió prometiendo cosas. Y prometió que “dentro de seis meses salimos de Maduro”. Ya ha venido pasando el tiempo, y él sabe que esa promesa tampoco se cumplirá. Por eso puedo afirmar, casi científicamente, porque lo he venido demostrando como lo han podido leer aquí, que Henry Ramos Allup es un fraude. Pero debo decir igualmente, que yo también soy un fraude, porque he venido creyendo y apoyando todas las promesas que este líder adeco ha venido haciendo en su desespero”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve