Noticias

13.May.2015 / 11:44 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Las relaciones bilaterales entre China y Venezuela datan del 28 de junio de 1974, por lo que este año se cumplirán 41 años desde su establecimiento, sin embargo, este mes se celebran 14 años de su profundizaron, impulso que se dio con la llegada de la Revolución Bolivariana.

Si bien es cierto que China y Venezuela ya tienen más de cuatro décadas de nexos diplomáticos, no fue sino hasta la llegada a la presidencia del Comandante Hugo Chávez, en 1999, que se percibe un evidente cambio y profundización de las mismas, marcando un antes y un después con el Acuerdo Marco de Cooperación, suscrito en 2001 por Chávez y su homólogo chino para el momento, Jiang Zemin, que se fijó el carácter estratégico de la relación entre ambos países.

Fue precisamente en 2001 cuando se creó una Comisión Mixta de Alto Nivel, conformada para coordinar proyectos conjuntos en el campo político y comercial, duplicando 47 veces el intercambio comercial desde su creación hasta 2012.

Otro de los hitos de la relación bilateral China-Venezuela es la creación del Fondo Conjunto Chino Venezolano, en 2007, por un monto de 6 mil millones de dólares. Para la firma de este instrumento financiero, que ha permitido el financiamiento de diversos proyectos sociales y productivos, se estipuló su renovación cada tres años y un aporte inicial de 4 mil millones de dólares por parte de China, y 2 mil millones de dólares como contribución venezolana.

El fondo fue calificado como histórico por el Comandante Hugo Chávez, quien expresó que con el se está “construyendo nuestro socialismo luego de años de coloniaje y de ser patio trasero del imperio, ¡nosotros vamos a convertir a Venezuela en una potencia mundial”.

Asimismo, el fondo cuenta actualmente con tres tramos de financiamiento, cuya cancelación se somete al envío de 200.000 barriles diarios, la cantidad de barriles despachados dependen del precio del crudo.

Para poder garantizar el correcto desempeño de este mecanismo se creó también el Fondo Gran Volumen Largo Plazo (FGVLP), constituido por Venezuela y China en agosto de 2010, por un monto 20.000 millones de dólares, divididos 50% en dólares y 50% en yuanes por un plazo de 10 años.

El acuerdo del FGLVP se sienta sobre la base de tres principios: la gradualidad, la planificación científica y el interés común.

Al respecto, durante el programa Aló Presidente número 358, Chávez comentó que ese tipo de acuerdo “China jamás lo había hecho con país alguno: comprometerse con un financiamiento de gran volumen y de largo aliento, como lo ha definido el gobierno Chino, en conjunción con el gobierno venezolano. Eso dice mucho de la fortaleza de la economía venezolana”.

A los negocios entre ambas naciones se le suma el Banco de Desarrollo de China (BDC), creado en marzo de 1994, que inauguró en julio pasado una oficina comercial en el país, bajo la jurisdicción directa del gobierno chino.

De este modo y desde la llegada de la Revolución Bolivariana se construyó una base de la confianza jurídica y política entre ambas naciones, esto queda sustentado a través de la firma de numerosos acuerdos de desarrollo, en contraste a los 30 convenios de cooperación mutua que existían para 1999.

Asimismo, el intercambio comercial entre los dos países creció de 1,4 millones de dólares en el año 1974, a 19,2 millardos de dólares en el año 2013, aumentando 13.714 veces.

En estos convenios queda registrado la importación que hace China hacia Venezuela para la construcción de vivienda, satélites, equipos de comunicación, maquinarias, equipamiento industrial, textil, formación de profesionales y técnicos en área estratégicas entre otros rubros, mientras que la exportación de Venezuela se concentra principalmente en el petróleo y sus derivados.

Cooperación integral

China es el segundo socio comercial de Venezuela, mientras que la patria de Bolívar es el cuarto socio comercial de China en cuanto a destino de inversión. Además, representa un importante socio comercial en cuanto a mercado de contratación de servicios de ingeniería en América Latina.

En la actualidad, China y Venezuela han suscrito más de 300 acuerdos de cooperación y son numerosos los proyectos financiados por el Fondo Chino Venezolano. Entre ellos resaltan la construcción y ampliación de las líneas de los metros de Valencia y Maracaibo, el reacondicionamiento de carreteras y ampliación del sistema de transporte terrestre a nivel nacional.

En materia tecnológica, Venezuela cuenta con dos satélites, fabricados en China y puestos en órbita desde ese país asiático: el satélite Simón Bolívar, lanzado el 29 de octubre de 2008; y el Miranda, puesto en órbita el 28 de septiembre de 2012.

Asimismo, las empresas de electricidad chinas construyeron con eficiencia y alta calidad varias centrales eléctricas en Venezuela, con capacidad para generar cerca de un gigavatio de energía, garantizando de esta forma el suministro de electricidad a millones de venezolanos.

Mientras en agricultura, China realiza contribuciones para mejorar la infraestructura, elevar la producción agrícola venezolana y garantizar el suministro de alimentos, con proyectos de construcción de infraestructura de riego, granjas, fábricas de maquinarias agrícolas y el financiamiento para la construcción de parcelas experimentales de arroz y soja.

Por otra parte, la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) es una de las banderas de la Revolución Bolivariana, en el primer cuatrimestre de este año se entregó la vivienda 700.000, contribuyendo con una mejor calidad de vida para igual número de familias.

Fue en 2005 comenzó la cooperación chino-venezolana en materia de viviendas mediante el acuerdo entre el Ministerio de Hábitat y Vivienda y la empresa Citic Group para la construcción de viviendas en varios estados del país.

La inversión estimada en este proyecto es de 1.568 millones de dólares y 6.744 millones de bolívares.

Además, la empresa china Citic Group levanta 13.034 apartamentos en el urbanismo Ciudad Tiuna que se construye en la parroquia El Valle, del Distrito Capital, como parte de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

En paralelo, la estatal china construye simoncitos, módulos de salud, escuelas, parques, vialidad y áreas verdes para desarrollar allí un núcleo urbano.

Estrechando lazos

A inicio de este año, el presidente de la República, Nicolás Maduro, realizó una visita a la República Popular China, en donde se suscribieron acuerdos de cooperación por más de 20.000 millones de dólares, que servirán para consolidar los proyectos socioproductivos en nuestro país.

Durante esta visita, también se acordó el arribo al país de una primera avanzada de 20.000 vehículos destinados a robustecer la flota de taxis en el territorio nacional, y la cooperación de China para construir en territorio bolivariano tres plantas procesadoras de cemento, las cuales tendrán una capacidad de producción diaria de 2.500 toneladas cada una.

La alianza Venezuela-China también abarca la transferencia tecnológica en todas las áreas, incluida la militar, con la instalación de tres fábricas de uniformes y otras de soporte logístico para los aviones K-8 y Y-8, adquiridos en el país asiático.

En materia de seguridad ciudadana hubo un acuerdo para el fortalecimiento del Sistema Integrado de Monitoreo y Asistencia (Sima), que ya posee 30.000 cámaras instaladas en 16 localidades del país, y la construcción de 40 centros Sima en todo el país.

De igual manera, se firmó un acuerdo dirigido al impulso nacional de proyectos tecnológicos, que contempla la ampliación de la banda ancha venezolana de Internet y el incremento de la producción de equipos electrónicos como computadoras, tabletas y teléfonos celulares, mediante convenios que se mantienen con las empresas chinas Huawei y ZTE.

En lo educativo, se acordó un financiamiento de casi 1.000 millones de dólares para la construcción de las 30 primeras ciudades escolares bolivarianas, del total de 1.500 que se tiene previsto construir en los próximos 10 años.

En enero pasado, durante la visita del mandatario venezolano a China, el presidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular de China, Zhang Dejiang, manifestó que la relación bilateral ha “demostrado lo exitoso que son los principios de cooperación, de beneficio mutuo, de ganancia compartida, de gradualidad, de planificación perfecta. Nuestro proceso de cooperación realmente ha marchado de manera impecable”.

Por su parte, el presidente Maduro declaró que “China que es la gran potencia económica productiva, comercial y financiera del siglo XXI, (tiene) una relación muy avanzada en intercambio comercial, de inversiones con la región. Y América Latina y el Caribe ha visto nacer la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. Esto es una proeza histórica que hayamos encontrado durante el siglo XXI nuestro propio camino. China lo trae desde el siglo pasado”, manifestó el Presidente de la República.

 

YVKE Mundial

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve