Noticias / Regiones

7.Feb.2016 / 09:12 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

En los suelos del estado Portuguesa, enclavado en los llanos occidentales de Venezuela, se produce más de 70% de los alimentos de origen vegetal que se consumen de forma masiva en el país (cereales y oleaginosas) y se erige la más alta capacidad agroindustrial instalada de esta región.

Estas potencialidades convierten a la entidad llanera en el bastión agrícola del país y lo perfilan como un territorio estratégico para fortalecer los niveles productivos, transitar de manera decidida hacia la soberanía agroalimentaria y superar el modelo rentista petrolero.

Con una superficie de 15.200 kilómetros cuadrados, Portuguesa es responsable de más de 50% de la producción nacional de maíz, 65% de arroz, 52% de caña de azúcar, 70% de girasol, 95% de ajonjolí y, junto a Lara, estado con el que limita por el norte, cosecha 80% del café venezolano.

La calidad de sus tierras y del recurso hídrico se conjugan con la capacidad instalada para procesar los alimentos que allí se cultivan, lo que deriva en el engranaje de circuitos productivos que, en palabras del ministro para la Producción Agrícola y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, garantizan que “en Portuguesa ya no se extraiga materia prima de los suelos para ser procesados en otras latitudes. Ahora se procesa y se desarrolla en estas tierras un modelo económico agroproductivo, aguas arriba y aguas abajo”.

Potencial minero

La riqueza natural de esta entidad llanera tiene en la minería no metálica otra punta de lanza para dinamizar el desarrollo económico. En sus ríos subyacen más de 40 tramos de extracción de material granular que también se procesa en Portuguesa y se transforma en arena, arrocillo, piedra y otros insumos para la construcción.

El auge de la actividad minera en Portuguesa y la calidad de sus yacimientos le lleva actualmente a incursionar en la industria cementera, mediante la instalación de una miniplanta que garantizará la explotación de una mina rica en arcilla y roca caliza, que molidos son fundamentales para la producción del principal componente del cemento: el clínker.

Esta procesadora se construye en el municipio San Rafael de Onoto y su puesta en funcionamiento está prevista para abril de este año. Tendrá la capacidad de generar unas 600 toneladas de cemento día, que equivalen a 14.000 sacos, y de mezclar productos derivados, especialmente concreto, que es un insumo vital para la fabricación de bloques, planchas, encofrados y otros materiales de construcción.

AVN
 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve