Noticias

5.Sep.2015 / 11:33 am / Haga un comentario

Foto: AVN

Este año se cumple el bicentenario de la Carta de Jamaica, documento escrito por el Libertador Simón Bolívar el 6 de septiembre de 1815, en el que expresa el pensamiento que en la actualidad ha contribuido a forjar la integración latinoamericana y caribeña a través de instancias unitarias basadas en el ideario bolivariano.

El documento escrito en Kingston, Jamaica, fue la respuesta a una consulta que hiciera un comerciante inglés llamado Henry Cullen, en medio de un momento de reflexión de Bolívar, afectado por su mala situación económica y la pérdida de la segunda República por la falta de unidad de los patriotas.

Es en esta carta, calificada por muchos como profética, Bolívar esboza el proyecto de la unidad latinoamericana y caribeña, camino que hoy allana la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Mercado Común del Sur (Mercosur), Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) así como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), explica el intelectual venezolano, Luis Britto García.

“Bolívar predica la unidad y en una de las frases de la Carta de Jamaica él dice: ‘si usted me pregunta a mí qué es lo que nos hace falta, yo diría unión, unión y más unión’. Eso sintetiza el pensamiento del Libertador sobre el tema”, precisa en entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias.

El historiador venezolano dijo que el primer intento de Bolívar para la unidad de los pueblos de América, tras conocerse su carta, fue el Congreso de Panamá en 1826, idea que finalmente no se materializa por la oposición de Estados Unidos y recordó que a finales del siglo XIX (1898-1899) se conforma la llamada unión paramericana, proyecto imperial contrario a los ideales de Bolívar.

Ante el concepto imperial surgen proyectos de unidad sin la presencia de Estados Unidos y Canadá. “Estos proyectos son Unasur, Celac, Alba, Mercosur. La América Latina es enteramente diferente a la de 1899, todo eso ha contribuido a forjar y a integrar institucionalmente la unidad latinoamericana y caribeña”, explicó.

Durante los últimos 200 años varios líderes latinoamericanos hicieron grandes esfuerzos para concretar la unidad expresada por Bolívar en la Carta de Jamaica, sin embargo, fue hasta la llegada del líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez cuando se impulsó nuevamente la idea de la unidad y concretaron proyectos de carácter multinacional.

Para Britto García, el comandante Chávez es uno de los bolivarianos más auténticos de América Latina, el Caribe y el mundo, no sólo porque estudió el pensamiento del Libertador sino porque dedicó su vida a ponerlo en práctica. “Chávez es el animador fundamental de esas grandes unidades de integración latinoamericana que surgieron después que él llega al poder”, recalcó y al tiempo comentó que el líder socialista logró unir a los pueblos de América Latina con alianzas estratégicas independientes de Estados Unidos y Canadá.

Independencia latinoamericana

Por su parte, el historiador venezolano Luis Felipe Pellicer, comentó a AVN que Bolívar al momento de escribir la Carta de Jamaica no solo pensó la unidad como un ideal, sino una necesidad para conseguir y mantener la independencia latinoamericana y caribeña.

“Yo creo que eso tiene totalmente vigencia en nuestros días, porque frente a otros imperios la posibilidad de la verdadera independencia, libertad y soberanía, está en que los países latinoamericanos nos unamos para formar un bloque que pueda enfrentarse a los lotes imperiales de poder, principalmente Estados Unidos”, expresó el coordinador de Historias Locales y Acción Sociocomunitaria del Centro Nacional de Historia.

Al respecto, Luis Britto García resalta que el Libertador consideró que la ausencia de pensamiento crítico en los latinoamericanos fue la causante de que se prolongara la lucha por la independencia, el desprecio por los países europeos y los tropiezos de las repúblicas nacientes.

“Nos independizamos políticamente pero no culturalmente”, explicó Britto, quien resaltó que esta situación cambió y hoy existe una Latinoamérica consciente, con formación política, económica, social y cultural.

Como ejemplo mencionó a Venezuela, país que ha vencido en gran medida el analfabetismo. “Se ha hecho un énfasis tan poderoso en llevar la educación, la formación académica a los grandes sectores de la población que, eso en alguna forma, tiende a dejar para siempre atrás el estatuto de la minoría”, dijo refiriéndose a las clases dominantes.

Una visión integradora

En la Carta de Jamaica, Simón Bolívar se anticipa a la situación futura de las naciones latinoamericanas, que en su mayoría son acertadas, comentó el historiador Luis Britto García.

El Libertador, en su escrito, señala que en algunos casos los Estados de mayor talla se podrían inclinar hacia gobiernos autoritarios “y efectivamente así sucedió en América Latina”. Mientras que otros países podrían acariciar la idea de una monarquía.

Bolívar imaginaba una América que fuera la más grande nación del mundo, “menos por su extensión y riquezas que por su libertad y gloria”. Esa nación la veía controlando el paso entre dos océanos a través de sus canales. “Ya él en Jamaica tenía esbozada la idea del canal de Panamá”.

“Bolívar tenía esa gran visión. Él decía si este gran bloque geopolítico controlara el paso estratégico entre los dos océanos, eso podría ser una gran potencia mundial de primera magnitud”, resaltó Britto García, sobre la idea de varios canales transoceánicos, que actualmente se concreta con la construcción en Nicaragua de un gran canal.

Todos los progresos y procesos de independencia que han tenido los países de América Latina y el Caribe fueron ideas en el pensamiento de un exiliado, que sin dinero, golpeado por las derrotas y por la falta de unión de sus compatriotas, escribió una carta en 1815, que a 200 años de su existencia, sus líneas están más vigentes que nunca.

 

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve