Noticias

3.Abr.2017 / 01:51 pm / Haga un comentario

MUD

Foto: Referencial

La derecha venezolana, agrupada en la autodenominada Mesa de la Unidad (MUD), persiste en dar cumplimiento a la agenda de acciones articuladas, basada en suscitar conflictos, con las que busca generar un escenario propicio para una intervención extranjera en Venezuela, impulsada y dirigida por intereses internacionales.

Los voceros de la derecha se han desplegado en tres campos paralelos para construir, de forma articulada, un discurso que sustente la injerencia extranjera en asuntos internos del Estado venezolano. Estos tres frentes son la campaña internacional de desprestigio, el ataque interno a las instituciones y a la constitucionalidad de la República, y el llamado a tomar las calles para generar un escenario violento.

En este sentido, la directiva ilegal de la Asamblea Nacional (AN) aseguró que este martes iniciará un procedimiento para destituir a los siete magistrados que conforman la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), por haber incurrido en una “ruptura del orden constitucional” a raíz de dos sentencias emitidas por el órgano judicial.

Aunque la AN se encuentra en condición de desacato, y por sentencia del Poder Judicial todos sus actos son nulos y carecen de validez jurídica, la derecha parlamentaria, que utiliza el órgano legislativo de la nación para atacar a los demás poderes públicos, pretende quebrar el Estado de derecho con esta acción, para denunciar una “ruptura del orden democrático” ante los organismos internacionales manejados por la derecha.

Por su parte, voceros de la oposición como los diputados Luis Florido, Wlliam Dávila y Julio Borges, así como el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, entre otros, llevan adelante giras internacionales en las que se reúnen con representantes de la derecha regional, incluido el Gobierno de facto de Brasil, para impulsar las maniobras injerencistas que buscan la interrupción inconstitucional del Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

El más reciente precedente de esta agenda fue el intento fallido del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dirigido por un grupo minoritario de países gobernados por la derecha, que pretendió impulsar sin éxito, desde el seno del organismo, un plan injerencista en los asuntos internos del Estado venezolano.

En Caracas otros diputados y dirigentes de la MUD asumen la tarea de llamar a sus seguidores a tomar las calles, para generar escenas violentas, en supuesta defensa de la democracia, con la exigencia ilegítima de elecciones presidenciales adelantadas, que deben efectuarse en 2018, como establece la constitución.

Durante el fin de semana se dieron diferentes intentos de generar violencia en las calles de la capital, que no prosperaron por la baja capacidad de convocatoria de los dirigentes opositores dentro de sus propias filas. Sin embargo, la MUD insiste en reforzar este factor -de gran importancia para su discurso mediático internacional- por lo que convocó a la militancia opositora a concentrarse en el centro de Caracas este martes.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve