Noticias

13.Jun.2016 / 10:40 am / Haga un comentario

Clap

Foto: Referencial

Como una nueva organización dirigida por el poder popular para responder al propio pueblo, los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) crecen como una fuerza destinada a fortalecer una nueva estrategia de suministro de alimentos en el país, que supere vicios como el acaparamiento, la especulación o el bachaqueo.

Un ejemplo se encuentra en el municipio Guaicaipuro del estado Miranda, al centro-norte del país, donde se han conformado hasta ahora 250 Clap que han abastecido, hasta la semana pasada, a 40.000 familias de esta jurisdicción, demostrando que esta estructura, propuesta por el Ejecutivo nacional para garantizar la soberanía alimentaria del pueblo, es una nueva alternativa que contrarresta la guerra económica promovida por sectores empresariales privados.

El secretario de Gestión Económica de la Alcaldía de Guaicaipuro e integrante del Estado Mayor de Alimentación en la jurisdicción, Iván Ledezma, explicó en entrevista con AVN que los Clap son instancias dirigidas al servicio de toda la población sin distinción política o partidista.

En ese sentido, señaló que sectores de derecha han intentado generar una matriz de opinión para desprestigiar a los comités, en vista de que han sido organizaciones exitosas que facilitan a la familia el acceso a los productos de primera necesidad. “La oposición venezolana ha enfilado un ataque contra los Clap porque son una organización popular que da frutos positivos. A través de esta instancia, dirigida por la vanguardia revolucionaria, se atiende a todas las familias”, explicó.

Calificó como satisfactoria la experiencia de los Clap en el municipio Guaicaipuro, donde se distribuyen los alimentos mediante modalidades como la entrega de bolsas en jornadas a cielo abierto y casa por casa, o mediante venta organizada de productos a través de los centros de alimentación Pdmercal y Pdval.

“Existe una gran diferencia entre la distribución de alimentos por parte de comercios privados, donde se hacen inmensas colas de 9 horas (por ejemplo), y no sabes si compras o no. Mientras que la metodología de los comités es mucho más organizada, rápida y amplia porque garantiza que llegue directamente a la familia”, explicó.

Los Clap van casa por casa

Claudia Lares es coordinadora de la Unidad de Batalla Bolívar Chávez (Ubch) Jesús María Sifontes y junto a un equipo que integran representantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Frente Francisco de Miranda, Unamujer y el Poder Popular conformaron un Clap para el casco central de la capital mirandina.

Una vez conformado el Clap, se desplegaron casa por casa y edificio por edificio para garantizar que todas las familias de esta zona estuvieran censadas y así tener acceso a los productos que se distribuyen en los centros de alimentación Pdmercal y Pdval.

Compartió con AVN su orgullo por integrar el comité, pues considera que constituye la expresión organizada del Poder Popular que forma parte del Sistema Nacional de Distribución de Alimentos

“Los Clap son sinónimo de compromiso y organización. Hace una semana nos correspondió nuestra jornada en el Pdval de (la estación de Metro) Alí Primera, y allí la jornada se desarrolló con éxito, no se hicieron colas porque convocamos a nuestra comunidad por cita horaria, se censó sin distinción política porque somos inclusión. Esto nos permite contribuir con mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo”, indicó.

Instancias para producir

Estos comités también apuntan a ser una organización productiva que va más allá de la distribución. En ese sentido, se fundamentan en el Plan de la Patria, instrumento que en sus objetivos históricos plantea lograr la soberanía alimentaria para garantizar el derecho a la alimentación, consolidar redes de producción y distribución de productos de consumo directo y del sistema de procesamiento agroindustrial.

Asimismo se plantea crear centros de acopio y redes de distribución comunal e impulsar el fortalecimiento de los mercados comunales.

“Los Clap deben trabajar en función a atender a la comunidad, es un frente de batalla porque es garantía de un trabajo eficiente de distribución, logra neutralizar el bachaqueo y permite impulsar una actividad productiva”, expresó Antonia Fernández, también integrante del Clap del casco central y de la Ubch Sifontes.

Garantizar que los Clap produzcan alimentos, a través de unidades productivas y familiares, así como empresas de propiedad directa y mixta es otro de los propósitos de los Clap.

“Queremos que exista el intercambio de la producción que se desarrolla tanto en una parroquia productiva como en Los Teques. Hoy podemos decir que a raíz de la guerra económica existe un fenómeno donde la gente genera inventiva y comienza a cambiar esa cultura económica de no depender de la renta petrolera”, dijo Ledezma.

Proveeduría de alimentos

Para enfrentar la guerra económica el alcalde de Guaicaipuro, Francisco Garcés, promueve la creación de una proveeduría de alimentos, aprobada recientemente por el Concejo Municipal, que estará enlazada con Cval, Pdval y empresas privadas que no están sumadas a la guerra económica. Actualmente, se avanza en las labores de almacenamiento para iniciar la distribución por los Clap.

Esta estrategia se suma a otras iniciativas como las Ferias Socialistas Agrícolas, promovidas por el ayuntamiento local desde hace dos años para ofertar rubros al consumidor sin intermediarios. Hasta ahora, se han distribuidos frutas, hortalizas y productos de charcutería a 300.000 familias de Altos Mirandinos, Tejerías, estado Aragua, y Caracas.

En ese sentido, ya se están impulsando ferias comunales a través de los consejos campesinos, que colocan sus productos agrícolas en su ámbito territorial, sin necesidad de arrimarlos a otros mercados externos.

“Ya ese rubro agrícola que se iba a Coche (donde funciona uno de los mercados mayoristas más importantes de la Gran Caracas), ya se está quedando en nuestro espacio, esto corta con la cadena especulativa de intermediarios y logra llegar a un enlace directo del productor al consumidor”, comentó.

A través de los consejos campesinos, se han activado ferias comunales en los sectores El Retén, El Vigía, Las Dalias y Lagunetica, así como las parroquias Cecilio Acosta, San Pedro de los Altos y Paracotos.

Además, estas ferias se activan en las jornadas de los Clap y en los puntos fijos que funcionan cada semana en la avenida Francisco de Miranda y calle Ribas de Los Teques.

“Todos los productores independientes y privados que quieran sumarse a esta tarea los estamos esperando para ir abordando todo el territorio de nuestro municipio. Guaicaipuro ha generado alternativas “, añadió Ledezma.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve