Noticias

29.Abr.2016 / 09:57 am / Haga un comentario

Foto: Misión Verdad

Foto: Misión Verdad

Quien encabeza la delegación de diputados opositores para definir con Luis Almagro en Washington (sede del Ministerio de Colonias, mal llamada OEA) la aplicación de la Carta Democrática contra el país, es un bachaquero de alimentos con negocios familiares en Panamá.

Luis Florido es dirigente de Voluntad Popular y preside la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea Nacional. Desde principios de año ha sido uno de los principales promotores de la agenda de la “crisis humanitaria” en distintas reuniones y giras internacionales por Chile, Brasil y Uruguay, apoyado por los mismos políticos que estuvieron en Venezuela realizando actividades de “observación internacional” durante las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre.

Estas reuniones y giras persiguen el objetivo de cuadrar los votos necesarios para que a Venezuela se le aplique la Carta Democrática de la OEA, sanción que busca el aislamiento internacional del país, en el marco de una ofensiva diplomática planificada para generar el clima propicio para una intervención internacional contra Venezuela. Así reza el documento del Comando Sur analizado por Misión Verdad, donde la estrategia de “cerco y asfixia” debe cumplir sus fases a nivel internacional para potenciar una escalada de violencia a lo interno.

Pero quien habla con tanta preocupación sobre la “crisis humanitaria” y el “hambre y el sufrimiento” de la población venezolana con senadores de la derecha chilena, brasileña y uruguaya, y hasta con el canciller del fallido Estado español, García-Margallo, resulta ser el mismo quien tiene una empresa de alimentos registrada a su nombre y otras dos, registradas en Panamá, donde también aparece como accionista.

Luis Florido aparece en el Servicio Nacional de Contrataciones como propietario-accionista (junto a dos miembros de su familia) de una empresa que compra y revende alimentos a comedores estudiantiles llamada Servifood.

Luis Florido se rasga las vestiduras a nivel internacional intentando exhibirse como un diputado preocupado por “la inflación” y la “falta de alimentos” para la población, pero a su vez tiene una empresa que acumula ganancias revendiendo la carne, el pollo, la pasta y el arroz que no se consiguen en los supermercados y que sí tiene en su poder Servifood, quien además construye sus estructuras de costos sobre la base del tipo de cambio demente de Dólar Today.

También aparece como accionista, según el Servicio Nacional de Contratista, de la empresa Inversiones Caribe 2005, la cual se encarga de intermediar compras y ventas internacionales de productos químicos, médicos y alimentarios.

Pero los negocios de Luis Florido rebasan las fronteras, y es quizás ese dato el que explica que sea él y no Timoteo Zambrano (coordinador internacional de la MUD) el presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea Nacional.

Luis Florido también aparece como director y secretario de una empresa registrada en Panamá, llamada Fitco Manufacturing, Corp. Dicha empresa cumple con la loable función de comprar con sobreprecio productos químicos, médicos y alimentarios que llegan a Panamá, para que luego sean comprados nuevamente por sus empresas Servifood e Inversiones Caribe 2005 en Venezuela: la típica táctica del bachaqueo internacional, donde el sobreprecio inflado por la compra y venta entre varias empresas de un mismo dueño (en este caso Luis Florido y su familia) termina aumentando los costos del producto final.

Y es precisamente Luis Florido uno de los actores que más responsabiliza de “la inflación” en Venezuela al gobierno.

Su madre, Grecia Florido, quien también es accionista de las dos empresas en Venezuela y en la que aparece como directora y secretaria en Panamá, es igualmente propietaria de otra empresa registrada en el mismo país centroamericano, llamada A&R Mmarine Supply, INC. Otra empresa que, al estar dedicada al mismo ramo de intermediación comercial a nivel internacional, también se engrana en esta estructura de especulación y bachaqueo familiar con empresas registradas en Venezuela.

En el caso de Luis Florido, al ser un diputado con tanta ética y tantos negocios internacionales, esta conducta no puede ser tildada de nepótica, bachaquera o enchufada. Él está defendiendo desde su cargo en la Asamblea Nacional lo que él entiende como soberanía e integración: aquellas que beneficien a sus empresas fantasmas de bachaqueo internacional y nacional, protegidas además por su madre y familiares.

La agenda de la “crisis humanitaria” no es más que la excusa para que Luis Florido haga lobby por sus negocios en el extranjero. Poco y nada le interesa la situación del país, sólo sí la megaespeculación de Dólar Today que le sigue rindiendo beneficios.

Bonus Track

Luis Florido, en su condición de operador internacional de la agenda golpista, ya ha comenzado a dibujar sus primeros resultados. Tras una reunión con los senadores Bob Menéndez, Ed Royce y Marco Rubio, en la cual el dueño de Servifood desarrolló su cantaleta de los “presos políticos” y la “crisis humanitaria”, la Comisión de Política Exterior del Senado de Estados Unidos decidió, 24 horasdespués, ampliar hasta 2019 las sanciones al país, contempladas en la “Ley 2014 para la Defensa de los Derechos Humanos y Sociedad Civil de Venezuela”, aprobada a finales de diciembre del año 2014 y financiada mediante petrodólares de la corporación petrolera Chevron.

El alto nivel de sincronía y de inmediatez a la hora de tomar estas medidas de “cerco y asfixia” contra el país, refleja, una vez más, que la mediocridad política de la MUD y de sus protoempresarios bachaqueros sólo sirve para otorgarle un supuesto carácter de apoyo “nacional” a las medidas de presión internacional diseñadas y ejecutadas por poderes extranjeros, en un escenario donde la ultra necesita un relato de deslegitimación internacional focalizado en el chavismo como fuerza política para aclimatar la fase de “movilización” que plantea el Comando Sur.

Y sí, Luis Florido como presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea Nacional juega todas sus cartas para que sancionen y aíslen a Venezuela y también, quién dijo miedo, para que sus negocios puedan crecer y expandirse en todos los países donde realizó sus giras para agredir a Venezuela.

Misión Verdad

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve