Noticias

31.Ago.2015 / 06:01 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

La República Popular China y Venezuela han suscrito más de 300 acuerdos de cooperación, a través de un sistema de financiamiento que ha permitido garantizar el desarrollo de diversos proyectos orientados a mejorar la calidad de vida del pueblo venezolano.

Aunque las relaciones diplomáticas entre ambas naciones datan del 28 de junio de 1974, éstas lograron profundizarse en los últimos 15 años tras el triunfo del comandante Hugo Chávez y el inicio de la Revolución Bolivariana.

Con el Acuerdo Marco de Cooperación, suscrito en 2001 por Chávez y su homólogo chino para el momento, Jiang Zemin, se logró fijar el carácter estratégico del intercambio político, cultural y económico entre los dos países.

Ese mismo año se creó una Comisión Mixta de Alto Nivel, conformada para coordinar proyectos conjuntos en el campo político y comercial, que ha hecho posible que el comercio bilateral aumentara 13.714 veces, al pasar de los 1,4 millones de dólares registrados en 1974, a los 19 mil 200 millones de dólares negociados en 2013.

Fruto de esta estrecha relación, ambos gobiernos decidieron crear un fondo de financiamiento conjunto sobre la base de los principios de igualdad, consultas recíprocas, respeto mutuo de la soberanía y reciprocidad de ventajas, que permita al Estado venezolano impulsar grandes proyectos en el país, que retribuye con el suministro promedio de 330.000 barriles diarios de petróleo que se calculan a precio internacional de mercado.

De este modo, el Fondo Conjunto Chino-Venezolano fue constituido en el año 2008, luego de concretarse la firma del llamado Tramo A, con el aporte de 4.000 millones de dólares por la parte china, a través del Banco de Desarrollo de China, y 2.000 millones de dólares aportados por Venezuela, mediante el Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes), para totalizar un monto de 6.000 millones de dólares.

Posteriormente, el Fondo fue ampliado con otros 4.000 millones dólares aportados por China y 2.000 millones más por Venezuela. Esta ampliación fue materializada en el año 2009 con la firma del Tramo B del acuerdo.

En 2013 ambas naciones acordaron establecer el tramo B del fondo por otros 5.000 millones de dólares. En más de 7 años estos tramos se han renovado para totalizar un financiamiento de 50.000 millones de dólares.

Asimismo, tras la firma del Fondo Conjunto Chino-Venezolano se siguió impulsando la relación binacional, mediante la firma del acuerdo que permitió la creación del Fondo de Gran Volumen y Largo Plazo por un monto de 20.000 millones de dólares, a un plazo de 10 años, y que se fundamenta sobre la base de tres principios: la gradualidad, la planificación científica y el interés común.

A través del Fondo Conjunto Chino Venezolano, el Gobierno Bolivariano ha obtenido recursos por parte del Banco de Desarrollo de China, para financiar más de 230 proyectos de gran envergadura en distintas áreas estratégicas de desarrollo, tales como petróleo, infraestructura, industria, agricultura, sistemas masivos de transporte, telecomunicaciones y generación eléctrica.

Parte de estos proyectos están dirigidos a agregar valor a las materias primas venezolanas como el aluminio y derivados del petróleo, y desarrollar las potencialidades de crecimiento económico del país.

Segundo socio comercial de Venezuela

Desde la llegada de la Revolución Bolivariana, ambas naciones ampliaron su base de confianza, al punto de que en la actualidad China representa el segundo socio comercial de Venezuela, mientras que la nación bolivariana constituye el cuarto destino de inversiones para el gigante asiático.

De los 30 convenios de cooperación mutua que existían para 1999, hoy suman más de 300, que han hecho posible la puesta en marcha de diversos proyectos entre los que figuran la construcción y ampliación de las líneas de los metros de Valencia y Maracaibo, el reacondicionamiento de carreteras, el equipamiento industrial, textil, la formación de profesionales y técnicos en área estratégicas, así como la ampliación del sistema de transporte nacional.

En materia tecnológica, Venezuela cuenta con dos satélites, fabricados en China y puestos en órbita desde ese país asiático: el satélite Simón Bolívar, lanzado el 29 de octubre de 2008; y el Miranda, puesto en órbita el 28 de septiembre de 2012.

De igual modo, las empresas de electricidad chinas han participado en la construcción de centrales eléctricas en Venezuela, para mejorar el suministro de electricidad a millones de venezolanos.

Mientras en que el área agrícola, el aporte de la nación asiática ha dejado su huella en proyectos de construcción de infraestructura de sistemas de riego, granjas, fábricas de maquinarias agrícolas para aumentar la producción de alimentos para el pueblo venezolano.

La Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) que creó el comandante Hugo Chávez el 30 de abril de 2011, también ha encontrado en China un importante aliado para garantizar casas dignas a tres millones de venezolanos en 2019.

Empresas chinas como Citic Group , XCMG y Sany Heavy Industry han participado tanto en la instalación de fábricas de insumos, como en la edificación de urbanismos, que han permitido cambiar la vida de 725.000 familias venezolanas que hasta ahora han recibido las llaves de sus casas.

Por otra parte, la cooperación chino-venezolana se encuentra latente en el desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) creadas por el Ejecutivo nacional, en Paraguaná, estado Falcón, y en Ureña, estado Táchira, con la finalidad de   impulsar el desarrollo productivo de la nación en áreas como telecomunicaciones, electricidad, transporte terrestre y acuático, entre otros.

Por tal motivo, un importante número de profesionales venezolanos, en todas las especialidades, se encuentra en China recibiendo preparación por parte de funcionarios, profesores, y expertos en materia industrial, comercial y tecnológica con el fin de adquirir los conocimientos necesarios para llevar adelante la instalación y funcioamiento de las ZEE.

Cooperación energética

El área energética constituye parte esencial del intercambio comercial binacional, ya que de los 2,5 millones de barriles diarios que exporta Venezuela al mercado internacional, un promedio de 600.000 barriles son enviados a territorio chino, con una meta de aumentar esta cifra a un millón de barriles diarios para finales de 2016 y principios de 2017.

China a su vez es uno de los principales socios de Venezuela en el desarrollo de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez, que constituye el mayor reservorio de crudo en el planeta, y que produce en la actualidad 1,3 millones de petróleo por día.

La estatal China National Petroleum Corporation (CNPC) cuenta con acciones en las empresas mixtas: Petrolera Sino-Venezolana (occidente) con 25 %; Petromiranda (División Junín de la Faja) con 40 %; Petrourica (División Junín de la Faja) con 40 %; Petrolera Sinovensa con 35,75 % (División Carabobo de la Faja); Petrozumano con 40 % (División Ayacucho de la Faja); y Petrolera Sino-Venezolana con 25 % (División Ayacucho de la Faja).

Nuevos acuerdos

En enero de este año, el Presidente de la República, Nicolás Maduro, realizó una visita a la República Popular China, en donde se suscribieron acuerdos de cooperación por más de 20.000 millones de dólares, que servirán para consolidar los proyectos socioproductivos en Venezuela.

A ocho meses de esa visita, el Presidente Maduro regresa a China para suscribir nuevos acuerdos que sellen la alianza comercial este año.

“Vamos a China, en medio de las circunstancias de la guerra económica y la caída de los precios petroleros, para seguir afinando nuevos instrumentos de apoyo, financiamiento para el desarrollo de Venezuela, para garantizar recursos, tecnología y para seguir garantizando el desarrollo de los proyectos”, expresó en un contacto con Venezolana de Televisión.

 AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve