Noticias / Opinión / Roberto Malaver

8.Ago.2016 / 01:37 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

“Hay tristeza, mucha tristeza todavía, la muerte de Francisco -Chendo- Romero, nos sigue apretando duro el pecho, y esperamos justicia”. Así le cuento a Arquímedes Salazar, el analista nacional e internacional. Él es solidario siempre con los amigos, y comenta que ojala se descubra pronto a sus asesinos.

Entonces le hablo del fraude de la oposición en las firmas y de Mercosur. Dos elementos que están en la cresta de la ola. Y me dice:

-Lo del fraude con las firmas en el referéndum es una vergüenza nacional e internacional, sobre todo porque la oposición ha buscado mucho la ayuda hacia afuera, y cuando allí saben que hicieron todo lo que hicieron en la recolección de las firmas da pena ajena.

Muertos firmantes, menores firmante, presos firmantes, y después de afirmar que recogieron más de dos millones de firmas, y saber ahora que fue mucho menos que eso, da mucha pena. También es cierto que el CNE declaró que habían recogido el 1% necesario, pero también es verdad que envió al Ministerio Público un informe de todos los fraudes para que el Ministerio Público tome una decisión. Siguen jugando a la violencia porque saben que no tienen razón, ni ética, ni moral.

– Y Mercosur.

-Allí también la oposición está apoyando la propuesta de Argentina, Brasil y Paraguay, es decir, negarle la presidencia pro témpore a Venezuela, cuando ellos deben ser los primeros en salir a apoyar esa presidencia porque deben conocer todo lo importante que es Mercosur. También es bueno decir que esos países cuentan con el apoyo de Obama, ya John Kerry, el secretario de estado, visitó a Macri en Argentina, es decir, que ya están recibiendo órdenes. Sin embargo, ya el presidente Maduro y su canciller tomaron la presidencia de Mercosur y la van a ejercer, a pesar de lo que diga la oposición al lado de Brasil, Argentina, Paraguay y Obama.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve