Noticias / Opinión / Roberto Malaver

10.Feb.2019 / 12:30 pm / Haga un comentario

fake

Preocupados, como siempre, por derrocar al  Presidente Nicolás Maduro, en el gobierno de Estados Unidos crearon un departamento para desarrollar falsas noticias contra Venezuela, y allí, un grupo de creativos elaboran las noticias mas descabelladas.

En el salón de la sede de la Compañía Internacional Americana –CIA-,  el grupo de periodistas que había sido contratado para el curso de creación de falsas noticias ya estaba listo en sus asientos esperando la llegada del profesor. Un jurado formado por cuatro personas estaba sentado a la derecha, y otro grupo de personas estaba en un aula al frente de computadores para comenzar a pasar por las todas las redes  las falsas noticias que fueran aprobadas por el jurado.

El profesor encargado de la charla llegó y todos los periodistas se pusieron de pie para saludarlo. El profesor pidió que tomaran asiento y comenzó su charla:

–         Estamos aquí, compañeros, para desarrollar una serie de falsas noticias que tengan fuerza real, y que sean capaces de generar angustia en la población venezolana, para ver si al fin logramos que se subleven contra el régimen del dictador Maduro. Desde Venezuela hemos logrado incorporar algunas noticias, pero hasta ahora no han tenido la fuerza suficiente como para generar malestar. También desde aquí, el compañero Pompeo anunció la presencia de Hesbolá en Venezuela, pero tampoco hemos visto que haya impulsado el llamado de la población para que asistamos a salvarlos. Ustedes han sido elegidos para elaborar esas noticias. Vamos a ver. Tú, Francisco, qué me dices.

Francisco, – todos se conocían con anterioridad- se puso de pie y dijo: “Podemos decir, por ejemplo, que en la isla de Margarita..” el profesor lo interrumpió:

–         Perdón, ¿eso queda en Venezuela?

–         Si, profesor

–         -Ok. Diga pues.

–         Podemos decir que en la isla de Margarita hay un comando de Bin Ladem que se quedó cuando se dijo que Bin Ladem estaba en la isla, y que ese comando está secuestrando pescadores para que no lleven la pesca a la población. Esa noticia la podemos desarrollar.

El profesor vio al jurado y preguntó:

-¿Qué les parece esa noticia?

El jurado dijo que le parecía bien y entonces se dio la orden para que la noticia comenzara a correr por las redes y que en Venezuela, los compañeros de la oposición, empezaran a posicionarla rápidamente en todas las redes.

El profesor volvió a tomar la palabra y dijo:

–         Veamos tú, Luz María, ¿qué nos tienes por allí?

Luz María se puso de pie y afirmó:

–         También podemos decir que una epidemia de sarampión, lechina y papera invadió la población de El Tigrito, en el estado Anzoátegui, y amenaza con propagarse por todo el estado, debido a la falta de agua y medicamentos.

El profesor vio nuevamente al jurado, y preguntó:

–         ¿Qué me dicen los compañeros del jurado?

–         Aprobado por unanimidad- dijo el presidente del jurado.

Y los que estaban al frente de las computadoras comenzaron también a dar esa noticia por todas las redes.

El profesor volvió a tomar la palabra y dijo:

–         Me parece muy bien atacar por las regiones, es decir, por los estados, porque en la capital, Valencia, perdón, Caracas, nos pueden tumbar fácilmente las falsas noticias que inventamos. Así los obligamos a investigar y viajar, y mientras tanto la noticia se posiciona como verdadera. Veamos qué nos dices tú, compañero, Aldemaro.

Aldemaro se puso de pie y dijo:

–         También sería bueno meter a los niños, aunque ya fallamos en una nota que se hizo, pero con los niños siempre funciona la cosa. Así podemos decir que una banda de niños asaltó un asilo en Maracaibo.. Otra vez el profesor lo interrumpió.

–         ¿Eso queda en Venezuela?

–         Si, profesor.

–         Ok

.

–         Decimos entonces que una banda de niños asaltó un asilo para robarles la comida a los ancianos, ya que estaban hambrientos y sabían que los ancianos tenían grandes cantidades de alimentos en el asilo. Así atacamos diciendo que los niños, el futuro del país, están pasando hambre y no respetan ni la comida de los ancianos.

El profesor volvió a tomar la palabra y preguntó al jurado qué les parecía esa nueva falsa noticia y el jurado aprobó nuevamente. Así comenzaron a pasar por las redes la noticia que Adlemaro había creado en ese momento.

El profesor, lleno de contento, dijo:

–         Debo decirles que hemos estado hoy muy productivos. Vamos a probar para ver cómo nos va con esta fiesta de falsas noticias. Ya con estas tres es suficiente por hoy. Así los entretenemos tratando de desmontar las noticias mientras nos dedicamos a otra cosa. Ahora solo falta que la gente que tenemos en ese país haga el trabajo.

Después se encendió una pantalla y se vio cómo estaban corriendo por las redes y por los televisión, la prensa y la radio, las noticias que ya habían creado.

Y el profesor dijo:

–         Bueno amigos, nos vemos aquí mañana. Y ahora vamos a celebrar

ROBERTO MALAVER

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve