Memorias / Noticias

6.Ene.2015 / 09:45 am / 1 Comentario

Foto: Archivo

Este martes 6 de enero se cumplirán 51 años del natalicio de Rafael Vidal, gloria olímpica venezolana y ciudadano ejemplar del país.

Nacido en Caracas el 6 de enero de 1964, el “Alemancito”, como lo llamaban en su familia por su cabello rubio y ojos azules, es el primero de los dos hijos de Rafael Antonio Vidal y Flor Marina Castro.

A los 7 años, su madre lo inscribió en las piscinas Francisco de Miranda, ubicadas frente al parque Generalísimo Francisco de Miranda, para un curso de natación, como una forma de estimular su apetito “porque era un niño de poco comer”.

Años más tarde se convirtió en una de las figuras deportivas más importantes, queridas y admiradas por el pueblo venezolano gracias a su talento y personalidad sencilla.

Fue el primer nadador criollo en conseguir una medalla de bronce en la prueba de los 200 metros estilo mariposa durante los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984.

Vidal, quien desde niño entregó su vida al deporte y encontró su destino en la natación, tuvo como valores la disciplina, el optimismo, la conciencia y el amor al prójimo.

“Él era una persona excepcional, teníamos una muy buena comunicación, siempre estábamos unidos, no importaba el lugar ni la hora, yo era feliz cada vez que escuchaba su voz”, dijo su madre y mejor amiga, Flor Marina Castro de Vidal.

Al culminar su bachillerato fue becado por la Universidad de Florida, en Gainesville, Estados Unidos, donde estudió Administración de Empresas y, tiempo después, una Maestría en Ingeniería Informática.

Su recorrido por las piscinas internacionales arrancó en 1980 con la participación en el XXV Campeonato Suramericano abierto de Natación en Buenos Aires, Argentina, donde ganó una medalla de oro y una de plata. Ese mismo año participó en la Copa Latinoamericana celebrada en Madrid, España.

En 1981 inscribió su nombre en el Campeonato Suramericano de Natación por edades celebrado en Medellín, Colombia, al ganar dos medallas de oro.

En 1982 su nombre volvió a aparecer, pero en la nómina de los IX Juegos Bolivarianos desarrollados en Barquisimeto, estado Lara, donde arrasó con seis medallas de oro y dos de plata.

Durante los XIV Juegos Centroamericanos de La Habana, en 1982, Rafael Vidal ganó seis medallas de oro. En 1983, en los IX Juegos Panamericanos de Caracas, se subió al podio tras adjudicarse cinco medallas de bronce.

El 4 de agosto de 1984, Vidal logró subirse a lo más alto del podio junto al australiano Jon Sisean (1.57.04) y el alemán Michael Gross (1.57.40), primer y segundo lugar, respectivamente, en los 200 metros estilo mariposa.

Después de retirarse de las competencias, Vidal se dedicó al asesoramiento de deportistas y directivos de empresas sobre cómo superar conflictos de autoestima, así como a la gerencia en general.

Inició una carrera como locutor deportivo y escribió un libro de autoayuda titulado Los Sellos Secretos.

El 12 de febrero de 2005, a los 41 años, Rafael Vidal perdió la vida en un lamentable accidente de tránsito causado por una persona que iba a exceso de velocidad y lo chocó intempestivamente. Hoy día diferentes escenarios deportivos de Venezuela llevan su nombre y desde hace ocho años se realiza la jornada de natación “Un millón de metros por Rafael Vidal”, que llegó a organizar uno de sus grandes amigos, el también nadador y mártir revolucionario Eliécer Otaiza, cuando laboraba como presidente del Instituto Municipal de Deporte y Recreación (Imdere) de Caracas.

AVN

 

Comentarios

16.Ene.2015 11:19 am
MARCOS RAMONES (Miranda) dijo:

HONOR Y GLORIA A TAN BALUARTE.DEPORTISTA.DIOS LO TENGA EN GLORIA IGUAL ESTE CON MI CMDTE ETERNO

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve