Noticias

21.May.2014 / 05:59 pm / Haga un comentario

En algún momento de la conformación de la estructura que habría de justificar, apoyar y darle visibilidad a la nueva arremetida fascista, bajo la modalidad esquizoide “protesta estudiantil pacífica / desórdenes callejeros violentos”, focalizada en universidades, media docena de municipios específicos y, dentro de éstos, media docena de urbanizaciones, el parapeto denominado “Foro Penal Venezolano” resultó una pieza primordial: todos tiemblan de miedo ante el nombre de la Ley y la Justicia, y dicho parapeto funciona como espanto por ser un aquelarre de abogados. Primordial fue, hasta que se le volvió presencia incómoda a la MUD. Pregúntenos cómo y por qué.

El inicio de esta subhistoria debe situarse en el momento en que, derrotado Capriles, lanzada su amenaza (el “vamos por ti”) contra el Gobierno recién electo, y metido el frenazo de ley ante la evidencia de que nadie lo creyó el líder idóneo para la aventura, surgen Leopoldo López, María Corina Machado y los restos insepultos de Antonio Ledezma a proponer “la salida”. Ese es el contexto.

Contra lo que muchos todavía creen, no fue este un movimiento súbito y mucho menos espontáneo, y obviamente tampoco improvisado o despojado de estructura; una jugada que pretendía calcar las atmósferas enrarecidas de Libia, Siria y Ucrania no podía pasar por alto un requisito: organizarla y blindarla con departamentos específicos como el frente bélico-criminal, el bélico de ciudadanos embullados (que cacerolearon y quemaron basura por 10 días y luego se aburrieron y desactivaron), el comunicacional, el internacional; el pequeño departamento de héroes sacrificados, el de los figurones de cine y televisión (“artistas”, lo llaman algunos) y el departamento jurídico. Esto fue o pretende ser el Foro Penal de Alfredo Romero, ese conocido consorcio de abogados que recibe plata del Departamento de Estado norteamericano por defender o fingir que defiende a las “víctimas del régimen”.

¿Cómo que por fingir?

El Foro Penal Venezolano es un armatoste que ha amasado fortuna durante años a base de crear y fortalecer la leyenda negra de la dictadura comunista en Venezuela. Sacando a los partidos políticos de derecha y a sus medios de “información”, la organización que más se ha lucrado fabricándole un expediente criminal a las dos etapas del Gobierno bolivariano (Chávez y Maduro) es esta, especializada en difundir como actos civiles y pacíficos a cuanta aventura, intentona o conspiración se ha organizado en Venezuela en lo que va de siglo.

Este pool de abogados recibe o ha recibido dólares y adiestramiento de organizaciones creadas por el gobierno de Estados Unidos para saltarse barreras legales que prohíben a un gobierno financiar conspiraciones contra otro. Que la NED y Freedom House ha metido aquí los tentáculos es hecho notorio y conocido, y son viejos los coqueteos de esas organizaciones con el club creado por Romero.

Cuando una ONG, Fundación o cualquier entidad creada para recibir plata del exterior logra “coronar” financistas, un requisito indispensable para que la teta siga manando leche es la presentación de informes de actividades. Es común que ese tipo de organismos incluya como “actividad” propia el recuento de las cosas que están pasando en su ámbito de acción, ASÍ SU ACCIÓN SEA NULA. A eso y no a un presunto carácter desprendido y filantrópico se debe el que el Foro Penal emita informes diarios con supuestas cifras de detenidos. Es mentira que el Foro Penal esté defendiendo a los detenidos en guarimbas: a ese clan le pagan tan sólo por fingir que está contando a la gente que meten presa.

Imaginemos que sea verdad que el Foro Penal se está encargando de la defensa de todas las personas detenidas por destruir y generar caos y violencia en las calles de Venezuela. Imaginemos que las cifras de presos que da el Foro no sean una copia por aproximación de las cifras forjadas de Provea, que también anda haciendo negocio con propaganda sucia. Supongamos que el Foro Penal trabaja; es bueno que se sepa entonces que no lo está haciendo de gratis, como dice su eslogan publicitario del momento.

_____________________________________

Los centenares de miles de dólares que recibe esa organización financian y cubren “actividades” como esa de publicar todas las mañanas por twitter una cifra arbitraria, superior cada vez a la del día anterior

Hay además un hecho patente, palmario y verificable: la pulcritud con que el Gobierno ha procedido a detener, fichar y liberar a: 1) las personas sin antecedentes, 2) las que no fueron capturadas participando directamente (aunque sí de manera periférica o en complicidad) en actos de vandalismo, hace que no sea necesaria la defensa de ciudadanos por parte de abogados privados. A todos los retenidos se les ha dictado medidas o hecho exención de ellas y la mayoría ya está en su casa (o preparándose para las venideras guarimbas o desórdenes).

A nadie se le ha detenido durante más tiempo que el previsto en el Código Penal, y esto no ha sido porque Alfredo Romero y sus socios hayan participado en los 3 mil juicios que dicen tener en su haber para liberar a nadie.

Es mentira que si no existiera el Foro Penal habría a esta hora miles de venezolanos inocentes condenados a cadena perpetua.

Es mentira que el Foro Penal tenga la capacidad, la organización, el personal o tan siquiera la intención de llevar el registro diario de las detenciones practicadas en actos violentos, de allí que su modus operandi consista en fijarse en las cifras presentadas por Provea y difundir una cifra aproximada. En cualquier caso, ambos proveedores de cifras son poco confiables porque son instrumentos de una de las partes en pugna en Venezuela.

______________________________________

El fin de la subhistoria

Arriba mencionábamos que el Foro Penal fue y sigue siendo utilizado como un alfil más del ajedrez organizado para darle aspecto de legal y legítima lucha ciudadana a los actos terroristas, secuela de las fracasadas guarimbas. La continuación del drama es esta: en un abril en que la MUD fue empujada a fijar posición frente al país, la cúpula aceptó dialogar con el Gobierno y de paso tomó distancia, se deslindó, se sacudió al Foro Penal hasta donde pudo.

Usted no puede pretender proyectar una imagen de sensatez y mesura y al mismo tiempo fotografiarse al lado de un esperpento tan, pero tan antichavista, que al antichavismo marca Aveledo le da asco. Nadie quiere rayarse con un club de socios que mercadean con muchachos que, nos molesta o nos duela, lograron venderse como “presos políticos”.

En un país que se olvidó de Leopoldo López (el país chavista porque nunca le inquietó lo suficiente ese personaje; el otro país, porque el antichavismo suele dejar solos a sus paladines artificiales) el Foro Penal, apéndice de Voluntad “Popular”, quedaba también a solas con sus cifras y sus miles o millones de dólares. Bien sabroso debe ser quedarse “solo” de esa manera.

misionverdad.com

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve