Noticias

14.Nov.2016 / 06:31 pm / Haga un comentario

Foto: archivo

Foto: archivo

La derogatoria del decreto que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, emitió contra Venezuela el 9 de marzo de 2015 y que fue renovada este año, contribuiría al fortalecimiento del diálogo nacional de paz instalado por el Gobierno nacional y la oposición el 30 de octubre pasado.

Así lo afirmó el internacionalista Luis Quintana, quien manifestó, en entrevista con AVN, que ponerle fin al decreto en el que EEUU -primera potencia militar del mundo- califica a Venezuela como una amenaza “inusual y extraordinaria” para la seguridad de su población, aportaría un grado de coherencia al apoyo que ha manifestado la administración de Obama al proceso de diálogo.

“Lo más lógico es que si Estados Unidos quiere respaldar el proceso de diálogo nacional, es que decida contribuir de forma decisiva eliminando un decreto que lo que hace es perjudicar el espíritu y el ambiente de diálogo que debe reinar en el país para preservar la paz, que es el bien más importante que nos estamos jugando los venezolanos”, expresó.

La reflexión de Quintana se realiza un día después de que el presidente República, Nicolás Maduro, exigiera, una vez más, derogar el decreto que representa una amenaza a la soberanía y estabilidad nacional.

Al respecto, Quintana mencionó que la derogación del decreto, rechazado por más de 13 millones de ciudadanos de Venezuela y el mundo, podría ser interpretado como una acción de buena voluntad por parte de Obama, premio Nobel de la Paz en 2009, y quien está al final de su mandato luego de dos periodos frente a la Casa Blanca.

“El respeto en el que se puede dar la relación pasa por la derogatoria de un instrumento ilegítimo e ilegal que no tiene ninguna cabida, ni en el derecho de Estados Unidos, ni el derecho venezolano al ser aplicado”, refirió Quintana, al tiempo que calificó de positiva y necesaria la exigencia hecha por el Presidente Maduro, este domingo, para el cese de la injerencia estadounidense.

El decreto, aprobado el 9 de marzo de 2015 y renovado este año, fue suscrito por Obama y aprobado por el Senado de EEUU, con la excusa de sancionar a servidores públicos venezolanos por la supuesta violación de derechos humanos.

Venezuela probó que los servidores señalados desde EEUU fueron quienes contribuyeron a frenar los actos vandálicos y terroristas, promovidos por partidos políticos y sectores de extrema derecha, que dejaron además 43 personas asesinadas, entre ellas Elvis Rafael Duran, motorizado, que el 22 de Febrero de 2014 iba camino a su casa del trabajo y fue degollado por un alambre tensado colocado en la vía publica por grupos de choque coordinador por estos partidos.

El mundo rechazó este decreto por tratarse de un documento unilateral y de clara injerencia en los asuntos internos de Venezuela, así lo han manifestado los países que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), el Mercado Común del Sur (Mercosur), El Movimiento de Países No Alineados (Mnoal), y el Grupo de los 77 más China (G77+China).

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve