Noticias

Foto: Archivo

En el año 2000 la Universidad Central de Venezuela (UCV), no sólo fue declarada patrimonio de la humanidad por el Comité de Patrimonio Mundial de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), sino que ese año también se iniciaba una nueva era de respeto y protección de la autonomía universitaria, cuando el 21 de diciembre, el presidente de la República, Hugo Chávez, devolvía a la universidad el Jardín Botánico que le fue arrebatado 31 años antes en la conocida Operación Canguro, con la que Rafael Caldera allanó y cerró esta casa de estudios, la primera fundada en el país.

En un acto realizado en el paraninfo de la UCV, el presidente Chávez destacó lo importante que era devolver la autonomía plena a la universidad, en especial sobre los espacios arrebatados por el puntofijismo.

“Me da mucho gusto venir aquí para restituir lo que corresponde a esta universidad por justicia. Y sí, me da mucho gusto hacerlo en nombre de este gobierno revolucionario”, manifestó el líder socialista.

“Sepan que buena parte del programa de nuestro gobierno salió de este Paraninfo, del Aula Magna, de estas aulas”, destacó.

Al recordar cuando a principios de la década de los 70 tomaba prestado junto a sus amigos los terrenos universitarios para jugar béisbol, Chávez rechazó que a lo largo de la historia la UCV haya tenido que aportar “muchas cuotas de sacrificio, entre ellas el Jardín Botánico y la Zona Rental, además de una cantidad de jóvenes que desaparecieron en esa democracia de disparen primero y averigüen después”.

Así, aquel 21 de diciembre, en el acto de reivindicación y de respeto a la autonomía universitaria el presidente declaró: “A Dios lo que es de Dios, al César lo que es del César, y a la UCV lo que es de la UCV”.

En este acto también estuvo presente el entonces rector, Giuseppe Gianetto, quien celebró el acto. “En justicia se nos restituye parte esencial de nuestro patrimonio y de nuestra dignidad”, expresó el rector el 21 de diciembre del 2000.

Operación Canguro

El 31 de septiembre de 1969, aproximadamente a las 5:00 de la tarde, alrededor de 3.000 militares y policías de distintos cuerpo oficiales de la antigua Fuerza Armada, la Policía Metropolitana (PM), la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) y la entonces Policía Técnica Judicial (PTJ) entraron a la UCV, la allanaron y cerraron sus puertas durante dos años. Todo, bajo la dirección del entonces presidente, Rafael Caldera.

Este tipo de acciones también se llevaron a cabo en la Universidad de los Andes (ULA) y la Universidad del Zulia (LUZ). En simultaneo, unidades militares y policiales reprimieron una manifestación de estudiantes en los estados Maracay y Aragua.

La represión dejó 10 estudiantes asesinados y cientos de jóvenes heridos, torturados y desaparecidos.

Chávez y el patrimonio universitario

En su artículo Verdades que vencen la sombra, publicado el 17 de junio de 2013 en Aporrea, el periodista venezolano Earle Herrera, profesor de la Universidad Central de Venezuela, hace referencia a este acontecimiento histórico en el que Hugo Chávez restituye a la UCV sus espacios.

“Hugo Chávez honró la deuda que aquellos dejaron, le devolvió (a la UCV) su Jardín Botánico y Zona Rental y elevó la matrícula de 600.000 a 2,5 millones de estudiantes. Si saben otra historia, cuéntenla”.

También recuerda en el mismo artículo que la sesión inaugural de la Asamblea Nacional Constituyente de 1999 se realizó en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela.

En esta sesión, Chávez dijo: “Vengo a entregar, no vengo a quitar”, cita Herrera. A lo que agrega: “Cierto, en ese acto le devolvió a la Casa que vence la sombra su Jardín Botánico, arrebatado militarmente por el zarpazo puntofijista. Después, por ese paraíso ucevista, caminamos con el joven comandante”.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve