Internacionales / Noticias

4.Mar.2016 / 03:30 pm / Haga un comentario

Lula y Roussef

Después de las elecciones presidenciales de Brasil, en las que el pueblo votó por la reelección de Dilma Rousseff, una fuerte polarización marca el escenario político de la nación carioca, siendo el Partido de los Trabajadores (PT) en el cual milita la presidenta y el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva -detenido esta mañana-  uno de los principales objetivos de la derecha del país suramericano.

Tanto la jefa de Estado como el líder del PT, Lula da Silva, enfrentan en la actualidad una campaña de desprestigio por parte de sectores opositores que buscan generar una situación de ingobernabilidad en el país acusándolos de ser los responsables del fraude masivo en Petrobras. Aun cuando la comisión parlamentaria brasileña, encargada de la investigación de corrupción en la petrolera estatal, eximió a ambos líderes de toda responsabilidad en el caso por no encontrar pruebas en su contra.

El 26 de octubre de 2014 Rousseff fue reelegida como presidenta de Brasil con el 51,64 por ciento de los votos en una segunda vuelta de elecciones generales y desde entonces la nación ha registrado una importante disminución de los niveles de pobreza y un significativo crecimiento de las clases medias de la población.

El 26 de octubre de 2014 Rousseff fue reelegida como presidenta de Brasil con el 51,64 por ciento de los votos en una segunda vuelta de elecciones generales y desde entonces la nación ha registrado una importante disminución de los niveles de pobreza y un significativo crecimiento de las clases medias de la población.

La presidenta también se comprometió en la lucha contra la corrupción y el lavado de activos pero los medios de comunicación han desempeñado un rol crucial para desprestigiar su gestión y retratar al partido de gobierno, PT, como un partido burocrático y corrupto que ha gestionado la empresa estatal de forma ineficiente.

Tal y como explica Lincoln Secco, historiador y experto sobre el PT de la Universidad de Sao Paulo, los medios de comunicación juegan un papel fundamental en la situación actual al señalar únicamente al PT y no necesariamente a los aliados de derecha del gobierno. “Los escándalos relacionados con el PT se muestran diariamente por televisión. Pero casi no se muestra ninguna crítica hacia la gestión del PMDNB (Partido de Movimiento Democrático Brasileño) en Sao Paulo”.

¿Quién está detrás del conflicto por Petrobras?

Las denuncias contra la corrupción tienen un fondo político que se intenta esconder porque la presidenta Dilma Rousseff fue quien precisamente estimuló el proceso de investigación.

El periodista brasileño Beto Almeida afirma que es la derecha la que está detrás para pedir la privatización de Petrobras “quieren decir que si Petrobras no fuese estatal no pasarían este tipo de cosas. La solución para los problemas de Petrobras, muy lejos de pasar por la privatización, es un mayor control estatal, porque fue con esa medida que Petrobras logró ser una de las mayores petroleras del mundo con tecnología reconocida internacionalmente y de vanguardia”.

Lo que no se divulga es que quienes hacen las denuncias de Petrobras y que además quieren decir que solo el Partido de Trabajadores (PT), tiene responsabilidad, obvian que siempre hubo problemas de corrupción en la estatal petrolera

Lo que no se divulga es que quienes hacen las denuncias de Petrobras y que además quieren decir que solo el Partido de Trabajadores (PT), tiene responsabilidad, obvian que siempre hubo problemas de corrupción en la estatal petrolera.

El Partido de los Trabajadores como objetivo

El objetivo de las denuncias es desestabilizar al PT que atraviesa por un momento de grandes retos porque es el que debe asegurar la continuidad de sus proyectos sociales que han mejorado los niveles de vida de los brasileños con la formalización del empleo y la recuperación de empresas como Petrobras.

¿Por qué el ataque a Lula da Silva?

La petición hecha por opositores al Gobierno de EE.UU. para que ayude a Brasil en la investigación de los casos de corrupción está dirigida a dañar la imagen de Lula.

“EE.UU. quiere desnacionalizar a Petrobras, todo eso tiene un fondo el cual es dañar la imagen de Lula para que no regrese al Gobierno en las elecciones del 2018, incluso pretenden amenazarlo con prisión”, afirmó Beto Almeida.

A la cabeza del ataque a Lula se encuentra el conglomerado mediático Grupo Globo, que apoya además abiertamente la destitución de Rousseff presentando de forma destacada a diputados de la oposición. En febrero de 2015 el director del diario, Erick Bretas, exigió mediante una publicación de Facebook la destitución o impeachment a la Presidenta, lo que dejó clara la posición de Globo.

El 29 de agosto, el expresidente y antiguo líder del PT, Luiz Inácio Lula da Silva, demandó a cuatro periodistas y al editor de la revista Veja por publicar un especial de primera página que lo vinculaba con el escándalo de Petrobras.

Otro que se sumó a la ola de denuncias fue el presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, un diputado neopentecostal quien solicitó juicio político contra Rousseff y él será juzgado precisamente en una causa que investiga si cobró sobornos por al menos cinco millones de dólares en el fraude a la estatal Petrobras.

El objetivo parece ser intentar desgastar al máximo posible a la actual administración para que Lula da Silva llegue lo más condicionado posible a la próxima cita presidencial.

Lula y Roussef

Movimientos sociales respaldan a Lula da Silva

A pesar de todos estos actos  que llevaron a las autoridades a realizar este viernes un allanamiento en su vivienda -y demás propiedades de su familia- que terminó con su detención por presunto lavado de dinero y corrupción por el caso Petrobras, el líder brasileño sigue contando con el apoyo de diversos movimientos sociales en su país.

Tras conocerse su detención decenas de personas se congregaron en las afueras de la residencia de Lula da Silva para expresar su respaldo al líder socialista.

Brasil

 

 

desdelaplaza.com

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve