Noticias / Opinión / Roberto Malaver

17.Jun.2016 / 09:35 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Dice Cinthya Machado Zuloaga: “Hay hombres que son ridículos un día y pasa, pero hay hombres que son ridículos toda la vida, esos son los desechables. Y Ramos Allup es uno de esos hombres. Ha sobrevivido a la política porque todavía tenemos un país de rabiosos sin cabeza. Ahora dice que el 23 de junio va a tomar la palabra en la OEA, en el Consejo de Seguridad, así lo asegura, como aseguró el 15 de agosto de 2004, en la noche, que se había cometido un gigantesco fraude, y que mañana mostraría las pruebas. Por ahí anda sin saber qué hacer, porque sabe que el 5 de julio no será para él el día de la independencia, sino más bien el día de su nuevo fracaso, de su tragedia, de su nueva ridiculez”.

El mesonero, que estaba parado escuchando a Cinthya, coloca la botellita de agua Evian y el café negro y dice: “Permiso para aplaudirla, señorita, usted no solo es la mujer más bella del mundo, sino que además, también dice las cosas más bellas”. Y se marcha aplaudiendo a Cinthya con admiración.

Sigue Cinthya arrimando palabras: “Dice mi padre que si tú le preguntas a Ramos Allup por el 13 de septiembre de 1941 se le olvidó esa fecha, porque ahora él tiene sus fechas personales que son más importantes, ese 15 de agosto de 2004, el día de la búsqueda de las pruebas del gigantesco fraude del referéndum, y este 5 de julio que se cumplen seis meses de su memorable discurso de toma de posición como presidente -gracias a Julio Borges- de la Asamblea Nacional, y que el diario El Nacional disfrutó colocando en primer página a ocho columnas: ‘Tenemos seis meses para salir de Maduro’. Ahora dice que ‘ese copy wraiter no es mío’, es decir, no habla para el pueblo, habla para la gente que está en la embajada de Estados Unidos, que no hay que olvidar que le prestaron un vehículo para llevarlo a la Asamblea Nacional ese mismo día”.

Se detiene Cinthya y toma agua. Un chamo que pasa cerca saca su celular y se acerca y le pregunta: “¿Me puedo tomar un selfie con usted?”. Después que se toma la foto, el chamo dice: “La bomba que me voy a dar con mis amigos cuando les muestre a la mujer más bella del mundo”. Y se marcha.

Vuelve Cinthya: “En la casa estamos gozando con la gira turística de Henriquito. Cuando mi padre vio la foto de Macri con Henriquito dijo: ‘Ramos Allup debe estar muy molesto, porque Capriles se fue a entrevistar con Micro’”.

@RobertoMalaver

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve