Memorias / Noticias

25.Oct.2016 / 09:42 am / Haga un comentario

Manuel Gual

Prensa PSUV.- Manuel Gual, patriota venezolano, revolucionario y afanado luchador por la independencia y la República, murió envenenado por un esbirro de los colonialistas en Trinidad, el 25 de octubre de 1800.

Gual nació en La Guaira, a mediados del Siglo XVIII. Fue educado en las milicias de su pueblo natal, donde su padre era comandante de la plaza, llegando al grado de capitán.

Junto a todo tipo de mercancías que llegaban al puerto, a Gual sólo le interesaba una: los libros que venían en secreto desde la Europa de entonces revolucionaria. Es así que el capitán se sumergirá en las lecturas de D’alembert, Rousseau, Montesquieu, Locke, Voltaire y otros representantes del pensamiento liberal republicano. La idea de derrocar a los representantes de la monarquía española e instalar una república independiente, maduraba y se fortalecía.

En 1797, hizo amistad con José María España, otro liberal forjado en la masonería. Juntos prepararon el plan para derrocar al gobierno colonial y establecer una república. Celebraron varias conferencias en la casa de España en Macuto, madurando la conspiración. Pero fueron descubiertos, viéndose obligados a escapar al extranjero.

Manuel Gual fue nombrado comandante en jefe del Ejército Revolucionario del Pueblo Americano, y fue encargado de elaborar el plan de acción para derrocar a las autoridades españolas. Descubiertos estos planes por la delación de uno de los miembros de la sociedad secreta, los colonialistas actuaron con premura, desatándose una implacable persecución contra todos los implicados en la conspiración. De los acusados, unos fueron condenados a prisión, otros deportados, y un grupo sentenciado a la horca.

Luego de huir hacia las islas del Caribe, Gual intentará armar un ejército de liberación, a fin de invadir Venezuela e independizarla. El 12 de julio de 1799 escribe a Miranda, a quien le confiesa sus intenciones para la independencia de Venezuela, y Miranda en respuesta lo recomendó al gobierno inglés, para brindarle toda clase de ayuda.

Gual permaneció en Trinidad. Mientras que José María España intentaba otra revolución, y acabó colgado y descuartizado en La Guaira. Una vez enterado el gobierno español de las andanzas de Manuel Gual y dispuesto a callarlo para siempre, contrató los servicios de un asesino, el cual se valió del veneno para acabar con el rebelde el 25 de octubre de 1800.

Con su muerte, la conspiración había sido detenida, pero la lucha por la igualdad y la independencia en la América recién comenzaba.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve