Eduardo Piñate / Opinión

29.Jun.2015 / 02:03 pm / Haga un comentario

3.162.400 es el número de venezolanas y venezolanos que participaron el domingo en las elecciones primarias del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Realmente son un poco más, porque para el momento en el que el 1er. vicepresidente del partido Diosdado Cabello hizo públicas tales cifras, todavía quedaban por escrutar los dos circuitos del estado Delta Amacuro y uno del estado Portuguesa.

Demoledora cifra, aplastante cifra, que dice mucho del talante democrático del pueblo venezolano y de nuestro partido.

La cantidad de personas, militantes del PSUV y no militantes del partido, que sufragaron este domingo 28 de junio, representan la primera victoria revolucionaria en la ruta hacia el contundente e inapelable triunfo en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre. Para la MUD es el preludio de su derrota. La dirección nacional del partido se impuso como reto lograr una gran movilización en estas primarias y ese desafío lo superamos ayer.

Pero el análisis también nos indica otras cosas:

1) El presidente obrero Nicolás Maduro y toda la dirección nacional del PSUV, siguiendo el ejemplo legado por el Comandante Supremo Hugo Chávez, “se la jugó con las bases”, no sólo las bases militantes de nuestro partido, se la jugó con las bases de todo nuestro pueblo. Algunos, desde una supuesta pulcritud principista de izquierda, salieron a criticar que el PSUV permitiera que en las elecciones primarias para elegir sus candidatos y candidatas a la Asamblea Nacional votaran todos los inscritos en el CNE, porque se podía “infiltrar” la derecha y contaminar los resultados. La decisión expresada en los candidatos electos y las candidatas electas desmienten la errada aseveración.

2) La derecha imperialista y antidemocrática (o sea, toda la derecha) apostó a una escasa participación para que no quedara en evidencia el vacío que le hicieron las bases opositoras en sus primarias del 17 de mayo. “Se pelaron de medio a medio” dirían nuestros abuelos y abuelas, esos 3.162.400 votos en 84 circuitos (recuerden que faltan 3) contrastan con los menos de 500.000 de ellos en 34 circuitos. La soledad no es compañera de la revolución, ella viaja siempre con la contrarrevolución. La revolución siempre marcha en medio de masas conscientes, movilizadas, unidas, en torno a su vanguardia que edifican la sociedad nueva, la sociedad socialista.

3) Creyeron que doblegarían al pueblo con la guerra económica y sus efectos, con el incremento del accionar de las bandas criminales paramilitares pagadas por ellos, y salieron derrotados; el pueblo se irguió y salió a votar demostrando que quiere paz y estabilidad.

4) Efectivamente, el imperialismo desató la guerra total contra la Revolución Bolivariana para destruirla a corto plazo y ha fracasado hasta ahora en ese empeño. La guerra económica en sus distintas formas, junto a la utilización de bandas criminales financiadas con drogas y dólares por el fascismo, articuladas con el paramilitarismo de Colombia y de aquí, magnificadas en su accionar perverso por la canalla mediática nacional e internacional, tienen como propósito reducir la base de sustentación popular de la revolución y desgastar nuestras fuerzas para obtener –de no poder derrocarnos antes- la mayoría en la Asamblea Nacional y desde allí producir un golpe parlamentario contra el presidente constitucional de Venezuela Nicolás Maduro. La movilización de votantes producida a favor del PSUV y la revolución indica que ayer de verdad hubo un voto castigo, pero contra la contrarrevolución, contra la burguesía y el imperialismo.

5) La victoria en las primarias del partido realizadas el 26 de junio con todo lo importante que es, no quiere decir que ya tengamos ganadas las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre. Es muy importante tener conciencia de las proporciones de esta victoria para evitar el triunfalismo. Todo apunta a una contundente, inapelable, aplastante victoria, de la Revolución Bolivariana que nos dará una sólida mayoría en la Asamblea Nacional, pero tenemos que trabajar duramente para convertir ese “todo apunta”, que es potencial, en una realidad concreta en las máquinas de votación.

6) Se requiere entonces, estrechar la unidad de nuestras fuerzas, más allá de las fronteras del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), unidad en todas las organizaciones sociales y partidistas del Gran Polo Patriótico Simón Bolívar (GPP), en todo el pueblo chavista y en todos los venezolanos y las venezolanas decentes que quieren la paz y la estabilidad. Es la unidad de todo el pueblo en torno al proyecto socialista, bolivariano y chavista, que es el único que nos garantiza esos atributos: paz y estabilidad.

7) El presidente obrero Nicolás Maduro nos trazó la ruta para la victoria del 6 de diciembre, cuya primera tarea fueron las primarias que realizamos ayer y son nuestra primera victoria en ese camino. Ahora debemos obtener triunfos en cada una de esas tareas: Lograr la alianza perfecta a nivel nacional de todas las organizaciones que conformamos el Gran Polo Patriótico Simón Bolívar; derrotar la guerra económica y a la violencia criminal de las bandas delictivas y paramilitares; desarrollar el debate esclarecedor con todo nuestro pueblo, en cada espacio concreto, con la movilización y el contacto directo permanente y, finalmente, conseguir que cada UBCH esté preparada para garantizar esa victoria de las parlamentarias del 6 de diciembre en su ámbito social y territorial de acción.

8) Nuestro llamado entonces a todo el pueblo venezolano y a sus fuerzas de vanguardia, comenzando con el PSUV; vamos a sostener la movilización, la presencia en las comunidades, centros de estudio y de trabajo, el debate con todo el pueblo, levantando con la propaganda y la agitación las banderas del socialismo bolivariano y chavista del siglo XXI; vamos a afinar la organización en todos los niveles, desde el nacional hasta las organizaciones de base. Vamos hacia la victoria del 6 de diciembre para defender la obra de la revolución, el legado del Comandante Supremo Hugo Chávez y profundizar la revolución bajo el liderazgo del camarada Nicolás Maduro.

Caracas, 29 de junio de 2015

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve