Eduardo Piñate / Opinión

2.Nov.2015 / 10:41 am / Haga un comentario

El pasado 26 de octubre, en el marco de la firma del documento de compromiso de respeto a los resultados electorales, el Presidente Obrero Nicolás Maduro denunció que la oposición venezolana y el imperialismo preparan un golpe de Estado contra el gobierno revolucionario en ocasión de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre. Conviene a todas las fuerzas populares y revolucionarias de Venezuela, Nuestra América y el mundo, tomar muy en serio las denuncias del camarada presidente, pues existen evidencias más que suficientes para hacerlo. Veamos:

1.- Durante todo este año la oposición venezolana se ha dedicado a tratar de desprestigiar al Consejo Nacional Electoral (CNE) como órgano rector de nuestros procesos electorales. Esto lo han acompañado durante los últimos dos meses de supuestas encuestas que los darían como ganadores a ellos. Es una maniobra orientada a deslegitimar al árbitro del proceso electoral (el CNE) y a los resultados que anuncie el 6 de diciembre cuando culmine la jornada de votaciones, si esos resultados no los favorecen.

Esta es la típica conducta del oposicionismo de ultraderecha en Venezuela que no reconoce los resultados electorales y genera violencia y muerte; eso hizo en abril de 2013 cuando Henrique Capriles Radonzki desconoció la victoria del presidente Maduro y convocó a la violencia foquista que dejó 11 muertos –incluyendo 2 niños que celebraban la victoria de Maduro-, cientos de heridos y miles de millones de bolívares en pérdidas materiales. Apenas dos meses después de la contundente victoria de la revolución en las elecciones municipales y de alcaldes de diciembre de 2013, llamaron a “La Salida”, con saldo de 43 muertos, la gran mayoría asesinados por bandas fascistas, miles de heridos y grandes cantidades en pérdidas materiales.

Esta vez –igual que las anteriores- se niegan a firmar el compromiso al que convoca el CNE y afirman que sólo reconocerán el resultado si son iguales a sus datos, con semejante despropósito pretenden ser jueces y parte, contendores y árbitros al mismo tiempo. Mayor conducta anti democrática es difícil encontrar en algún sector político que no sea la derecha fascista venezolana asociada al imperialismo estadounidense.

2.- Esta semana volvió a saltar a la palestra el general John Kelly, Jefe de la IV Flota de los EEUU que opera en nuestro continente, estaba inactiva desde 1950 y fue reactivada hace pocos años para amenazar a Venezuela y otros procesos políticos soberanos en América Latina y el Caribe. Kelly con sus declaraciones no sólo agrede a Venezuela y se mete en nuestros asuntos internos; como dice el presidente Maduro, un general gringo no es un analista u opinador, los generales gringos dan órdenes y con sus declaraciones el general Kelly está ordenando a la derecha fascista venezolana que pase a la acción, que cuente con el apoyo de su gobierno y la fuerza que comanda. En su leída columna de los domingos dice Eleazar Díaz Rangel: “…Hace poco Kelly volvió con sus declaraciones y dijo estar dispuesto a prestar ayuda si los venezolanos la necesitan, y un hombre como Thomas Shannon, considerado como propicio al diálogo, declaró en una comisión del Senado que lo evalúa como posible embajador aquí, les dijo que todo dependía de los resultados electorales, si estas resultan confiables y sin ¿manchas?, todo seguirá bien encaminado, pero…de manera que si la MUD no reconoce esas elecciones, ¿esa será la guía para Washington?” (Díaz Rangel, Eleazar. “Peligros de Golpe” Ultimas Noticias. 1 de noviembre de 2015. P. 8.). Razón tiene el presidente Maduro de ordenar la activación de los planes anti-golpe y, agregamos nosotros, profundizar la preparación y el equipamiento combativo de nuestras fuerzas militares y cívico-militares para enfrentar y derrotar la agresión imperialista si llegara a materializarse.

3.- La ultraderecha está incrementando las acciones terroristas, concentradas por ahora en el sabotaje al servicio eléctrico y la violencia paramilitar articulada también a bandas y grupos delictivos. El ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica denunció recientemente que se han producido más de 18 acciones de sabotaje al sistema eléctrico en los últimos meses y el sábado 31 de octubre escribió en su cuenta twitter @LMOTTAD: “Camaradas! Hoy sabotearon el juego entre Tiburones y Tigres en el Universitario y el del Magallanes en Valencia…Buscan el malestar ALERTA”. O sea, que atacan el béisbol profesional venezolano, uno de los principales pasatiempos de los venezolanos, si no el primero, para profundizar la irritación que ya ocasionan con la guerra económica contra el pueblo.

4.- En el contexto descrito hasta aquí, la oposición venezolana no está haciendo campaña electoral, sus candidatos y candidatas no se ven sino por twitter, su propaganda es casi inexistente. Carcomidos por sus contradicciones y peleas internas, lo que los une es el odio a Chávez y al chavismo y el mando único que tienen en el Departamento de Estado y el Departamento de Defensa de los EEUU.

5.- Los imperialistas del mundo, encabezados por los de EEUU, la burguesía de Venezuela con sus aliados en el continente y el planeta y los partidos de derecha que le sirven, apostaron que una vez muerto Chávez la revolución se derrumbaba en pocos meses; se equivocaron y vamos para tres años con el Presidente Obrero Nicolás Maduro y el pueblo, avanzando hacia el socialismo. No creyeron una gran verdad: “Todos somos Chávez”. Desde entonces intensificaron las acciones de guerra contra la revolución para derrocar al gobierno y destruir la Revolución Bolivariana.

En este momento intensifican aun más la actividad contrarrevolucionaria debido a las medidas correctas que ha tomado el presidente para defender al pueblo venezolano, entre ellas el cierre de la frontera con Colombia y el estado de excepción en los municipios fronterizos, que paró la hemorragia de productos venezolanos que se iba por el contrabando de extracción y puso un freno a la invasión paramilitar desde Colombia; acompañadas de las medidas de aumento del salario, el ticket de alimentación y la reforma de la Ley Orgánica de Precios Justos, para defender el ingreso y la capacidad de compra de los trabajadores y las familias de Venezuela.

6.- Ante las amenazas denunciadas por el compañero presidente Nicolás Maduro, la respuesta correcta del pueblo es cerrar filas alrededor de su liderazgo y la dirección político-militar de la revolución, incrementando nuestra unidad de pueblo combatiente por la libertad y vanguardia de la lucha por la independencia en el continente, estrechando la unión cívico-militar, organizando las fuerzas sociales y políticas de la revolución y extendiendo, ampliando nuestra movilización, nuestra presencia permanente en la calle.

Con la firmeza y la combatividad de los hijos e hijas de Bolívar y Chávez, seguimos venciendo!!!

Caracas, 1 de noviembre de 2015

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve