Antonia Muñoz / Opinión

17.Jun.2015 / 02:08 pm / Haga un comentario

El título de este artículo debió ser: EXIIJIMOS UNA EXPLICACIÓN; sin embargo desistimos porque el mismo lucía muy autoritario. Antes de adentrarnos en el tema de hoy, queremos reconocer nuestra debilidad en materia económica, y aún más en el área bancaria y cambiaria. Sin embargo, abordamos este espinoso asunto porque nos luce muy extraño que en Cúcuta y en Bogotá el valor del cambio del Bolívar en relación al peso sean tan diferentes. De acuerdo a la práctica diaria, al parecer es perfectamente normal y no produce ninguna alarma, el hecho que alguien pueda cambiar un Bolívar por 13 pesos en Cúcuta, y el mismo día en Bogotá, el cambio sea de 207 pesos por Bolívar. Todo indica que no es para alarmarse que en un mismo día el Bolívar en Cúcuta valga 16 veces menos que en Bogotá. Aún más, hay días que en Cúcuta han puesto al Bolívar a valer un promedio de 30 veces menos que el peso. Así ocurrió el día que según Dólartoday, el dólar paralelo cruzó la barrera de los 400 bolívares. Seguros estamos que la oposición venezolana despachará el asunto, achacándole la disparidad del valor del cambio Peso/ Bolívar entre Cúcuta y Bogotá, a la mayor presión o demanda sobre el Bolívar en la frontera.

Ciertamente en Cúcuta hay mayor demanda de Bolívares que en Bogotá, pero la verdadera razón de la brecha tan abismal en el valor del cambio Peso/ Bolívar, es para lograr con menos pesos poder comprar mayor cantidad de bolívares, para multiplicarlo rápidamente en Bogotá y así alimentar las finanzas de los bachaqueros y contrabandistas que necesitan bolívares para seguir saqueando y desangrando a Venezuela con la compra de productos subsidiados y regulados. El profesor Augusto Medina (www.la nación.com.ve) explica muy bien cómo ocurren los milagros fiduciarios en Colombia, con el siguiente ejemplo: “un amigo fue a Cúcuta con Bs. 5000 y al cambio de 13 Pesos/ Bolívar le dieron 65.000 pesos. Cuando las casas de cambio registradas oficialmente en Colombia llevan esos Bs.5.000 al Banco de la República de Colombia, que para ese día estaba cotizando a 207 pesos/ Bolívar, los Bs. 5000 le reportan a la casa de cambio 1.035.000 pesos (Bs. 5000x 207 pesos/Bs.) los cuales traídos nuevamente a la Casa de Cambio en cuestión, pueden ser convertidos en Bs. 79.615 (1.035.000 pesos/ 13 Pesos/Bolívar). La obra la hemos llamado: “DE CÓMO BS. 5000 SON CONVERTIDOS EN BS. 79.615 EN LA RUTA BANCARIA CÚCUTA- BOGOTÁ-CÚCUTA.

Por la misma razón, es que los billetes de a 100 lo compran en la frontera con Cúcuta como pan caliente. Es tanta la avidez por el papel moneda venezolano, que en un abrir y cerrar de ojos en una transacción en la frontera compran los billetes de 100 por 140. Podría decir alguien, y, ¿Para qué trabajar? Vendiendo Bolívares en la frontera cualquiera se hace un buen sueldo. Adicionalmente uno tendría que preguntarse, ¿Y qué negocio tan lucrativo es ese que permite pagar tan altos intereses? La respuesta puede ser: el narcotráfico; sin embargo, también produce altos dividendos la reventa en Colombia a precios usureros de los productos venezolanos comprados a precios subsidiados o regulados por el Gobierno Bolivariano ¡¡Por eso es que necesitan que el diferencial cambiario entre el Peso y el Bolívar sea abismal!! Por eso es que en Cúcuta debilitan al Bolívar frente al peso. Todo este retorcido procedimiento contribuye a profundizar la escasez de bienes en Venezuela, y por supuesto, a disparar la inflación. Si esto fuera legal, les podemos asegurar que es antiético, inmoral e injusto; sobre todo cuando tal acción proviene de una nación hermana y bolivariana. ¿Será que no se puede hacer nada por aquello de la buena vecindad y de mantener la paz en la frontera? Por supuesto que no debemos “morder el peine” de un conflicto entre hermanos y vecinos; sin embargo, creo que urge la intervención de la diplomacia o un encuentro de presidentes, para amistosamente aclarar con el Presidente Santos si por respeto a la memoria del presidente Chávez, todavía se mantiene aquello “de el nuevo mejor amigo”.

Dolartoday y su manipulación del llamado dólar paralelo es parte de este periplo de la manipulación de nuestro signo monetario que tiene como objetivo, debilitar el bolívar para desangrar con más facilidad al país, mantener la escasez, subir la inflación y desesperar a las y los venezolanos para sacar dividendos políticos a favor de la oposición. Por falta de espacio, dejaré este capítulo de la conspiración para la próxima semana. CHÁVEZ VIVE. LA LUCHA POR LA PATRIA SIGUE¡¡

Guanare, miércoles 17 de junio de 2015.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve